Read: La Tabla del Fuego


Qad - Ihtaraqa'l - Mukhlisun
(La Tabla de Fuego)
En el Nombre de Dios, el Antiquísimo, el Grande.
Verdaderamente los corazones de los sinceros están consumidos por el fuego de la
separación:
¿Dónde está el fulgor de la luz de Tu Semblante, Oh Amado de los mundos?
Aquellos que están cerca de Tí han sido abandonados en la oscuridad de la
desolación:
¿Dónde está el resplandor de la manana de Tu reunion, Oh Deseo de los mundos?
Los cuerpos de Tus escogidos yacen palpitantes en arenales lejanos:
¿Dónde está el Oceano de Tu presencia, Oh Encantador de los mundos?
Manos suplicantes están levantadas al cielo de Tu gracia y generosidad:
¿Dónde están las lluvias de Tu dádiva, Oh Resplandor de los mundos?
Los infieles han alzado la mano de la tiranía:
¿Dónde está el compelente poder de Tu pluma ordenadora, Oh Conquistador de los
mundos?
El ladrido de los perros ensordece por doquier:
¿Dónde está el león de la selva de Tu poder, Oh Castigador de los mundos?
La frialdad ha asido a toda la humanidad:
¿Dónde está el ardor de Tu Amor, Oh Fuego de los mundos?
La calamidad ha alcanzado su punto más alto:
¿Dónde están las senales de Tu socorro, Oh Salvador de los mundos?
La oscuridad ha envuelto a la mayoría de las gentes:
¿Dónde está el brillo de Tu esplendor, Oh Resplandor de los mundos?
Los cuellos de los hombres se extienden en malicia:
¿Dónde están las espadas de Tu venganza, Oh Destructor de los mundos?
La degradación ha alcanzado su fondo más bajo:
¿Dónde están los emblemas de Tu gloria, Oh Gloria de los mundos?
Los infortunios han afligido al Revelador de Tu Nombre, el Todo Misericordioso:
¿Dónde está la alegría del Amanecer de Tu Revelación, Oh Deleite de los mundos?
La zozobra ha sobrevenido a todas las gentes del mundo:
¿Dónde están las insignias de Tu gozo, Oh Alegría de los mundos?
Tú ves el Lugar del Amanecer de Tus signos velado por insinuaciones malignas:
¿Dónde están los dedos de Tu fuerza, Oh Poder de los mundos?
Penosa sed ha subyugado todos los hombres:
¿Dónde está el río de Tu generosidad, Oh Misericordia de los mundos?
La codicia ha aprisionado a toda la humanidad:
¿Dónde están los emblemas del desprendimiento, Oh Señor de los mundos?
Tú ves a este Agraviado sólo en el exilio:
¿Dónde están las huestes del cielo de Tu comando, Oh Soberano de los mundos?
He sido abandonado en una tierra extranjera:
¿Dónde están los emblemas de Tu fidelidad, Oh Confianza de los mundos?
Las agonías de la muerte se han apoderado de todos los hombres:
¿Dónde está el oleaje de Tu Océano de vida eterna, Oh Vida de los mundos?
Los susurros de Satanás han soplado en cada criatura:
¿Dónde está el meteoro de Tu fuego, Oh Luz de los mundos?
La embriaguez de la pasión ha pervertido a la mayoría de la humanidad:
¿Dónde están los amaneceres de pureza, Oh Deseo de los mundos?
Tú ves a este Agraviado velado en tirania entre los sirios:
¿Dónde está el esplendor de Tu alborada, Oh Luz de los mundos?
Tú me ves compelido a guardar silencio:
¿De dónde, entonces, brotarán Tus melodías, Oh Ruiseñor de los mundos?
La mayoría de los seres están envueltos en fantasia y vanas imaginaciones:
¿Dónde están los exponentes de Tu certeza, Oh Seguridad de los mundos?
Bahá está ahogado en un mar de tribulación:
¿Dónde está el Arca de Tu salvación, Oh Salvador de los mundos?
Tú ves el Alba de Tu expresión en la oscuridad de la creación:
¿Dónde está el sol del cielo de Tu gracia, Oh Lumbrera de los mundos?
Las lámparas de verdad y pureza, de lealtad y honor han sido apagadas:
¿Dónde están los signos de Tu ira vergadora, Oh Movedor de los mundos?
¿Puedes ver a alguien que Te haya defendido, o quien haya meditado sobre lo que
le ha sobrevenido a El en el sendero de tu amor?
Ahora Mi pluma vacila, Oh Amado de los mundos.
Las ramas del Divino Arbol del Loto yacen rotas por las embestidas de los
vientos del destino:
¿Dónde están las insignias de Tu auxilio, Oh Defensor de los mundos?
Este Rostro está oculto en el polvo de la calumnia:
¿Dónde están las brisas de Tu compansion, Oh Misericordia de los mundos?
El manto de santidad está manchado por las gentes impostoras:
¿Dónde está la vestidura de Tu santidad, Oh Adornador de los mundos?
El mar de gracia está inmovil por lo que las manos de los hombres han forjado:
¿Dónde están las olas de Tu munificencia, Oh Deseo de los mundos?
La puerta que conduce a la Divina Presencia está cerrada por causa de la tiranía
de Tus enemigos:
¿Dónde está la llave de Tu gracia, Oh Abridor de los mundos?
Las hojas están amarillentas por los venenosos vientos de la sedición:
¿Dónde está el chaparrón de las nubes de Tu generosidad, Oh Dador de los mundos?
El universo está oscurecido con el polvo del pecado:
¿Dónde están las brisas de Tu perdón, Oh Perdonador de los mundos?
Este Joven está solitario en una tierra desolada:
¿Dónde está la lluvia de Tu gracia celestial, Oh Obsequiador de los mundos?
Oh Pluma Suprema, Hemos oido Tu más dulce llamado en el reino eterno:
Presta oído a lo que la Lengua de Grandeza dijo,¡Oh Agraviado de los mundos!
Si no fuera por el frío,
¿Cómo podría prevalecer el calor de Tus palabras, Oh Expositor de los mundos?
Si no fuera por la calamidad,
¿Cómo podria el sol de Tu paciencia brillar, Oh Luz de los mundos?
No te lamentes debido a los perversos.
Tú fuiste creado para aguantarlos y resistirlos, Oh Paciencia de los mundos.
Cuan dulce fue Tu amanecer en el horizonte del Convenio, entre los agitadores de
sedición,
Y Tu anhelo de Dios, Oh Amor de los mundos.
Por Tí fue establecido el estándarte de independencia en las más altas cimas.
Y el mar de generosidad se agitó, ¡Oh Extasis de los mundos!
Por Tu soledad el Sol de Unidad brilló, y por Tú destierro la tierra de la Unión
fue adornada.
Sé paciente, Oh Tu Desterrado de los mundos.
Hemos hecho de la humillación la vestidura de gloria,
Y la aflicción el adorno de Tú sien, Oh Orgullo de los mundos.
Tú ves que los corazones están llenos de odio,
Y el perdón es Tuyo, Oh Tú Encubridor de los pecados de los mundos.
Cuando las espadas relampagueen, ¡avanza!
Cuando los dardos vuelen, ¡sigue adelante!
¡Oh Tu sacrificio de los mundos!
¿Te lamentarás Tú?, o ¿Me lamentaré Yo?
Más bien me afligiré por las escasez de Tus defensores, Oh Tu Quien has causado
el lamento de los mundos.
Verdaderamente, He oído Tu Llamado, Oh Gloriosisimo Bienamado:
Y ahora está el rostro de Bahá encendido con el ardor de la tribulación y con el
fuego de Tu resplandeciente palabra, y Él se ha levantado en fidelidad en el
lugar del sacrificio, esperando de Tu complace ncia, ¡Oh Ordenador de los
mundos!
Oh 'Alí-Akbar, dá gracias a Tu Señor por esta Tabla dónde tú puedes aspirar la
fragancia de Mí humildad, y saber lo que Nos ha acosado en el sendero de Dios,
el Adorado de todos los mundos.
Fueran todos los siervos a leer y reflexionar esto, se les encendería en sus
venas un fuego que inflamaría a todos los mundos.

Holy-Writings.com v2.7 (213613) © 2005 - 2015 Emanuel V. Towfigh & Peter Hoerster | Imprint | Change Interface Language: DE EN