Read: Fuego Arrasador - Las Artes Escenicas en los circulos de estudio










FUEGO ARRASADOR




LAS ARTES ESCÉNICAS
EN LOS
CÍRCULOS DE ESTUDIO






Para Institutos de Formación










Versión de Prueba








En esta Quinta Época de la Edad Formativa de la Fe Bahá’i en el que se acelera de maneras insospechadas el proceso de entrada por tropas como preludio a inminentes conversiones en masa en muchas partes del mundo, cobran una importancia especial en nuestro trabajo las artes, y muy particularmente las Artes Escénicas (o Artes Dramáticas: Performing Arts: Música, Drama, Danza):
“... se les pide a los amigos que ... dediquen más atención al uso de las artes, no sólo para la proclamación, sino también para el trabajo de expansión y consolidación. Las artes gráficas y dramáticas... han desempeñado, y pueden seguir haciéndolo, un papel muy destacado en permitir que se extienda la influencia de la Causa... Shoghi Efendi tenía depositadas grandes esperanzas en las artes como medio para atraer la atención hacia las Enseñanzas: ‘LA CAUSA LLEGARÁ A DIFUNDIRSE COMO UN FUEGO ARRASADOR CUANDO SU ESPÍRITU Y ENSEÑANZAS SEAN REPRESENTADOS COMO UN TODO EN EL ESCENARIO... EL ARTE PUEDE DESPERTAR TAN NOBLES SENTIMIENTOS MEJOR QUE EL FRÍO RACIOCINIO, ESPECIALMENTE ENTRE LAS MASAS’” (21 de abril de 1996, de la Casa Universal de Justicia a los bahá’ís del mundo)
Es evidente el papel destacado que los artistas de nuestras comunidades pueden desempeñar en esta misión. Pero tal vez sea menos evidente para nosotros, que es a nivel de los procesos de Instituto, en los Círculos de Estudio, en la misma base de la comunidad, donde el uso de las artes escénicas puede ser más impactante, eficiente y de profundo efecto transformador, estrechamente vinculado a la Palabra Creativa de Bahá’u’lláh.
En esta área, al igual que en todo nuestro trabajo de tutores, nuestra filosofía educativa se basa en las palabras de Bahá’u’lláh: “Considerad al hombre como una mina rica en gemas de valor inestimable; solamente la educación puede hacerle revelar sus tesoros y permitir a la humanidad beneficiarse de ellos.” Esas gemas de valor inestimable ciertamente incluyen la capacidad de expresión artística creativa, colectiva e individual. Postulamos que todos somos potencialmente artistas y es a este nivel participativo, comunitario, de las artes escénicas: música, drama y danza, que se dirige el presente curso. Su objetivo es equipar a los tutores, jóvenes de año de servicio, maestros de clases de niños, recurso humano en general que los Institutos están formando, con los conceptos pertinentes derivados de los Escritos y algunas estrategias concretas para integrar las artes de un modo sistemático entre sus herramientas para hacerles revelar a todos los participantes de sus Círculos, esos tesoros latentes. No con el ánimo de formar artistas, sino para hacer su trabajo más fácil, divertido y efectivo en pro de la transformación individual y colectiva que es el objetivo mismo de los Círculos de Estudio.
Al hablar de Círculos de Estudio, vale tener presente las dimensiones trascendentales que éstos han tomado en nuestros días: “El énfasis que la Casa Universal de Justicia ha dado a los Círculos de Estudio no es una medida pasajera pensada para esta etapa en la evolución de la Fe, sino que ha de ser una educación permanente que los bahá’is han de recibir desde su infancia hasta su muerte, por un período de no menos de mil años.” (Consejero Hervé Masrour) En consecuencia, el término Círculos de Estudio cobija las clases de niños, los grupos prejuveniles, los grupos de jóvenes y todas las modalidades de educación sistemática que el proceso de Instituto haya elaborado o elabore en el futuro.




















Contenido:




Música .................................................................................. p 5
Drama ................................................................................... p 22
Danza ................................................................................... p 32

































M U S I C A































Contenido Página

Lección uno: La importancia de la música........................................ 7
.
Lección dos: Música buena, neutral, mala....................................... 8

Lección tres: ¿Música bahá'i?.......................................................... 10

Lección cuatro: Unidad en diversidad................................................... 11

Lección cinco: Música comunitaria..................................................... 12

Lección seis: Música sacra............................................................... 13

Lección siete: Cultura y religión......................................................... 14.

Lección ocho: En todas las reuniones bahá’ís................................... 17

Lección nueve: Un instrumento de enseñanza.................................... 18

Notas.................................................................................................... 21


























LECCIÓN UNO: LA IMPORTANCIA DE LA MÚSICA


“En esta Causa, el arte de la música es de importancia vital.” (1) Abdu'l-Bahá

Consultemos:
1. ¿En qué causa tiene la música una importancia vital?
2. ¿Qué significa la expresión “importancia vital”?
3. ¿Por qué crees que la música es tan importante para los bahá'ís?
4. En tu comunidad bahá'í, ¿se usa la música? ¿No? ¿Sí¿ ¿Cómo?

En la Fé Bahá'í la música tiene un rango tan importante, que Baháu'lláh mismo le dedica un párrafo en Su Libro Más Sagrado, el Kitab-i-Iqan, que contiene Sus Leyes para toda la humanidad para los próximos mil años al menos!

“En verdad, hemos hecho de la música una escalera para vuestras almas, un medio por el cual puedan ascender al dominio en lo alto. Por tanto, no hagáis de ella alas para el yo y la pasión.” (2) Bahá'u'lláh

Analicemos la cita:
1. ¿Quién ha hecho de la música una escalera para nuestras almas?
2. ¿Para qué parte de nuestro ser ha destinado Dios la música?
3. ¿Qué significa “ascender al dominio en lo alto”?
4. ¿Qué es lo que debe elevarse a los mundos espirituales por medio de la música?
5. Por una escalera podemos ascender o descender, subir o bajar. Si elegimos mala música, ¿qué pasará con nuestras almas?
6. ¿Qué significa la expresión “alas para el yo y la pasión?
7.¿Cómo puede la música convertirse en alas para el yo y la pasión?


Completa la cita:

“En verdad, hemos hecho de la ______________ una ________________ para vuestras ____________, un medio por el cual puedan ________________ al dominio en lo __________. Por tanto, no __________ de ella __________ para el yo y la ____________.

Memoriza la cita.








LECCIÓN DOS: MÚSICA BUENA, NEUTRAL Y MALA

En la lección anterior aprendimos que la música es un medio que puede ser utilizado para el bien o para el mal. Es una escalera por la que nuestras almas pueden elevarse o rebajarse. Bahá'u'lláh espera de nosotros “que el hombre debería conocerse a sí mismo y reconocer lo que conduce a la sublimidad o a la bajeza...” (3) Hoy, gracias a los avances tecnológicos en los medios y las telecomunicaciones, nos llega más música de toda clase que nunca antes. Crece, pues, nuestra responsabilidad de seleccionar.

Dibujemos una escalera en una casa: primer piso, segundo piso, tercer piso para arriba, al sótano para abajo.





Al nivel del suelo le asignamos un valor neutral: 0.
A los niveles del primer, segundo y tercer piso, les damos un valor positivo: +.
Al nivel subterráneo, le damos un valor negativo: -.
Cualquier música que escuchamos o cantamos o tocamos, cae en uno de estos tres valores. Es decir, que o es música buena (+) que eleva nuestro espíritu, o es neutral (0) que no nos edifica pero tampoco nos hace daño, o es mala (-) que pone en peligro la salud de nuestras almas.
¿Cómo saber distinguir? ¿Podemos decir que algún género musical en sí es bueno o malo? ¿El rock, la salsa, el reggae, la balada, la música pop, el vallenato, son buenos o malos? ¿La música propia o la música foránea? ¿El folklore de los pueblos?
No son los géneros que determinan el valor de la música. Es la calidad artística de la forma y sobre todo, la naturaleza del contenido lo que cuenta. Es decir: ¿qué dice? y ¿cómo lo dice? Abdu'l-Bahá nos da una pista:
”La canción que recién hemos escuchado fue muy hermosa en melodía y palabras.” (4)

Es entonces la forma artística y el mensaje de las palabras que es nuestra balanza para pesar toda la música que escuchamos o hacemos.

Discusión en grupo: pongan a escuchar al azar cualquier música que se puede sintonizar en ese momento en las emisoras de radio de su localidad. Analicen juntos: ¿cómo son sus melodías? ¿qué dicen las letras? ¿a cuál categoría pertenece: positiva, neutral o dañina?


Mucha de la música comercial que nos llega por los medios masivos de comunicación reflejan una mediocridad artística:
“Me parece que el sentido del buen gusto de la gente, lamentablemente, ha sido penosamente afectado por la fiebre de la negligencia y la insensatez, pues se encuentran completamente inconscientes y privados de la dulzura de Su prolación.” (5) Bahá'u'lláh.

1. ¿En qué condición se halla el sentido del buen gusto de la mayoría de la gente hoy?
2. ¿Cuál es la causa del mal gusto generalizado?
3. ¿A qué se refiere Bahá'u'lláh con la frase “Su prolación”?

Por otro lado Shoghi Effendi nos exhorta, sobre todo a los jóvenes: “Tal vida casta y santa, con sus implicaciones de modestia, pureza, temperancia, decencia y mentalidad clara, comprende no menos que el ejercicio de la moderación en todo lo que concierne al vestido, lenguaje, entretenimiento y todos los pasatiempos artísticos y literarios... Condena la prostitución del arte y la literatura.” (6) La Casa Universal de Justicia aclara que por “prostitución del arte y la literatura entendemos el uso del arte y de la literatura para fines de degradación.”

¿Podríamos dar algunos ejemplos de esa prostitución de las artes en nuestro medio? Consultemos.

En algunas comunidades religiosas se considera que la alegría y la música van en contra de la piedad y la espiritualidad. Bahá'u'lláh en Su Libro de Leyes nos libera de tales restricciones fanáticas:
“Hemos hecho que sea lícito para vosotros escuchar música y canto. Sin embargo, cuidad que el escucharlos no os haga traspasar los límites de la decencia y la dignidad. Que vuestra alegría sea la alegría que nace de Mi Más Grande Nombre, un Nombre que trae arrobamiento al corazón y llena de éxtasis la mente de cuantos se han acercado a Dios.” (7)


Completa las frases:
1. Dios nos _______________ escuchar música.
2. Debemos conservar nuestra ____________________ y ______________________ cuando escuchamos música.
3. Debemos regocijarnos por amor al _______ ______________ ____________ .
4. Cuando entregamos nuestro corazón y mente completamente a Dios, nos llenamos de ______________________ y ____________________________ .

Memoriza la cita.







LECCIÓN TRES: ¿MÚSICA BAHÁ'Í?


Antes de seguir en esta lección, consulten entre todos: ¿existe música bahá'í?
Sí ___ No ___

Escuchemos la guía de Shoghi Effendi al respecto:
“La música, como una de las artes, es un desarrollo cultural natural y el Guardián no cree que debiera existir ningún tipo de cultivación de 'música bahá'í', del mismo modo que no tratamos de desarrollar un tipo de escuela bahá'í de pintura o de escritura. Los creyentes deben pintar, escribir y componer de acuerdo a su propio talento. Si se compone música incorporando las Escrituras Sagradas, los amigos pueden hacer uso de ella, pero no debe nunca considerarse como una obligación el tener tal música en las reuniones bahá'ís. Cuanto más alejados se mantengan los amigos de cualquier tipo de formas establecidas, tanto mejor, pues deben comprender que la Causa es de carácter absolutamente universal y lo que pudiera parecer un bonito complemento en su modo de celebrar una Fiesta, etc., podría quizás parecer un sonido desagradable a los oídos de personas de otros país, y viceversa. En tanto que practiquen la música como tal está bien, pero no deben considerarla música bahá'í.” (8)
“Creemos que en el futuro, cuando el espíritu bahá'í haya transcendido al mundo y haya cambiado profundamente a la sociedad, la música será afectada por ese espíritu; pero no existe música bahá'i como tal.” (9)

Completa las frases:
1. Los diversos pueblos, las diferentes culturas, han desarrollado muy diversas formas de música; esto es el significado de la frase: la música es un _____________ ____________ ____________ .
2. Bahá'u'lláh ha venido absolutamente para todos los pueblos, razas, naciones del mundo entero; esto es el significado de la frase: la Causa es de ______________ ___________ ___________

3. No debemos imponer en nuestras reuniones un estilo obligatorio de ___________ __________
4. No existe ______________ ___________ como tal.


Consultemos juntos: ¿qué clase de música les gusta escuchar a los amigos en las reuniones bahá’ís en vuestra región, comunidad, localidad? ¿Qué clase de música, en cambio, les parecería como ‘sonidos desagradables’?







LECCIÓN CUATRO : UNIDAD EN DIVERSIDAD


Aunque a la luz de las palabras de guía de Shoghi Effendi los amigos son libres de cultivar cualquier música que sus talentos permitan, también hay indicaciones en los Escritos que el punto de partida en cada región debe ser la música tradicional propia, el folklore y la música popular:

“La música... se ha desarrollado como una expresión del pueblo.” Shoghi Effendi (10)
“Por lo que respecta al arte popular, tal faceta admite ser cultivada en todas partes del mundo, sea en aldeas, pueblos o ciudades.” La Casa Universal de Justicia (11)
“Es ahí, en el corazón mismo de su cultura, que el proceso de transformación de un pueblo comienza.” Centro Internacional de Enseñanza (12)

1. Hagan una lista de las formas folklóricas y populares de música de su región.
2. Canten juntos la música típica de su región que más les guste.
3. Si provienen de distintas partes, enséñense unos a otros algo de su folklore.

Los bahá'is debemos apreciar y preservar nuestra propia identidad cultural:

“Naturalmente debería animarse a los bahá'ís a que conserven su identidad cultural heredada, en la medida en que las actividades no contravengan los principios de la Fe. La perpetuación de tales características culturales es una expresión de la unidad en diversidad.” La Casa Universal de Justicia (13)

Consultemos:
1. ¿Qué entendemos por nuestra identidad heredada?
2. Al hacernos bahá'ís, ¿debemos romper con todas las tradiciones y costumbres de nuestros padres y abuelos?
3. ¿Hay algunas costumbres y tradiciones de nuestros mayores que definitivamente NO debemos continuar? Nombra algunos ejemplos:
4. Perpetuar quiere decir __________________________________.

Al hacernos bahá'ís seguimos perteneciendo a nuestro propio pueblo, etnia, nación y asumimos con respeto y amor nuestra propia identidad cultural. Pero al mismo tiempo también entramos a formar parte de una hermandad de todos los demás pueblos, etnias, naciones de la tierra. Debemos aprender a respetar y amar la cultura de otros también, a la par con la nuestra.

“La meta de toda comunidad bahá'í es la preservación de la diversidad cultural étnica en el contexto de una interacción armoniosa e igual.” Craig Loehle (14)

1. Preservar quiere decir ____________________________ .
2. La gran variedad de la música de los distintos pueblos y razas es parte de la ___________ _____________ _________________ y debemos protegerla.
3. Interacción es dar y recibir. Si no tenemos nada que dar, ¿cómo podemos interactuar, intercambiar con otros?
4. La música de mi región es mejor que la del vecino. Verdadero___ Falso___
5. La música del país X es superior a la nuestra. Verdadero___ Falso___






LECCIÓN CINCO : MÚSICA COMUNITARIA


La música tiene dos niveles:
la música comunitaria en la que absolutamente todos podemos participar; y
la música de especialistas o artistas que tienen talentos y estudios musicales especiales.
Ambos niveles son importantes y necesarios para la comunidad bahá'í. Sin embargo, como la música comunitaria es la base para el surgimiento de los especialistas, y como la participación universal es uno de los principios de nuestra Fe, y como aún no tenemos artistas en todas nuestras comunidades, por todas estas razones dedicaremos más atención a la música comunitaria.

Para hacer uso de la música en todos los eventos bahá'ís, no debemos depender de la presencia o ausencia de artistas entre nosotros. Todos somos artistas, todos somos músicos. La música es un don de Dios para cada ser humano y Dios nos ha provisto a todos con instrumentos musicales: nuestro propio cuerpo, la voz, las palmas, los pies. Y nuestro entorno abunda en objetos que pueden servir de instrumentos musicales improvisados, desde una hoja de laurel hasta un tanque plástico de agua.

Desde los tiempos de la Edad Heroica, desde los tiempos del Báb, Bahá'u'lláh y Abdu'l-Bahá, la forma colectiva de expresar nuestra Fe en música ha sido estimulada por los mejores maestros.

En los tiempos de Bahá'u'lláh había un creyente y maestro destacado en Persia, Mirzá Abbás, conocido como Qábil. “Era un creyente muy firme y entusiasta, poeta de talento notable, maestro de extensa reputación, y sobre todo muy devoto a Bahá'u'lláh. Su espíritu entusiasta y su profundo amor por Bahá'u'lláh alegraba y levantaba los ánimos de los creyentes por dondequiera que iba. Se reunían para escucharlo, y siempre que las circunstancias lo permitían, él les pedía que cantaran al unísono ciertas Tablas y poemas de Bahá'u'lláh que se prestaban para el canto colectivo, y les enseñaba a cantar juntos. Además, Qábil tenía una habilidad especial para acompañar con palmadas rítmicas sus cantos de amor y alabanza. Donde había mayor libertad, un tambor casero era acompañamiento ideal para sus canciones de amor a Bahá'u'lláh.” Adib Taherzadeh (15)

1. En la música colectiva descrita en el párrafo anterior, ¿cuál es el elemento más importante, indispensable?
2. ¿Cómo se acompañaba el canto colectivo?

Para vivenciar la fuerza de la música comunitaria y su efecto sobre nuestra propia alma, hagan el siguiente experimento:
Escojan una canción que todos conocen.
Primero, escúchenla, sentados, en una grabación (cassette, CD)
Segundo, una sola persona la canta, los demás escuchan sentados.
Tercero, la cantan todos al unísono, sentados, sin acompañamiento.
Cuarto, se ponen todos de pie, marcan el ritmo con palmadas, se mueven al compás de la música, y todos cantan juntos.
Cuarto, hacen lo mismo, pero uno o dos voluntarios acompañan el canto y las palmadas, con un tambor (verdadero o improvisado) y con unas maracas o sonajero o pandereta o una lata rellenada con piedrecitas.
Ahora reflexionen y cuenten sus experiencias: ¿en cuál de las anteriores formas de relacionarse con la música se sintieron mejor? ¿Por qué?








LECCIÓN SEIS : MÚSICA SACRA


El escalón más alto de la escalera de la música es la que podríamos llamar música sacra: es donde podemos “armonizar la música terrenal con la melodía celestial” . El punto focal de este “lazo místico que une al hombre con Dios” es la Palabra Sagrada, la Palabra de Dios, a la que los Escritos de Bahá'u'lláh y Abdu'l-Bahá frecuentemente se refieren como música, como melodía.

“Quienes reciten los versículos del Todomisericordioso con las más cadenciosas melodías percibirán en ellos aquello con lo cual jamás podrá compararse la soberanía de la tierra y el cielo. En ellos percibirán la divina fragancia de Mis mundos, mundos que hoy nadie puede discernir salvo quienes, merced a esta sublime y hermosa Revelación, han sido dotados de visión. Di: estos versículos atraen a los corazones que son puros hacia esos mundos espirituales que ni pueden ser expresados con palabras ni insinuados por alusiones.” Bahá'u'lláh (16)

Consultemos:
1. ¿Qué son los versículos del Todomisericordioso?
2. ¿Es permitido cantar las oraciones de Bahá'u'lláh o Abdu'l-Bahá?
3. Al hacer esto, podemos ________________ la divina _______________ de los mundos ________________ de Dios.
4. Nadie puede sentir estos mundos sino quienes han sido ____________ de ______
5. ¿Quiénes han sido dotados de visión?
6. ¿Los versículos de Dios atraen a todos los corazones?
7. La música (las más cadenciosas melodías) nos ayudan a percibir estos mundos espirituales mejor que solamente las ______________ y ______________________

La Palabra de Dios para hoy es Bahá'u'lláh. Abdu'l-Bahá nos exhortaba a poner música a “los poemas persas revelados por la Bendita Belleza”:

“No se encuentra lejos el día cuando a estos poemas se les ponga música de Occidente y los dulces acentos de estas cadencias alcancen el Reino de Abhá con exaltado júbilo y alegría.” (17)

¿Qué sentimiento debe caracterizar nuestra música sacra, nuestra música devocional? Exaltado júbilo y alegría, gozo y éxtasis. Debe “hacer saltar de alegría” nuestras almas!

“Haz sonar tal melodía y cadencia que cause que los ruiseñores de los misterios divinos se llenen de gozo y éxtasis.” Abdu'l-Bahá (18)
“... toca y canta las santas palabras de Dios con maravillosos tonos en las reuniones de los amigos, para que el oyente sea liberado de las cadenas de la ansiedad y la pena, y su alma salte de alegría y se humille en oración al reino de Gloria.” Abdu'l-Bahá (19)
Consulten juntos: nuestra devoción (reuniones devocionales, la parte devocional de la Fiesta de 19 Días, etc.) ¿se conforma ya a estos altos ideales de exaltado júbilo, alegría, gozo, éxtasis que nos fijó Abdu’l-Bahá? Si no, ¿qué podemos hacer para elevar el componente emocional de nuestra devoción?




LECCIÓN SIETE : CULTURA Y RELIGIÓN


La necesidad espiritual de la adoración de Dios es una característica universal del hombre, pero el modo de expresarla varía mucho según las diferentes culturas y tradiciones espirituales. A veces damos por sentado que todo el resto del mundo tiene que adorar a Dios en la misma manera que lo hacemos nosotros.

“Hay una tendencia a pensar que las culturas de otros pueblos son menos refinadas que la nuestra propia. ... Pero cuando logramos compenetrarnos con una cultura que no es la nuestra y descubrirla en su profundidad y sutileza, desarrollaremos una actitud de respeto verdadero hacia ese pueblo. En lo más profundo de cada cultura existe la veneración de lo sagrado. Los esfuerzos por hacer avanzar la Fe en las regiones rurales solo serán coronados de éxito si se identifica lo sagrado dentro de la cultura de los aldeanos y se les ayuda a dar testimonio de su alianza y lealtad a la Fe colocando a Bahá'u'lláh y Su Convenio en ese centro santificado de su universo. Es ahí, en el corazón mismo de su cultura, que el proceso de transformación de un pueblo comienza.” Centro Internacional de Enseñanza (20)

Consultemos:
1.¿Qué actitud debemos tener como bahá'ís frente a las culturas de otros pueblos?
2.¿Qué encontramos en el fondo de cada cultura?
3.¿Qué pasa si no prestamos atención a lo sagrado en la cultura de las gentes a quienes estamos enseñando?
4.¿Cuándo reconocerán a Bahá'u'lláh como suyo las diferentes culturas rurales del mundo?
5.Como maestros bahá'ís, ¿por qué debe interesarnos la cultura del pueblo al cual servimos?

Siempre debemos recordar que Bahá'u'lláh vino para todos los pueblos, todas las culturas y para los seguidores de todas las religiones, no solo de las grandes religiones del mundo sino también de las religiones llamadas tradicionales cuyos fundadores aparecieron entre pueblos que no tenían escritura. Todos deben ser ayudados a sentir y entender que la Revelación de Bahá'u'lláh es “la más elevada esencia y la más perfecta expresión” de su propia tradición espiritual:

“La más elevada esencia y la más perfecta expresión de todo cuanto los pueblos del pasado hayan dicho o escrito, ha descendido, por medio de esta potentísima Revelación, del cielo de la Voluntad del todo Poseedor, el Dios Siempre Perdurable.” Bahá'u'lláh (21)

Completa la oración:
La Fe Bahá'i es la más elevada ______________ y la más perfecta ______________
de todo cuanto los pueblos del ______________ hayan ____________ o ___________ .

Entre los seguidores de religiones no escritas las artes cobran aún mayor importancia, ya que son los medios de expresión religiosa: música, danza, drama, cuentos y leyendas, proverbios, pintura, escultura son los portadores de su teología. Los bahá'ís que provienen de estas religiones deben ser alentados a usar esas mismas artes religiosas tradicionales para dar expresión a su nueva Fe en, y su amor por, la Manifestación de Dios para nuestro Día. Particularmente deben ser estimulados a poner su estilo propio de música sacra a las palabras, poemas y oraciones de Bahá'u'lláh y Abdu'l-Bahá, desde luego en su propio idioma, ya que tales canciones, además de ser la música devocional apropiada para su entorno cultural, también son canales muy eficaces de transmitir a otros las Enseñanzas de Bahá'u'lláh. Deben entender, sin embargo, que nuestra Fe no tiene rituales, sacrificios, libaciones, estatuas, imágenes, sustancias narcóticas ni clero que intervenga entre Dios y el hombre.

1. ¿Conoces alguna de estas religiones tradicionales, no escritas, diferentes del
Judaísmo, Cristianismo, Islam, Hinduismo, Zoroastrianismo, Budismo, Sikhismo, Taoismo? ¿Cuáles?
(Nos referimos a religiones independientes, no sectas de las antes nombradas)
2. ¿Te parece bien que una oración de Bahá'u'lláh sea cantada con acompañamiento de tambores, o de flautas indígenas, o del didjeridoo de los aborígenes australianos? Explica tus razones .
3. ¿Puede la danza formar parte de una reunión devocional bahá'í o de la parte devocional de la Fiesta de 19 Días? Explica tus razones:

En caso de que hayan contestado NO a esta última pregunta, he aquí lo que la casa Universal de Justicia dice sobre el tema: “No hay objeción alguna a la interpretación de una oración en forma de movimiento o danza si el espíritu es apropiadamente reverencial, pero es preferible que no sea acompañada por la lectura de las palabras.” (22)

Para muchos pueblos del mundo la danza es parte inalienable de la devoción. También lo es un estado de elevada carga emocional: el arrobamiento, el éxtasis. Aunque ese estado de olvidarnos de nosotros mismos y de remontarnos en las alas del espíritu hacia la cercanía de Dios debe encontrar nuevas y más elevadas formas de expresión en la Fe Bahá’i, “el sagrado éxtasis de la adoración” indudablemente tiene un importante papel, un alto rango en la Revelación de Bahá’u’lláh:

“Todo el que llegue a sentir el sagrado éxtasis de la adoración rehusará trocar ese acto o cualquier alabanza de Dios por todo lo que existe en el mundo.” Bahá’u’lláh (23)


Consulten juntos sobre el significado de el sagrado éxtasis de la adoración y sus implicaciones para la manera de celebrar nuestras devociones Bahá’ís (reuniones devocionales, parte devocional de la Fiesta de 19 Días).
















LECCIÓN OCHO : EN TODAS LAS REUNIONES BAHÁ’ÍS


En nuestra vida y servicio como bahá’ís, ¿cuándo, en qué ocasiones deberíamos utilizar la música? Shoghi Effendi nos recomienda:

“El elemento de la música es, sin duda, un importante aspecto de todas las reuniones bahá’ís.” (24)

1. ¿Qué es la música para todas las reuniones bahá’ís?
2. ¿En qué clase de reuniones bahá’ís has participado?
3.¿En cuál de esas reuniones usaron los amigos la música, ya sea grabada o en vivo?

La Casa Universal de Justicia también recalca:
“En vista del hecho de que el espíritu de nuestras reuniones está tan afectado por el tono y la calidad de nuestra adoración, de nuestro sentir y aprecio por la Palabra de Dios para este día, tenemos la esperanza de que estimularán la expresión más bella posible de los espíritus humanos de sus comunidades a través de la música, entre otros modos de expresión.” (25)

1. ¿Qué factores influyen en el espíritu de nuestras reuniones?
2.¿Qué entendemos por el tono y la calidad de nuestra adoración?
3. ¿Por qué medio podemos contribuir a la expresión más bella de nuestro espíritu en las comunidades bahá’ís?

“De acuerdo con nuestras Enseñanzas, la música y las artes deben ser fomentadas y contribuyen de manera inmensurable a la vitalidad y espíritu de la comunidad.” (26)

1. Según las Enseñanzas Bahá’ís, ¿qué debemos hacer con la música y las artes?
2. ¿Cómo afectan la música y las artes la vitalidad y espíritu de nuestra comunidad bahá’í?
3. Si nuestra comunidad bahá’í no está animado por un espíritu y una vitalidad contagiosos, ¿podemos atraer a otros a Bahá’u’lláh? Y nosotros mismos, ¿nos sentiremos satisfechos y felices de ser bahá’i´s?
4. Además de la música, ¿qué otras artes podemos usar para elevar la vitalidad y el espíritu de nuestra comunidad, y de qué manera?

Que las formas y estilos de la música y las artes que debemos fomentar en nuestras comunidades deberían nacer de una manera natural de la propia identidad cultural de las mismas, se hace claro en esta directiva de La Casa Universal de Justicia:

“La Fe procura mantener la diversidad cultural al tiempo que promueve la unidad de todos los pueblos. ...La Casa de Justicia propugna el criterio según el cual en cada país y dentro de la comunidad bahá’í deberían observarse las tradiciones culturales de sus gentes en la medida en que éstas no sean contrarias a las Enseñanzas.” (27)








LECCIÓN NUEVE : UN INSTRUMENTO DE ENSEÑANZA


“... las artes son poderosos instrumentos para servir a la Causa...” La Casa Universal de Justicia (28)
“... se les pide a los amigos que ... dediquen más atención al uso de las artes, no sólo para la proclamación, sino también para el trabajo de expansión y consolidación.” La Casa Universal de Justicia (29)

Consultemos:
1. En nuestras manos como jóvenes de tiempo de servicio, tutores de círculos de estudio, maestros de clases de niños o maestros viajeros, ¿qué representan las artes?
2.¿En qué áreas de la enseñanza de la Fe debemos emplear estos poderosos instrumentos?

En cuanto a la Proclamación, Shoghi Effendi había prometido:

“Llegará el día en que la Causa se difundirá como un fuego arrasador cuando su espíritu y enseñanzas se presenten en los escenarios o en el arte y la literatura en conjunto. El arte puede despertar estos nobles sentimientos mejor que la fría racionalización, especialmente entre la mayoría de la gente.” (30)

Consultemos:
1.¿Cómo se propaga un reguero de pólvora?
2¿Cuándo se difundirá la Fe de Bahá’u’lláh como reguero de pólvora?
3. ¿Por qué razón y en qué forma pueden las artes acelerar la entrada por tropas?


DAR EL MENSAJE:

“La música es lo que nos ayuda a influir en el espíritu humano: es un medio importante que nos ayuda a comunicarnos con el alma. El Guardián tiene la esperanza de que a través de esta ayuda usted dará el Mensaje, y atraerá sus corazones.” En nombre de Shoghi Efendi (31)

1. La música nos ayuda a _____________ en el espíritu humano y comunicarnos con __ __________________ y atraer los _______________ .
2. ¿Sólo los artistas, los músicos, pueden dar el Mensaje por medio de la música?
3. Consulten juntos y preparen una pequeña muestra de cómo darían el mensaje de la unidad del género humano con música, drama y recitación de citas de Baháu´lláh.


CLASES DE NIÑOS:

“El arte de la música es divino y efectivo. Es el alimento del alma y del espíritu. ... Tiene un maravilloso influjo y efecto en el corazón de los niños, pues sus corazones son puros, y las melodías tienen gran influencia en ellos. Los talentos latentes con que están dotados los corazones de estos niños encontrarán su expresión a través del medio musical. Por tanto, debéis esforzaros por hacerlos expertos; enseñadles a cantar con excelencia y efecto.” Abdu’l-Bahá (32)


1. El arte de la música es un don de Dios para los hombres, es decir, es _____________.
2. El arte de la música da buenos resultados, es decir, es ________________ .
3. Es el alimento para el ___________ y el _________________ .
4. Por medio de la música, se desarrollarán los talentos ____________ con que están dotados los ________________ de los niños.
5. Abdu’l-Bahá instruye a los maestros de clases de niños a _______________
_________________________________


GRUPOS PREJUVENILES, CIRCULOS DE ESTUDIO:

De igual manera es muy importante utilizar la música, entre otras artes, en nuestro trabajo con pre-jóvenes y círculos de estudio. Entre sus múltiples beneficios podemos destacar:
da un sentido de pertenencia y cohesión de grupo;
fortalece la identidad – tanto bahá’i, como cultural;
rompe las barreras y crea afecto, unidad y armonía;
“vivifica y regocija los corazones” de los participantes y hace que “sus vidas sean animadas de gozo” (Abdu’l-Bahá);
esto hace que nuestros círculos sean más atractivos para los prejóvenes y jóvenes, y que no se reduzca sino aumente su número;
los medios artísticos, especialmente la música y el drama, son muy efectivos para reforzar por diferentes vías los mismos conceptos, destrezas y capacidades que estamos enseñando en el curso;
por estos mismos medios, los participantes de los círculos no sólo pueden aprender mejor sino también enseñar la Fe como uno de sus actos de servicio, haciendo presentaciones públicas con posterior diálogo con el público;
al igual que con los niños, la música, la danza folklórica, el drama y los cuentos hacen aflorar de una manera asombrosa los talentos y la creatividad latentes en los corazones de prejóvenes y jóvenes. El tutor debe estimular constantemente, con sincero amor e interés, a sus pupilos hacia la creación colectiva de música, danza teatro y drama, a partir de los temas y las citas de los cursos de instituto.

Para terminar, que las palabras de Abdu’l-Bahá nos sirvan de aliento en nuestros esfuerzos por darles a las artes, en especial a la música, la importancia y el uso que nuestros Escritos señalan tan claramente y con insistencia:

“El arte de la música debe llevarse a la más alta esfera de desarrollo, ya que es una de las artes más maravillosas y en esta gloriosa edad del Señor de la Unidad es muy imprescindible llegar a dominarla.” (33)





































Notas:

(1) Abdu’l-Bahá, en Bahá’í Writings on Music, p.8, compiled by the Research Department of the Universal house of Justice, Bahá’í World Centre, 1973
(2) Bahá’u’lláh: Kitab-I-Aqdas, K51
(3) Bahá’u’lláh: Tablas, p. 37
(4) Abdu’l-Bahá, en La Importancia de las Artes en la Promoción de la Fe, p.6, cita 21,una recopilación del Departamento de Investigación de la Casa Universal de Justicia, 1998 (en lo sucesivo abreviada como CUJ)
(5) Bahá’u’lláh, Tablas, p.203
(6) Shoghi Effendi, en CUJ p.7, cita 25
(7) Bahá’u’lláh, Kitab-i-Aqdas K51
(8) Shoghi Effendi, en CUJ p.10, cita 38
(9) Shoghi Effendi, en CUJ p.11, cita 41
10. Shoghi Effendi, en CUJ p.11, cita 41
11. La Casa Universal de Justicia, en CUJ p.22, cita 69
12. Centro Internacional de Enseñanza, en una carta de agosto 21, 1994
13. La Casa Universal de Justicia, en Aspectos de la Cultura Tradicional Africana, 1998, p.6,
cita 5
14. Craig Loehle, On the Shoulders of Giants
15. Adib Taherzadeh, The Revelation of Bahá’u’lláh
16. Bahá’u’lláh, en CUJ p.1, cita 3
17. Abdu’l-Bahá, en CUJ p.3, cita 8
18. Abdu’l-Bahá, en CUJ p.3, cita 11
19. Abdu’l-Bahá, en CUJ p.4, cita 14
20. Centro Internacional de Enseñanza, carta citada
21. Bahá’u’lláh, Tablas, p.100
22. Casa Universal de Justicia en CUJ, p.20, cita 63
23. En “La Importancia de la Oración Obligatoria y el Ayuno”, recopilado por el Departamento
de Investigación de la Casa Universal de Justicia, Centro Mundial Bahá’í, Mayo 2000
p.1, cita III.
24. Shoghi Effendi, en CUJ, p.9, cita 34
25. CUJ, p.12, cita 44
26. ibid., p.16, cita 58
27. La Casa Universal de Justicia, en Aspectos de la Cultura Tradicional Africana, p.6, cita 5
28. La Casa Universal de Justicia, en CUJ p.15, cita 53
29. ibid., p.21, cita 69
30. Shoghi Efendi, en CUJ p.8, cita 30
31. Shoghi Efendi, en CUJ p.9, cita 31
32. Abdu’l-Bahá, en CUJ p.6, cita 21
33. ibid., op.cit. p.3, cita 9



















D R A M A




























Contenido

Lección Uno: Un gran poder educacional ....................... 24

Lección Dos: Las Enseñanzas en escenario...................... 25

Lección Tres: La prohibición de representar a las
Manifestaciones de Dios .............................. 26

Lección Cuatro: Dos maneras de hacer teatro ..................... 28

Lección Cinco: Drama en los Círculos de Estudio ............. 29

Notas: ....................................................................... 31






LECCIÓN UNO: UN GRAN PODER EDUCACIONAL

“Un actor mencionó el drama, y su influencia.
‘El drama es de la mayor importancia’, dijo Abdu’l-Bahá. ‘Ha sido un gran poder educacional en el pasado; será así otra vez.’ Él describió que cuando era niño vio la Obra de Misterio, la Pasión y Traición de Alí, y que le afectó tan profundamente que lloraba y no podía dormir por muchas noches.” Abdu’l-Bahá (1)

Completen la oración:
El __________ es de la mayor ______________ . Ha sido un gran ________
__________________ en el pasado; será así otra vez.

Abdu’l-Bahá aún recuerda una experiencia que tuvo cuando niño con una representación teatral. ¿Qué efectos tuvo sobre Él?

¿Por qué es el drama un gran poder educacional? Consulten.


Abdu’l-Bahá dice en esta cita que el drama ha sido un gran poder educacional en el pasado y lo será otra vez en el futuro. Esto significa que no es así en el presente. El drama, como todas las demás formas de arte, se encuentra en una profunda crisis y decadencia en nuestros días:
“Aún la música, el arte y la literatura que son para representar e inspirar los sentimientos más nobles y las aspiraciones más elevadas y que deberían ser una fuente de consuelo y tranquilidad para las almas inquietas, se han extraviado del camino derecho y ahora son los espejos de los corazones manchados de esta edad perpleja, poco escrupulosa y trastornada.” La Casa Universal de Justicia (2)

¿Para qué deben servir las artes (música, drama, pintura, literatura etc.)?
¿En qué se han convertido hoy en día?
Expliquen con sus propias palabras, ¿qué significa una “edad perpleja, poco escrupulosa y trastornada”?
Consulten sobre las formas de drama que ven con mayor frecuencia: teatro? Cine? Televisión? Telenovelas? Dramatizados? Películas? ¿Qué opinan sobre las obras que ven: son ‘un gran poder educacional’ o ‘espejos de corazones manchados’? Expliquen sus razones.

Así como debemos ser críticos y cuidadosos con la música que escuchamos, igualmente deberíamos seleccionar bien las obras dramáticas que los medios nos ofrecen, si no queremos que también nuestros corazones queden poco a poco manchados. “La norma de dignidad y reverencia establecida por el amado Guardián debe ser siempre sostenida, particularmente en materia musical y dramática.” La Casa Universal de Justicia (3)




LECCIÓN DOS: LAS ENSEÑANZAS EN ESCENARIO

Aparte de ser más críticos y cuidadosos, como bahá’is, en nuestro “consumo” de la oferta dramática de nuestro entorno, ¿cómo nos conciernen, como tutores del proceso de Instituto, las artes escénicas?
Siendo que el drama tiene un gran poder educacional, debemos usarlo activamente como poderosa herramienta:

La Casa Universal de Justicia en repetidos mensajes de Ridvan nos exhortó a hacer uso de las tremendas potencialidades de las artes, sobre todo las escénicas (música, drama, danza):
“Expandan el uso de la música y el drama en su trabajo de proclamación y enseñanza.” (4)
“Asimismo se les pide a los amigos que... dediquen más atención al uso de las artes, no sólo para la proclamación, sino también para el trabajo de expansión y consolidación. Las artes gráficas y dramáticas... han desempeñado y pueden seguir haciéndolo, un papel muy destacado en permitir que se extienda la influencia de la Causa.” (5)

¿Cómo pueden las artes escénicas ayudar a extender la influencia de la Causa? ¡Sólo imagínense si los cantantes y compositores más famosos, los ídolos y libretistas de las telenovelas y películas más vistas fueran Bahá’ís! ¿A cuánta gente alcanzarían con su mensaje?

Nuestro trabajo no es “tomar por asalto” a la farándula, a la industria del entretenimiento, a las disqueras y a Hollywood. Éstas son superestructuras del viejo orden y caerán con la desintegración del mismo. Nuestra tarea es construir “la nueva casa para la humanidad”, desde abajo. Es lo que están haciendo los miles y miles de Círculos de Estudio en el mundo. Y es precisamente aquí que debemos “expandir el uso de la música y el drama”.

Shoghi Efendi nos había prometido hace ya muchos años:
“La Causa llegará a difundirse como un fuego arrasador cuando su espíritu y enseñanzas sean representados como un todo en el escenario, o en el arte y la literatura. El arte puede despertar tan nobles sentimientos mejor que el frío raciocinio, especialmente entre las masas.” (6)

Completen:
La Causa llegará a _____________ como un _________ ______________
cuando su ________________ y ____________________ sean

representados como un todo en el ________________, o en el ________ y la _________________. El arte puede despertar _____ ________ _____________ mejor que el _______ raciocinio, especialmente entre _____ ___________ .

Consulten: ¿Por qué creen que las artes pueden influir más en las masas que el frío raciocinio? Den ejemplos.



LECCIÓN TRES : LA PROHIBICIÓN DE REPRESENTAR
A LAS MANIFESTACIONES DE DIOS

“En cuanto a su pregunta sobre la conveniencia de dramatizar episodios históricos bahá’is: el Guardián por cierto aprobaría, y aún alentaría que los amigos se dediquen a tales empresas literarias, las cuales, sin duda, pueden ser de gran valor para la enseñanza. Lo que él desea es que los creyentes eviten la dramatización de los personajes del Báb, Bahá’u’lláh y Abdu’l-Bahá, es decir, tratarles como figuras dramáticas, desempeñando papeles que se presentan en un escenario. Él siente que esto sería sumamente irrespetuoso. El mero hecho de que aparezcan en el escenario constituye un acto de descortesía, que no puede de ninguna manera ser reconciliado con su altamente exaltada posición. Sería preferible que sus mensajes o sus verdaderas palabras se relatasen o transmitiesen por sus discípulos que aparecen en el escenario.” En nombre de Shoghi Effendi (7)

1. ¿Está permitido presentar la Historia de la Fe en el escenario?
2. ¿Qué valor tiene dramatizar la historia de la Fe?
3. ¿Qué figuras de la Fe no pueden ser representadas en el escenario?
4. ¿Por qué?
5. ¿Pueden ser representados, por ejemplo, Quddús, Mullá Hussayn o Táhirih?
6. ¿Qué piensan: sería conveniente representar a Shoghi Effendi en escena?
7. Muchos cristianos representan la Pasión de Cristo en Semana Santa con actores en el papel de Jesús. ¿Podríamos los bahá’is hacer lo mismo?

“Su entendimiento de que la representación del Báb y Bahá’u’lláh en obras de arte está prohibido es correcto. El Guardián dejó claro que esta prohibición se refiere a todas las Manifestaciones de Dios... No obstante, no puede haber objeción a la representación simbólica de estas Figuras Santas, con tal de que no se convierta en un ritual y que el símbolo utilizado no sea irreverente.” La Casa Universal de Justicia (8)

1. Además del Báb, Bahá’u’lláh y Abdu’l-Bahá, a quiénes más no debemos jamás representar ni por actores ni por retratos en el escenario? Den al menos cinco nombres.
2. Si quisiéramos dramatizar el concepto de la Revelación Progresiva, ¿cómo podríamos representar las Santas Figuras del pasado?
3. ¿Qué significa representación simbólica?

“En relación con el simbolismo en el arte, el siguiente extracto de cartas escritas por la Casa Universal de Justicia a dos individuos puede proveerle la respuesta que busca: No vemos ninguna objeción al uso de fenómenos naturales como símbolos para ilustrar la importancia de las tres Figuras Centrales, las Leyes bahá’ís y la Administración bahá’í; también apreciamos la conveniencia de utilizar símbolos visuales para expresar conceptos abstractos.” La Casa Universal de Justicia (9)

Consulten: ¿qué fenómenos naturales podrían simbolizar a las Santas Manifestaciones de Dios?

Bahá’u’lláh utiliza un lenguaje muy rico en metáforas y símbolos tomados de la naturaleza física para describir las realidades espirituales. Las Manifestaciones de Dios son llamadas frecuentemente como el Sol de la Verdad, Luminaria, el Árbol de la Vida, el Divino Árbol de Loto, el Ruiseñor del Paraíso, el Halcón Real, etc.

A este respecto, analicen y consulten sobre el siguiente texto de la Casa Universal de Justicia:

“La Casa Universal de Justicia siente que uno de los mayores desafíos que afrontan los bahá’ís en todas partes es devolver a los pueblos del mundo la conciencia de la realidad espiritual. Nuestra visión del mundo es marcadamente diferente que la de la mayoría de la humanidad, en tanto que percibimos que la creación incluye entidades tanto físicas como espirituales y consideramos que el propósito del mundo en el que nos encontramos ahora es el de ser un vehículo para nuestro progreso espiritual.
Una de las virtudes distintivas enfatizadas en los Escritos bahá’ís es el respeto por lo sagrado. Este comportamiento no tiene sentido para aquellos cuya perspectiva del mundo es enteramente materialista, mientras que muchos seguidores de las religiones establecidas lo han rebajado a un conjunto de rituales desprovistos de un verdadero sentimiento espiritual.
Los bahá’is dotados de talento artístico están en una posición única para utilizar sus habilidades, cuando tratan temas bahá’is, de tal manera que revelen a los hombres la evidencia de la renovación espiritual que la Fe Bahá’i ha traído a la humanidad mediante su revitalización del concepto de la reverencia.
Las cuestiones de la libertad artística no están relacionadas con los temas tratados aquí. Los artistas bahá’ís son libres de aplicar sus talentos a cualquier tema que les sea de interés. No obstante, se espera que tomen el mando en devolver a una sociedad materialista un aprecio por la reverencia como elemento vital en el logro de la verdadera libertad y la felicidad perdurable.” La Casa Universal de Justicia (10)

En nuestro trabajo con las artes, ¿cómo debemos equilibrar y armonizar el respeto por lo sagrado, el concepto de la reverencia, y la libertad artística? Consulten juntos.



LECCIÓN CUATRO: DOS MANERAS DE HACER TEATRO

“Para hacer teatro lo único que se requiere es alguien que actúe y otro que observe.” (11) El escenario es cualquier espacio que ambas partes tácitamente acuerden para el evento dramático.

A partir de esta definición hay dos maneras de hacer teatro como parte de nuestra labor de enseñanza y consolidación de la Fe:

Grupo de teatro estable (Drama Workshop)
Esta modalidad, parecida en su estructura a los populares Dance Workshop, tiene por objetivo expreso formar un cuerpo de actores, elaborar un repertorio dramático y hacer presentaciones públicas para la proclamación de las enseñanzas y principios de la Fe. Su otro objetivo, no expreso pero igualmente indispensable, es el estudio colectivo de la Palabra Sagrada como parte del proceso de formación del elenco. Para esta manera de hacer teatro hacen falta personas con interés y vocación especiales por las artes dramáticas, tanto para dirigir como para actuar. El director y su grupo deben aspirar a alcanzar niveles técnicos y estéticos bastante elevados y deben ensayar arduamente y por tiempo prolongado, para lograr sus objetivos.
Esta modalidad, si existen los recursos humanos para establecerla y sostenerla, puede ser una estrategia valiosa y atractiva de enseñanza especialmente entre la juventud de las ciudades: colegios y universidades.

Teatro comunitario
Entendemos por esta modalidad simplemente el uso comunitario de la expresión dramática con participación universal, como un medio más entre diversos otros que se pueden y deben utilizar en los Círculos de Estudio (clases de niños, grupos de prejóvenes y jóvenes, etc.). Los objetivos de esta forma de hacer teatro son más pedagógicos que artísticos y no se requiere experiencia, interés, vocación o talento especiales por parte del tutor o los participantes. Esta estrategia apunta más a la enseñanza y consolidación que a la proclamación.

Los beneficios de trabajar con teatro, en cualquiera de sus modalidades o niveles, son múltiples, y actúan tanto desde el grupo hacia fuera como sobre el interior del grupo mismo. Sus efectos hacia fuera son los que Shoghi Effendi señaló: por medio de las artes podemos llegar mejor a los corazones de nuestros oyentes que con el mero raciocinio frío. Una obra de teatro, un espectáculo artístico, cautivan más a la gente que un discurso.

Por otra parte, participar en actividades de artes escénicas, que son colectivas por naturaleza, ejerce un efecto poderoso de formación y transformación individual y colectiva:
“Las destrezas y cualidades que desarrollará el individuo que participa en tal dinámica de grupo incluirá creatividad, cooperación, comunicación y concentración, así como la habilidad de escuchar, hacer compromisos, contribuir y tomar iniciativas. .... Hacer teatro a cualquier nivel es una tremenda herramienta de aprendizaje para cualquier persona que trabaje o viva como parte de un equipo, lo que incluye a la mayoría de nosotros.” (12)



LECCIÓN CINCO: DRAMA EN LOS CÍRCULOS DE ESTUDIO

De las dos formas de hacer teatro descritas en el capítulo anterior, nos ocupa aquí la segunda: la del teatro comunitario, de participación universal.
Aquí también hay dos niveles de usar el drama en nuestro trabajo:
La dramatización como estrategia de aprendizaje de los Cursos en el interior del grupo; y
obras de teatro para presentar a otros.

La dramatización como dinámica de aprendizaje:
Un antiguo proverbio chino dice:
Veo y olvido.
Oigo y recuerdo.
Hago y comprendo.
Supongamos que su círculo está estudiando el Libro Uno del Instituto Ruhi.
En la manera ya conocida por ustedes, estudian la primera cita:
“El mejoramiento del mundo puede ser logrado por medio de hechos puros y hermosos, por medio de una conducta loable y correcta.”
Después de explicar las palabras y conceptos, consultar y reflexionar, completar los ejercicios del libro, los participantes memorizan la cita de la manera convencional.
Luego, haciendo uso de la creatividad innata en su grupo, los alienta y organiza para ponerle música a la cita entre todos (composición colectiva):
Escribe la cita en forma de poesía en el tablero, por ejemplo así:
El mejoramiento del mundo
Puede ser logrado
Por medio de hechos puros
Y hermosos
Por medio de una conducta
Loable y correcta.
Luego, con todo el grupo de pie, todos marcan con las palmas un ritmo constante, y en coro empiezan a repetir la cita en forma de poesía, haciendo pausas donde el ritmo lo requiere. Después de varias repeticiones así, elevando el tono cada vez más, nos alejamos de la locución cotidiana y entramos en el terreno del canto: pronto surgirá una melodía al texto rítmicamente repetido. La mejor propuesta es entonces aprobada y aprendida por todo el grupo, ya como una nueva canción de su repertorio de identidad bahá’í. De esta manera quedará grabada la cita en la memoria de una manera mucho más duradera que en su forma normal, de prosa.
Ahora, después de ver y oír, vamos a hacer: a actuar.
Divida su Círculo en grupos pequeños, de tres a cuatro personas. A cada grupo les da la tarea de retirarse y dramatizar en un skit corto la verdad de la cita, partiendo de una situación concreta y familiar para ellos. Les da quince minutos de preparación, luego reúne el círculo y cada grupo presenta a los demás su improvisación. Cada presentación es consultada y analizada, mas no criticada, por todos.
Este ejercicio teatral les permite a los participantes relacionar los conceptos abstractos y universales de la cita con la esfera concreta y particular de su vida cotidiana, y de esta manera interiorizar, vivenciar y comprender mejor lo que acaban de estudiar. Por otro lado, estos ejercicios resultan muy divertidos y contribuyen a fortalecer los lazos de amistad y armonía al interior del grupo. A medida que las dramatizaciones se hacen regularmente como parte de las sesiones del Círculo, se elevan la autoestima y confianza de los participantes al descubrir sus talentos creativos latentes. Eso sí: el tutor debe estar alerta para crear un ambiente solidario, estimulante, alentador, benevolente, cortando de raíz cualquier intento de criticar o ridiculizar unos a otros. ¡Al fin y al cabo no se pretende formar actores profesionales! Lo que todos deben comprender, de palabra y de hecho, es que todo arte es un don de Dios para cada ser humano y todos tenemos derecho y talentos para expresarnos en todas las artes. Todos somos artistas. Lo único que se requiere es motivación, empeño y práctica.

Obras dramáticas para presentación pública
Cuando el Círculo anda más adelantado, se les puede pedir a los participantes tareas más complejas de improvisación dramática: darles como tema una cualidad como la veracidad, o un principio como la igualdad de derechos y oportunidades para el hombre y la mujer o la unidad en diversidad, para que elaboren juntos, en consulta moderada por el tutor, un guión para una obra de teatro ya más completa y exigente, con miras a presentarla cuando esté bien ensayada, a otros: padres de familia, Fiesta de 19 Días, encuentro de círculos, debate y foro en un colegio, o como parte de una mini campaña de enseñanza. Tal esfuerzo colectivo y su aceptación positiva por parte de públicos diferentes, contribuye mucho a la creación y fortalecimiento de la identidad de grupo. Además, es una herramienta poderosa para la enseñanza y consolidación de la Fe.

Práctica: con sus compañeros de curso, experimenten las dos estrategias aquí descritas:
- En grupos de tres a cuatro, dramaticen una cita previamente escogida del material que están estudiando y, tomando turnos, presenten sus improvisaciones a los demás. Analícenlas en consulta plenaria.
- Elaboren, ensayen y presenten para la clausura de su curso una obra de teatro en la que participan todos, sobre algún tema relacionado con la capacitación que están recibiendo










Notas


1. Publicado en Abdu´l-Bahá in London (Oakham Bahá’í Pubñishing Trust, 1987, p. 93)
2. Casa Universal de Justicia, en la compilación La Importancia de las Artes en la Promoción de la Fe (en adelante CUJ), 1998, N° 50, p. 14
3. CUJ N° 43, p 12
4. Ridvan Message to Africa, 1996, párrafo 13
5. CUJ N° 69, pp. 21-22
6. ibid.
7. CUJ N° 35, p. 10
8. CUJ N° 45, p. 12
9. CUJ N° 59, p. 17
10. CUJ N° 60, p. 18
11. R. Hahlo – P. Reynolds: Dramatic Events, p. 21
12. ibid., p. 20

















DANZA






















Contenido

Lección Uno: “Danzad con emoción desbordante” ........ 34

Lección Dos: ¿Bailar o no bailar? .................................... 36

Lección Tres: Danza: Arte ................................................. 37

Lección Cuatro: Danza y devoción ....................................... 40

Conclusión ............................................................................... 41

Notas: ........................................................................................ 42

LECCIÓN UNO:
“DANZAD CON EMOCIÓN DESBORDANTE”

“He aquí, el Ruiseñor del Paraíso canta sobre las ramas del árbol de la eternidad, dulces y sagradas melodías, proclamando a los sinceros las buenas nuevas de la proximidad de Dios...” Bahá’u’lláh (1)

Si la Revelación de Bahá’u’lláh es música, la respuesta del mundo contingente a ella es danza:

“En los Libros Sagrados se ha hecho una promesa en el sentido de que la primavera de Dios se manifestará a sí misma; Jerusalén, la Ciudad Santa, descenderá del cielo; Sión brincará y danzará; y la Tierra Santa estará sumergida en el océano de la efulgencia divina.” Abdu’l-Bahá (2)

Contesten estas preguntas:
13. En la cita de Bahá’u’lláh, ¿quién es el Ruiseñor del Paraíso?
14. ¿Qué son esas “dulces y sagradas melodías”?
15. En palabras de Abdu’l-Bahá, ¿cómo recibirá Sión las buenas nuevas de la proximidad de Dios?
16. ¿Qué emoción expresa la metáfora de que “Sión brincará y danzará”?

La expresión física más directa, contagiosa y evidente de la extrema alegría, del júbilo, de la exultación, del éxtasis, de la celebración, es la danza:

“Toma en tus manos la copa del Testamento; ¡brinca y baila con éxtasis en la procesión triunfal del Convenio!” Abdu’l-Bahá (3)

“Hoy en día, el mundo saltará y danzará con esta melodía de la Compañía en lo alto: ‘¡Gloria sea a mi Señor, el Todo Glorioso!’.” Abdu’l-Bahá (4)

1. Quienes tuvimos el privilegio de reconocer a Bahá’u’lláh, ¿qué emoción debe animarnos?
2. Según las palabras de las anteriores citas, ¿cuál es la fuente de nuestro éxtasis y desbordante alegría?

Al enseñar la Causa, compartir las enseñanzas, dar el mensaje a otras sedientas almas, Bahá’u’lláh y Abdu´l-Bahá nos exhortan a transmitir a nuestros oyentes esa misma alegría contagiosa:

“Ciertamente, las exposiciones y discursos explicando tales cosas hacen que los espíritus se enfríen. Corresponde que hables de tal modo que los corazones de los creyentes se enciendan y sus cuerpos sean elevados.” Bahá’u’lláh (5)

“Ruego y suplico a Dios que os haga almas convencidas, que os levantéis con tal firmeza que cada uno de vosotros pueda enfrentarse a todo un país, y que os intoxiquéis a tal grado con el vino del amor de Dios que podáis causar que vuestros oyentes bailen de regocijo y exultación.” Abdu’l-Bahá (6)

1. Según esta cita de Bahá’u’lláh, si al enseñar nos dirigimos sólo a la mente racional de nuestros oyentes, su _____________ se enfriará.
2. Las palabras de un maestro bahá’í deben afectar el corazón y el cuerpo de su oyente. ¿Cómo?
3. Un requisito de la enseñanza efectiva es estar intoxicado con el amor de Dios. ¿Qué significa esto?
4. Si estamos encendidos con el amor de Dios, ¿cómo afectarán nuestras palabras a nuestros oyentes?

Para resumir: en los Escritos de Bahá’u’lláh y Abdu’l-Bahá la danza se asocia con la expresión de un estado de ánimo desbordante de alegría y regocijo, de un éxtasis o intoxicación con el amor de Dios, con Su Palabra. La danza es una manera universal humana de celebrar:

“... celebrad con júbilo, danzad con emoción desbordante...” Abdu’l-Bahá (7)

































LECCIÓN DOS:
¿BAILAR O NO BAILAR?

En contraste con la asociación espiritual y sagrado de la danza en los Escritos de Bahá’u’lláh y Abdu’l-Bahá, el baile en nuestra cultura moderna materialista y decadente se ha degenerado paulatinamente y se convirtió en una forma socialmente aceptada de promiscuidad sexual, vulgaridad y pornografía, generalmente ligada al consumo de alcohol y otras drogas. La práctica de este concepto de baile no tiene cabida en nuestra vida y actividades como bahá’ís:

“En las enseñanzas no hay nada contra el baile, pero los amigos deben recordar que la norma de Bahá’u’lláh es la modestia y la castidad. El ambiente de los modernos salones de baile, donde hay tanta promiscuidad y gente que fuma y toma, es muy perjudicial, pero los bailes decentes no son dañinos en sí. Ciertamente no hay ningún peligro en la danza clásica o en aprender danza en la escuela. ... Lo dañino, hoy en día, no es el arte en sí, sino la infortunada corrupción que rodea a menudo estas artes. Como bahá’ís no es necesario evitar ninguna de las artes, pero sí debemos evitar los actos y el ambiente que se relaciona a veces con estas profesiones.” Shoghi Effendi (8)

1. Para los jóvenes bahá’ís ¿está permitido o prohibido bailar?
2. ¿Sería conveniente que jóvenes bahá’ís vayan a bailar a una discoteca? Expliquen sus razones.
3. ¿Qué quiere decir ‘promiscuidad’?
4. ¿Es lícito que jóvenes bahá’ís organicen una fiesta con baile, por ejemplo, en un cumpleaños?
5. ¿Qué significa la modestia y la castidad en nuestra manera de bailar?
6. Consulten: ¿cómo es un baile decente? ¿Y uno indecente? ¿Cuál es la diferencia?
7. Analicen: ¿cómo son los bailes o la danza que propaga la televisión, los videoclips y los shows musicales? ¿Decentes o indecentes? ¿Edificantes? ¿Inofensivos? ¿Dañinos?

En nuestra cultura occidental el baile ha sido una diversión muy popular desde hace siglos, parte integral de toda fiesta o reunión social. Los jóvenes bahá’ís tampoco deben privarse de la sana diversión, siempre y cuando observen las siguientes advertencias del Guardián:

“Tal vida casta y santa, con sus implicaciones de modestia, pureza, temperancia, decencia y mentalidad clara, comprende no menos que el ejercicio de la moderación en todo lo que concierne al vestido, lenguaje, entretenimiento y todos los pasatiempos artísticos y literarios. Esta exige la vigilancia diaria en el control de nuestros deseos carnales e inclinaciones corruptas. Requiere el abandono de una conducta frívola, con su excesivo apego a los placeres triviales y con frecuencia, erróneamente dirigidos.” Shoghi Effendi (9)


LECCIÓN TRES: DANZA : ARTE

La danza es mucho más que baile. Mucho más que mera diversión o entretenimiento, es arte. Es parte música, parte drama. Tiene que ver con la cultura de los pueblos y también con lo sagrado.

Danzas tradicionales (folklóricas)

“Las danzas tradicionales asociadas con la expresión de una cultura están permitidas en los Centros bahá’ís.
No obstante, se debe tener en cuenta que estas danzas tradicionales generalmente tienen un tema de fondo o representan una historia. Se debe tener cuidado en asegurarse de que los temas de estas danzas estén en armonía con las elevadas normas éticas de la Causa y no sean representaciones que inciten a los bajos instintos y a las pasiones indignas...” La Casa Universal de Justicia (10)

Verdadero o falso:
En los Centros bahá’ís no se puede bailar. V__ F__
En los Centros bahá’is se puede bailar danzas folklóricas. V__ F__
Las danzas folklóricas son expresiones de una cultura. V__ F__
Cualquier danza folklórica es apropiada en un Centro Bahá’í. V__ F__
Algunas danzas folklóricas, en su presente forma, incitan a los bajos instintos y a las pasiones indignas. V__ F__
Debemos seleccionar críticamente qué aspectos de nuestra propia tradición cultural merecen ser protegidos y perpetuados. V__ F__

Consulten: ¿cuáles son las danzas folklóricas de su región? ¿Qué tema de fondo expresa o qué historia representa cada una?

La protección y el fortalecimiento de la identidad cultural de todos los pueblos es uno de los principios de la Fe y por ende un deber nuestro como maestros o tutores bahá’ís:
"De manera muy parecida al papel que juega el banco genético en la vida biológica de la humanidad y de su medioambiente, la inmensa riqueza de diversidad cultural acumulada durante miles de años es de importancia vital para el desarrollo del género humano que ahora está viviendo la llegada a su colectiva mayoría de edad. Ello representa un patrimonio que nos enriquece a todos y que debe ser salvaguardado para que brinde su fruto en una civilización global". Comunidad Internacional Bahá’í (11)

Consulten: ¿por qué es importante conservar la diversidad cultural? ¿No es suficiente para el futuro “la cultura moderna” que los medios masivos nos brindan?

El folklore es la expresión de un pueblo. El pueblo evoluciona, progresa, cambia: así mismo cambia su expresión. El “pueblo de Bahᔠnecesariamente es un nuevo pueblo: su expresión también debe ser nueva. Los bahá’ís no podemos contentarnos con la mera conservación de las tradiciones culturales de nuestra identidad heredada, sino que debemos llevar a cabo un proceso de selección, adaptación y síntesis. Como hemos visto en la unidad sobre la música, el proceso de transformación que la Palabra Creativa de Dios para nuestra época - la Revelación de Bahá’u’lláh - efectúa en un pueblo, comienza desde el corazón mismo de su cultura. A su vez, las enseñanzas y palabras de Bahá’u’lláh transforman estas culturas: las hacen depurar, robustecer y crecer. Son los mismos pueblos que a medida que se profundizan en la Fe, se encargarán de ese proceso de selección, adaptación y síntesis que resultará en un nuevo folklore: una nueva expresión del pueblo transformado.

Los tutores y maestros bahá’ís pueden contribuir a acelerar este proceso: por un lado estimulando a sus Círculos de Estudio a cultivar sus propias tradiciones culturales, a aprender a bailar las danzas folklóricas de su región. Por otro lado, en un proceso de análisis, reflexión y consulta conjuntas, pueden identificar y modificar aquellos contenidos y formas danzarias que no estén en armonía con las altas normas éticas de nuestra Causa. Muchas veces se trata de deformaciones y corrupción de las danzas originales que también se ven afectadas por la prostitución general de las artes en nuestra época decadente. Nuestra experiencia es que mientras más aislado y descontaminado esté un pueblo de la perniciosa influencia de la “civilización moderna”: de la televisión, los walkman, la radio, las discotecas, etc., más dignas y decentes se mantienen sus danzas tradicionales.

DANZAS COREOGRAFIADAS

La coreografía es el arte de crear y arreglar obras de ballet y danza con un objetivo y tema específicos.
“En cuanto a las danzas coreografiadas cuyo propósito es el de reforzar y proclamar principios bahá’ís, si se pueden realizar de manera que expresen la nobleza de estos principios e invoquen actitudes correctas de respeto o de reverencia, no existe objeción a las danzas que estén dirigidas a interpretar pasajes de los Escritos; no obstante, es preferible que los movimientos de una danza no se acompañen de la lectura de las palabras.
El principio que debe guiar a los amigos en su consideración de estas cuestiones es la observancia de ‘la moderación en todo lo que concierne al vestido, lenguaje, entretenimiento y todos los pasatiempos artísticos y literarios’.” La Casa Universal de Justicia (12)

Consulten: ¿cómo observamos moderación en nuestra manera de vestir? ¿de hablar? ¿de divertirnos? ¿de hacer teatro, música, danza? Den ejemplos concretos.

En los últimos años se ha extendido en muchas partes del mundo una modalidad de proclamación y enseñanza mediante “danzas coreografiadas cuyo propósito es el de proclamar principios bahá’ís”: los llamados Dance Workshops (literalmente: talleres de danza), originados en Estados Unidos y Canadá. La Casa Universal de Justicia registró con satisfacción este avance: “la propagación de los talleres de drama y danza fue particularmente efectiva...” (13)

El establecimiento de grupos de teatro y de danza coreografiada para “representar desde el escenario el espíritu y las enseñanzas de la Causa”, como ya hemos dicho, depende del interés y vocación especiales que un grupo de jóvenes tenga por estas artes. En otras palabras, se necesitan “especialistas”. Son, sin embargo, formatos muy atractivos para atraer a los jóvenes de las ciudades al movimiento juvenil bahá’í. Sin embargo, los Dance Workshops que se establezcan no deberían copiar el repertorio de coreografías de sus inspiradores norteamericanos, sino aplicar su método, su disciplina, sus conceptos, y hacer creaciones originales, propias, basadas en la música y danzas propias de cada región. De otra manera estaríamos contribuyendo a la erosión cultural que va en contra de nuestro principio de unidad en diversidad.

Los tutores de Círculos de Estudio pueden, sin mayores pretensiones artísticas ni conocimientos especiales, dar los primeros pasos hacia coreografías sencillas, basadas en el vocabulario danzario de las danzas folklóricas, para expresar por medio de la danza algunas enseñanzas bahá’ís, como la igualdad de hombre y mujer, la unidad en diversidad, la eliminación de extremos de riqueza y pobreza o del racismo, etc. Aquí, como en la creación musical o dramática comunitaria, hay que partir de la creatividad latente de los participantes y de las bondades liberadoras de la consulta.

Práctica: divídanse en parejas. Cada una, aparte, inventa y prepara una coreografía sencilla sobre la igualdad del hombre y la mujer, utilizando música instrumental (grabada o en vivo). Luego todas las parejas presentan sus improvisaciones. Analicen y reflexionen sobre las presentaciones. Luego, si el tiempo y las circunstancias lo permiten, entre todos hagan una coreografía ya más compleja, con todos los participantes del curso, sobre el mismo tema, utilizando las mejores ideas que surgieron en la primera fase del ejercicio.

Junto con la música y el drama, la danza puede ser una herramienta muy útil en la proclamación, enseñanza y consolidación, como demuestra este ejemplo de la Comunidad Internacional Bahá’í:
“Un ejemplo notable fue la colaboración entre UNIFEM y las comunidades bahá’ís en Bolivia, Cameroon y Malaysia, encaminada a mejorar las condiciones de la mujer haciendo uso de medios tradicionales como la música, la danza y el teatro para estimular la discusión del papel de la mujer con toda la aldea. Los mensajes que se transmiten de esta forma se toman muy en serio en comunidades no literatas y proveen una apertura no amenazante para el diálogo con toda la comunidad.” (14)




LECCIÓN CUATRO: DANZA Y DEVOCIÓN


En muchas culturas la danza es un elemento indispensable de la devoción, de la reverencia de lo sagrado. En la historia de la Edad Heroica de la Fe se leen muchos ejemplos de tal uso devocional de la danza:

“Cada vez que una de las víctimas caía al suelo y lo levantaban chuzándolo con sus bayonetas, ésta, si la pérdida de sangre de sus heridas le dejaba aún con fuerza suficiente, rompía a bailar y a gritar con entusiasmo más y más fervoroso: ‘¡En verdad, venimos de Dios y a Él retornamos!’.” Shoghi Effendi (15)

Aún el rompedor del Convenio, Siyyid Muhammad-i-Isfahani, recurrió a la danza como suprema prueba de devoción, para ocultar sus verdaderos sentimientos:
“Aunque apenado, se levantó y, para diversión de unos y asombro de otros, ejecutó una danza de arrobamiento en su intento de disipar las sospechas.” Adib Taherzadeh (16)

En las citas anteriores, ¿cuál es el propósito y la naturaleza de la danza?

Para un gran segmento de la humanidad, la danza es la expresión primordial de sentimiento religioso, de reverencia de lo sagrado, de devoción. En este contexto, “la danza es la meditación del cuerpo”. En la Fe Bahá’í también se reconoce la legitimidad de esta dimensión de la danza, junto con otras medios de expresión de nuestra devoción como la lectura de las oraciones, el canto a capella, la oración cantada e instrumental:

“No hay objeción alguna a la interpretación de una oración en la forma de movimiento o danza si el espíritu es apropiadamente reverencial, pero es preferible que no sea acompañada por la lectura de las palabras.” La Casa Universal de Justicia (17)

1. ¿De qué depende que una danza sea aceptable como oración?
2. ¿Estaría bien que alguien lea una oración y otra persona la represente en danza?

En la cultura occidental secular y materialista, esta dimensión de la danza sacra se ha perdido. Será gradualmente que la recuperemos. Para ello seguramente las culturas que llamamos “primitivas”, en las que la reverencia de lo sagrado impregna todos los aspectos de su vida, tendrán mucho que enseñarnos.






CONCLUSIÓN

La danza, el baile, es un lenguaje. El lenguaje cultural es a veces más diciente que el hablado. Está determinado por una relatividad cultural. Un gesto que en una cultura significa sí, en otra puede decir lo contrario. Un movimiento que en una cultura es respetuoso y decente, puede ser interpretado por otra como irreverencia o insulto. Debemos vigilar con mucho cuidado, qué mensaje transmiten nuestros cuerpos al danzar, muchas veces a niveles subconscientes.

Por otro lado, la danza, la música y el teatro son formas de la expresión humana, y para su uso correcto, debemos guiarnos por estas palabras de Bahá’u’lláh:

“La expresión humana es una esencia que aspira a ejercer influencia y necesita moderación. En cuanto a su influencia, está condicionada al refinamiento, el cual a su vez depende de que los corazones sean desprendidos y puros. En cuanto a su moderación, ésta debe ser combinada con el tacto y la sabiduría, tal como ha sido prescripto en las Sagradas Escrituras y Tablas.” (18)

Refinamiento, corazones desprendidos y puros, moderación, tacto y sabiduría son, pues, los hitos que deben guiarnos en el sendero del uso digno y provechoso de las Artes Escénicas para la Causa de Dios.



























Notas

1. Tabla de Ahmad
2. Abdu’l-Bahá, Promulgación de la Paz Universal, pp. 43-44
3. Abdu´l-Bahá en Bahá’i World Faith, p. 351
4. Selección de los Escritos de Abdu’l-Bahá, p. 95
5. Tablas de Bahá’u’lláh, pp. 165-66
6. Tablets of Abdu’l-Bahá, vol. 2, p. 320
7. ibid., p. 361
8. Compilación de la Casa Univeraal de Justicia: La Importancia de las Artes en la Promoción de la Fé, 1998 (en adelante: CUJ), n° 42, p. 11
9. CUJ, N° 25, p. 7
10. CUJ, N° 66, p. 21
11. Bahá’í International Community (BIC): Valuing Spirituality in Development, p. 15
12. CUJ, N° 66, p. 21
13. La Casa Universal de Justicia, Mensaje de Ridvan 1996
14. BIC: Protection of Women’s Rights
15. Shoghi Effendi, en Dawn Breakers
16. Adib Taherzadeh: Revelation of Bahá’u’lláh, vol. 1, p. 220
17. CUJ, N° 63, p. 20
18. Tablas de Bahá’u’lláh, p. 201 (Lawh-i-Maqsúd)







4










Holy-Writings.com v2.7 (213613) © 2005 - 2015 Emanuel V. Towfigh & Peter Hoerster | Imprint | Change Interface Language: DE EN