Read: ARTE



ARTE


Por

EL CUERPO CONTINENTAL
DE CONSEJEROS DE EUROPA


Título en inglés: Art


ÍNDICE


I Aprender un arte
II La fuente del Arte
III El desarrollo futuro de las artes
IV Directrices para los artistas bahá'ís


-------------------------------------------------------------------
I

APRENDER UN ARTE


SELECCIÓN DE LOS ESCRITOS DE BAHÁ'U'LLÁH

1. Las artes, oficios y ciencias elevan el mundo del ser y conducen a su
exaltación. El conocimiento es como alas para la vida del hombre y una
escalera para su ascenso. Su adquisición incumbe a todos. Sin embargo, se
debe adquirir el conocimiento de aquellas ciencias que beneficien a los
pueblos de la tierra, y no de aquéllas que comienzan y terminan con
palabras...
En verdad, el conocimiento es un verdadero tesoro para el hombre y una
fuente de gloria, de munificencia y gozo, de exaltación, de alegría y regocijo.
Feliz el hombre que se aferra a él y ¡ay de los negligentes!
(Epístola al Hijo del Lobo, Editorial Bahá'í Indo Latinoamericana (EBILA).
Segunda edición revisada. Buenos Aires, 1985; págs. 25-26).

2. ¡Oh Mis Siervos!
Vosotros sois los árboles de Mi jardín; debéis dar frutos excelentes y
maravillosos para que vosotros mismos y otros os beneficiéis de ellos. Así,
incumbe a todos ocuparse en oficios y profesiones, pues en esto se basa el
secreto de la riqueza, ¡oh hombres dotados de entendimiento! Ya que los
resultados dependen de los medios y la gracia de Dios os será totalmente
suficiente. Los árboles que no dan fruto han sido y serán siempre para el
fuego.
(Las Palabras Ocultas. Del Persa, nº 80. Editorial Bahá'í de España (EBE).
Segunda edición revisada. Barcelona, 1994; pág. 58.)

3. EL QUINTO TARÁZ
concierne a la protección y preservación de las posiciones de los siervos de
Dios. Nadie debería ignorar la verdad de cualquier asunto, más bien debería
dar expresión a lo que es correcto y verdadero. El pueblo de Bahá no debería
negar a ningún alma la recompensa que le corresponde; debería tratar a los
artesanos con deferencia, y al contrario de la gente de otros tiempos, no
debería manchar sus lenguas con denuestos.
En este Día el sol de la habilidad artesanal brilla sobre el horizonte del
occidente y el río de las artes está fluyendo desde el mar de esa región. Se
debe hablar con imparcialidad y apreciar tal bondad.
(Tablas de Bahá'u'lláh reveladas después del Kitáb-i-Aqdas. EBILA.
Segunda edición revisada. Buenos Aires, 1990; pág. 39).

4. Al comienzo de todo esfuerzo, corresponde mirar su fin. De todas las artes y
ciencias, poned a los niños a estudiar aquellas que resultarán convenientes al
hombre, asegurarán su progreso y elevarán su rango. De esta manera los
fétidos olores del desorden serán disipados, y así mediante los elevados
esfuerzos de los líderes de la nación, todos vivirán acunados, seguros y en
paz.
El Gran Ser dice: Los eruditos de la época deben orientar a la gente para que
adquiera aquellas especialidades útiles del conocimiento, con el objeto de que
los eruditos mismos y la generalidad de la humanidad puedan obtener
beneficio de ello.
(Tablas de Bahá'u'lláh reveladas después
del Kitáb-i-Aqdas. Ídem; págs. 179-80).

5. El propósito del conocimiento debería ser la promoción del bienestar de la
gente y esto puede conseguirse a través de las artes. Se ha revelado, y es
ahora repetido, que el verdadero valor de los artistas y artesanos debería ser
apreciado, pues ellos hacen progresar los asuntos de la humanidad. Al igual
que los cimientos de la religión se hacen firmes mediante la Ley de Dios, los
medios de sustento dependen de aquéllos que se ocupan en las artes y
oficios. El verdadero conocimiento es aquél que conduce al bienestar del
mundo y no al orgullo y la vanidad, o a la tiranía, la violencia y el pillaje.
(De una Tabla, traducida del persa)

6. Benditos son aquéllos que han fijado su mirada en el reino de la gloria y han
seguido los mandamientos del Señor de los Nombres. Bendito es aquél que en
los días de Dios se ocupa en la artesanía. Ésta es una bondad de Dios, pues
en esta Más Grande Dispensación es aceptable a la vista de Dios que todo
hombre se ocupe en una profesión que le libere de depender de la caridad. El
trabajo de todo artesano es considerado como adoración.
(De una Tabla, traducida del persa)

7. Uno de los nombres de Dios es el Modelador. Él ama la artesanía. Por lo
tanto cualquiera de Sus siervos que manifieste este atributo es aceptable a la
vista de este Agraviado. La artesanía es un libro entre los libros de las ciencias
divinas y un tesoro entre los tesoros de Su sabiduría celestial. Éste es un
conocimiento con sentido, pues algunas de las ciencias nacen con palabras y
terminan con palabras.
(De una Tabla, traducida del persa)

8. Conceda Dios que te esfuerces al máximo por adquirir perfecciones, así
como pericia en un oficio.
(De una Tabla, traducida del persa)

9. El Dios único y verdadero, exaltado sea, ama contemplar trabajos de suma
destreza realizados por Sus amados. Bendito seas, pues lo que tu habilidad ha
producido ha alcanzado la presencia de tu Señor, el Exiliado, el Agraviado.
Quiera Dios que a cada uno de Sus amigos les sea permitido aprender una de
las artes y sean confirmados para adherirse a lo que ha sido ordenado en el
Libro de Dios, el Todoglorioso, el Omnisapiente.
(De una Tabla, traducida del persa y del árabe)

10. En cuanto a lo que la Pluma Suprema ha señalado con anterioridad, la
razón de ello es que, en cada arte y destreza, Dios ama la más elevada
perfección.
(De una Tabla, traducida del persa)


EXTRACTOS DE LOS ESCRITOS DE 'ABDU'L-BAHÁ

11. Aun cuando la adquisición de las ciencias y las artes es la mayor gloria de
la humanidad, ello es así sólo a condición de que el río del hombre
desemboque en el poderoso Mar y obtenga de la antigua fuente de Dios Su
inspiración. Cuando esto ocurre, entonces cada maestro es como un océano
sin riberas y cada alumno, una pródiga fuente de conocimiento. Si, entonces,
la búsqueda del conocimiento conduce a la belleza de Aquél Quien es el
Objeto de todo conocimiento, cuán excelente es esta meta; mas, si no es así,
una mera gota podría tal vez excluir al hombre de la anegante gracia, pues con
el saber viene la arrogancia y el orgullo y ello acarrea error e indiferencia hacia
Dios.
(Selección de los Escritos de 'Abdu'l-Bahá. EBILA.
Buenos Aires. 1987. Sec. 72; pág. 111)

12. Observa cuidadosamente cómo la educación y las artes de la civilización
traen honor, prosperidad, independencia y libertad a un gobierno y a su
pueblo.
(El Secreto de la Civilización Divina. EBILA; pág. 134)

13. Es por esta razón que en este nuevo ciclo, la educación y la enseñanza
están consignadas en el Libro de Dios como obligatorias y no como
voluntarias. Es decir, se les impone al padre y a la madre, como un deber,
realizar todos los esfuerzos por instruir a la hija y al hijo, amamantarlos con el
pecho del conocimiento, y criarlos en el regazo de las ciencias y las artes. Si
desatendiesen este aspecto serían considerados responsables y dignos de
reproche, en la presencia del severo Señor.
(Selección de los Escritos de 'Abdu'l-Bahá. EBILA.
Buenos Aires. 1987. Sec. 98; pág. 128)

14. ¡Oh Dios, oh Tú que has derramado Tu esplendor sobre las realidades
luminosas de los hombres, derramando sobre ellos las resplandecientes luces
del conocimiento y la guía, y les has escogido de entre todas las cosas
creadas para esta gracia celestial y has hecho que abarquen todas las cosas,
que comprendan su íntima esencia y que descubran sus misterios, sacándolos
de la oscuridad al mundo visible! "Él verdaderamente muestra Su misericordia
especial a quienquiera Él desea".1
¡Oh Señor, ayuda a Tus amados a adquirir conocimiento y las ciencias y las
artes, y a descubrir los secretos que están atesorados en la más íntima
realidad de todos los seres creados! Haz que escuchen las verdades ocultas
que están escritas y fijadas en el corazón de todo lo que existe. Haz de ellos
las enseñas de guía entre todas las criaturas y rayos penetrantes de la mente
que derraman su luz en esta, la "primera vida."2Haz de ellos líderes hacia Ti,
guías de Tu sendero, mensajeros que instan a los hombres hacia Tu Reino.
Verdaderamente Tú eres el Poderoso, el Protector, el Potente, el Defensor, el
Fuerte, el Más Generoso.
¡Oh compañía de Dios! Para toda cosa creada, la Antigua Soberanía ha
otorgado sus propias perfecciones, su virtud particular y su excelencia especial
para que cada uno en su grado pueda llegar a ser un símbolo que indique la
sublimidad del verdadero Educador de la humanidad y que cada uno, al igual
que un espejo cristalino, pueda expresar la gracia y el esplendor del Sol de la
Verdad.
Y de entre todas las criaturas Él ha escogido al hombre para conferirle Su don
más maravilloso y le ha hecho alcanzar las bondades de la Compañía en lo
Alto. Que el más precioso de los dones sea lograr Su guía infalible, para que la
realidad íntima de la humanidad llegue a ser un nicho que contenga esta
lámpara y cuando los esplendores esparcedores de esta luz golpeen contra el
brillante cristal del corazón, la pureza de éste haga que los rayos
resplandezcan aún más fuertes que antes y brillen en gloria sobre las mentes y
las almas de los hombres.
El logro de la más gran guía depende del conocimiento y la sabiduría y de
estar informado sobre los misterios de las Palabras Sagradas. Por lo tanto, los
amados de Dios deben, sean jóvenes o viejos, hombres o mujeres, cada uno
de acuerdo con su capacidad, esforzarse por adquirir las diversas ramas del
conocimiento y aumentar su comprensión de los misterios de los Libros
Sagrados y su habilidad para ordenar las pruebas y evidencias divinas.
El eminente Sadru's-Sudúr, quien verdaderamente ha logrado una muy
exaltada posición en los Retiros de Gloria, inauguró la reunión de enseñanza.
Él fue la primera alma bendita en echar los cimientos de esta trascendental
institución. Alabado sea Dios, durante el transcurso de su vida, educó a
personas que hoy día son fuertes y elocuentes defensores del Señor Dios,
discípulos que en verdad son descendientes puros y espirituales de aquél que
estaba tan unido al Sagrado Umbral. Después de su fallecimiento, ciertos
individuos benditos dieron los pasos necesarios para perpetuar su tarea de
enseñanza y cuando supimos de ello, el corazón de este Cautivo se regocijó.
En este momento, yo también pido muy urgentemente a los amigos de Dios
que se esfuercen al máximo en este sentido, tanto como sus capacidades les
permitan. Mientras más se esfuercen por aumentar el alcance de su
conocimiento, mejor y más gratificante será el resultado. Que los amados de
Dios, ya sean jóvenes o viejos, hombres o mujeres, cada uno de acuerdo a sus
capacidades, se levanten y no escatimen esfuerzos para adquirir las diferentes
ramas actuales del conocimiento, tanto espiritual como secular, y de las artes.
Cuando quiera que se encuentren en sus reuniones, que su conversación se
limite a temas culturales y a información acerca del conocimiento del momento.
Si así lo hacen, inundarán el mundo con la Luz Manifiesta y convertirán esta
tierra polvorienta en jardines del Reino de la Gloria.
(De una Tabla, traducida del árabe)

15. Toda persona debe tener una ocupación, un oficio o un arte, para que él
pueda llevar la carga de otras personas y no ser él mismo una carga para los
demás.
(De una Tabla, traducida del persa)

16. Tú has escrito respecto a tu encuentro con... Él ha escrito que desea
enseñarte un oficio y muestra afecto y consideración hacia ti. Suplicamos a
Dios que este propósito pueda ser alcanzado y que aprendas esta habilidad,
pues de acuerdo a las enseñanzas divinas, toda persona debe adquirir un
oficio.
(De una Tabla, traducida del persa)

17. Él debe estudiar cada día desde la mañana hasta el mediodía para que
pueda aprender a leer y escribir. Desde mediodía hasta aproximadamente la
puesta del sol debería aprender un oficio. Los niños deben aprender a leer y a
escribir y adquirir un arte o una habilidad.
(De una Tabla, traducida del persa)

18. ...de acuerdo a las enseñanzas divinas, la adquisición de las ciencias y la
perfección de las artes son considerados actos de adoración. Si un hombre se
ocupa con toda su capacidad en la adquisición de una ciencia o en la
perfección de un arte, es como si hubiese adorado a Dios en iglesias y
templos. Qué merced más grande que ésta, que la ciencia sea considerada
como un acto de adoración y el arte como un servicio al Reino de Dios.
(Selección de los Escritos de 'Abdu'l-Bahá. EBILA.
Buenos Aires. 1987. Sec. 126; pág. 146)

19. ¡Oh tú, siervo del único y verdadero Dios! En esta dispensación universal,
la maravillosa artesanía del hombre es considerada como adoración a la
Resplandeciente Belleza. Reflexiona acerca de qué merced y bendición es que
la artesanía sea considerada como una adoración. En épocas anteriores se
creía que tales habilidades eran equivalentes a ignorancia, cuando no un
infortunio que impedía al hombre acercarse a Dios. Ahora bien, considera
cómo sus infinitas dádivas y sus abundantes favores han convertido el fuego
del infierno en el venturoso paraíso y a un montón de oscuro polvo en un
luminoso jardín.
Corresponde a los artesanos del mundo ofrecer a cada momento un millar de
muestras de gratitud en el Sagrado Umbral, y poner el mayor empeño y ejercer
diligentemente su profesión, para que sus esfuerzos produzcan aquello que
habrá de manifestar la más grande belleza y perfección ante los ojos de todos
los hombres.
(Selección de los Escritos de 'Abdu'l-Bahá. EBILA.
Buenos Aires. 1987. Sec. 127; págs. 146-47).

20. ¡Oh vosotros pequeños niños bahá'ís, vosotros, indagadores de la
comprensión y el conocimiento verdaderos! Un ser humano se distingue del
animal en varios aspectos. Ante todo, está hecho a imagen y semejanza de
Dios, a semejanza de la Luz Celestial, tal como lo dice la Tora: "Hagamos al
hombre a nuestra imagen, conforme a nuestra semejanza".3 Esta imagen
divina significa todas las cualidades de perfección, cuyas luces, emanando del
Sol de la Verdad, iluminan las realidades del hombre. Y entre los mayores
atributos de perfección se hallan la sabiduría y el conocimiento. Vosotros, por
tanto, debéis desplegar un gran esfuerzo, empeñándoos día y noche y sin
descansar un momento, por adquirir una abundante porción de todas las
ciencias y las artes, para que la Imagen Divina, la cual brilla desde el Sol de la
Verdad, ilumine el espejo de los corazones de los hombres.
(Selección de los Escritos de 'Abdu'l-Bahá. EBILA.
Buenos Aires. 1987. Sec. 118; pág. 142).

21. Animad a los niños desde su más temprana edad a dominar toda clase de
conocimiento y hacedles anhelar el llegar a ser hábiles en todo arte; siendo la
meta que, mediante la gracia favorecedora de Dios, el corazón de cada uno
pueda convertirse en un espejo que descubra los secretos del universo,
penetrando la realidad más íntima de todas las cosas; y que cada uno pueda
ganar fama mundial en todas las ramas del conocimiento, las ciencias y las
artes.
(De una Tabla, traducida del persa)

22. Por lo cual, ¡oh amados de Dios!, haced un gran esfuerzo hasta que
vosotros mismos seáis la evidencia de este adelanto y de todas estas
confirmaciones, y lleguéis a ser los centros focales de las bendiciones de Dios,
las auroras de la luz de su unidad, los promotores de los dones y las mercedes
de la vida civilizada. Sed en ese país la vanguardia de las perfecciones de la
humanidad; impulsad las diferentes ramas del conocimiento, sed activos y
progresistas en el campo de las invenciones y las artes. Esforzaos en rectificar
la conducta de los hombres, y buscad sobrepasar a todo el mundo en carácter
moral. Mientras los niños se hallen todavía en su infancia, alimentadles del
pecho de la gracia celestial, criadles en la cuna de toda excelencia, educadles
en el abrazo de la munificencia. Concededles la ventaja de toda clase de
conocimiento útil. Dejadles que participen en todo oficio o arte nuevos,
extraordinarios y maravillosos. Educadles en el trabajo y el esfuerzo, y
acostumbradles a las privaciones. Enseñadles a dedicar la vida a cosas de
gran importancia, e inspiradles a emprender estudios que beneficien a la
humanidad.
(Selección de los Escritos de 'Abdu'l-Bahá. EBILA.
Buenos Aires. 1987. Sec. 102; pág. 130)

23. Haced todo esfuerzo por adquirir el conocimiento avanzado de la época y
esforzaos por llevar adelante la civilización divina. Fundad escuelas que estén
bien organizadas y promoved los fundamentos de la instrucción en las distintas
ramas del conocimiento mediante profesores que sean puros y santificados,
distinguidos por sus elevadas normas de conducta y su excelencia general, y
con una fe fuerte: eruditos y educadores con un profundo conocimiento de las
ciencias y las artes.
(De una Tabla, traducida del persa)

24. ¡Oh vosotros, los recipientes de los favores de Dios!
En esta nueva y maravillosa Edad, el cimiento inconmovible es la enseñanza
de las ciencias y las artes. Según los explícitos Textos Sagrados, todos los
niños deben aprender artes y oficios, en la medida de lo necesario. Por lo cual,
en toda ciudad y aldea deben establecerse escuelas, y todo niño de esa
ciudad o aldea habrá de dedicarse al estudio en el grado que sea necesario.
(Selección de los Escritos de 'Abdu'l-Bahá. EBILA.
Buenos Aires. 1987. Sec. 109; pág. 136)

25. Entre los mayores de todos los grandes servicios está la educación de los
niños y la promoción de las distintas ciencias, oficios y artes. Alabado sea
Dios, vosotros estáis haciendo ahora enérgicos esfuerzos para conseguir este
fin. Mientras más perseveréis en esta tarea tan importante, más atestiguaréis
las confirmaciones de Dios, hasta tal punto que vosotros mismos quedaréis
atónitos.
Éste en verdad es un asunto más allá de toda duda, un empeño que con
seguridad será compensado.
(De una Tabla, traducida del persa)

26. En esta nueva y maravillosa Causa, el avance de todas las ramas del
conocimiento es un principio fijo y vital y los amigos, todos y cada uno de ellos,
están obligados a hacer todo esfuerzo para conseguir este fin, para que la
Causa de la Luz Manifiesta pueda extenderse y que todo niño, según su
necesidad, reciba su porción de ciencias y artes hasta que no se encuentre ni
un solo niño de campesino que esté completamente privado de estudios.
(De una Tabla, traducida del persa)

27. Incumbe a los niños bahá'ís superar a los demás niños en la adquisición de
ciencias y artes, pues ellos han sido acunados en la gracia de Dios.
Lo que otros niños aprenden en un año, que los niños bahá'ís lo aprendan en
un mes. El corazón de 'Abdu'l-Bahá en su amor anhela comprobar que los
jóvenes bahá'ís son, todos y cada uno de ellos, conocidos en el mundo entero
por sus logros intelectuales. Indiscutiblemente, han de aplicar todos sus
esfuerzos, energías, su sentido de la dignidad, en la adquisición de las
ciencias y las artes.
(Selección de los Escritos de 'Abdu'l-Bahá. EBILA.
Buenos Aires. 1987. Sec. 119; pág. 142)

28. Ahora en cuanto a lo que preguntaste respecto a abandonar el empeño
científico en París para dedicar tus días a enseñar esta Verdad, ciertamente es
aceptable y amado, pero si tú adquirieras ambas sería mejor y más perfecto,
pues en este nuevo siglo la obtención de la ciencia, las artes y las belles
lettres, sean divinas o mundanas, materiales o espirituales, es un asunto
aceptable ante Dios y un deber que incumbe a todos realizar. Por lo tanto,
nunca niegues las cosas espirituales a lo material, más bien las dos son de tu
incumbencia. No obstante, en el momento en que estés trabajando para este
empeño científico, debes estar dirigido por la atracción del amor de tu glorioso
Señor y consciente de mencionar Su espléndido Nombre. Si éste es el caso,
debes alcanzar la disciplina que estás estudiando en su perfección.
(Tablets of 'Abdu'l-Bahá Abbas, vol. 2, Chicago: Bahá'í
Publishing Committee, edición de 1930, págs. 448-49)


EXTRACTO DE UNA CHARLA DE 'ABDU'L-BAHÁ

29. Todas las bendiciones son divinas en origen, pero ninguna puede
compararse con este poder de búsqueda e investigación intelectual, el cual es
un don eterno que produce frutos de infinito deleite. El hombre siempre
participa de estos frutos. Todas las demás bendiciones son temporales; ésta
es una posesión sempiterna. Hasta la soberanía tiene sus limitaciones y puede
ser derrocada; es ésta una majestad y dominio que nadie puede usurpar o
destruir. En resumen, es una bendición eterna y un don divino, el obsequio
supremo de Dios para el hombre. Por lo tanto, debéis hacer vuestros más
fervientes esfuerzos para lograr el conocimiento de las ciencias y las artes.
Cuanto mayor sea vuestro logro, tanto mayor será vuestra medida en el
propósito divino.
(La Promulgación de la Paz Universal.
EBILA. Buenos Aires. 1991; pág. 57)


EXTRACTO DE UNA CARTA ESCRITA DE PARTE
DE LA CASA UNIVERSAL DE JUSTICIA A UN
CREYENTE INDIVIDUAL

30. En cuanto a la pintura, existen muchos pasajes maravillosos en los Escritos
que describen el papel de los artistas y que aclaran las dimensiones sociales y
espirituales de las artes mismas; tal vez mediante su estudio llegue a descubrir
dentro de usted nuevas fuentes de motivación y coraje.
(20 de agosto de 1990)





II

LA FUENTE DEL ARTE


EXTRACTOS DE LOS ESCRITOS DE BAHÁ'U'LLÁH

31. El Sol de la Verdad es la Palabra de Dios de la que depende la educación
de aquéllos que están dotados con el poder de la comprensión y de la
expresión. Es el verdadero espíritu y el agua celestial, mediante cuya ayuda y
graciosa providencia todas las cosas han sido y serán vivificadas. Su aparición
en todo espejo está condicionada por el color de éste. Por ejemplo, cuando su
luz se derrama sobre los espejos de los corazones de los sabios, produce
sabiduría. De igual manera cuando se manifiesta en los espejos de los
corazones de los artesanos, descubre artes nuevas y extraordinarias, y cuando
se refleja en los corazones de aquéllos que comprenden la verdad revela
maravillosas pruebas del verdadero conocimiento y descubre las verdades de
la expresión de Dios.
(De una Tabla, traducida del persa)

32. El conocimiento es uno de los maravillosos dones de Dios. Adquirirlo es
responsabilidad de todos. Las artes y los medios materiales que ahora se
manifiestan han sido logrados en virtud de su conocimiento y sabiduría, los
cuales fueron revelados en Epístolas y Tablas, mediante su Exaltadísima
Pluma, una Pluma de cuyo tesoro fueron
expuestas las perlas de sabiduría y prolación, y las artes y los oficios del
mundo han salido a la luz.
(Tablas de Bahá'u'lláh reveladas después del Kitáb-i-Aqdas.
EBILA. Buenos Aires; págs. 42-43)

33. El alma que se ha mantenido fiel a la Causa de Dios y ha permanecido
invariablemente firme en Su Sendero, poseerá después de su ascensión tal
poder que obtendrán provecho de ella todos los mundos que el Todopoderoso
ha creado. Tal alma suministra, a petición del Rey Ideal y Educador Divino, la
levadura pura que fermenta el mundo del ser y provee la fuerza por la cual las
artes y maravillas del mundo se hacen manifiestas.
(Pasajes de los Escritos de Bahá'u'lláh. EBILA. Buenos Aires.
Sexta edición revisada; sec. LXXXII, párrafo 7; pág. 133.)


EXTRACTOS DE LOS ESCRITOS Y CHARLAS
DE 'ABDU'L-BAHÁ

34. El poder del alma racional descubre las realidades de los seres,
comprende sus particularidades y penetra en los misterios de la existencia.
Todas las ciencias, conocimientos, artes, maravillas, instituciones,
descubrimientos y empresas proceden de la inteligencia del alma racional.
Hubo un tiempo en que todos ellos eran secretos ignorados e impenetrables;
el alma racional gradualmente los fue descubriendo, trasladándolos del plano
de lo invisible y oculto al dominio de lo visible.
(Contestación a Unas Preguntas. EBE, Terrassa,
Barcelona. 1994. Sec. 58; págs. 265-66)

35. Has de saber que la realidad del hombre abarca la realidad de las cosas,
de las que descubre sus verdades, propiedades y secretos. Es así cómo todas
estas artes, maravillas, ciencias y conocimientos han sido descubiertos por la
realidad humana. En otro tiempo, estas ciencias, conocimientos, maravillas y
artes eran secretos ocultos y velados que luego, gradualmente, fueron
descubiertos y traídos por el hombre del dominio de lo invisible al plano de lo
visible.
(Contestación a Unas Preguntas. Ídem; pág. 306)

36. Si somos verdaderos bahá'ís la palabra no es necesaria. Nuestras
acciones ayudarán al mundo, difundirán la civilización, ayudarán al progreso
de la ciencia y permitirán el desarrollo de las artes. Sin acción no puede
llevarse a cabo nada en el mundo material, ni las palabras por sí solas pueden
hacer que el ser humano progrese en el Reino espiritual. No sólo a través de
la expresión han alcanzado la santidad los elegidos de Dios, sino que por sus
pacientes vidas de servicio activo han difundido la luz en el mundo.
(La Sabiduría de 'Abdu'l-Bahá, EBILA. pág. 76)

37. Por el poder del Espíritu Santo, actuando a través de su alma, el ser
humano es capaz de percibir la realidad Divina de las cosas. Todas las
grandes obras de arte y de la ciencia son testigos de este poder del Espíritu.
(La Sabiduría de 'Abdu'l-Bahá, pág. 82)

38. La meditación es la llave que abre las puertas de los misterios. En ese
estado, el ser humano se abstrae; en esa actitud se aísla de todos los objetos
que le rodean; en este estado subjetivo se sumerge en el océano de la vida
espiritual, y puede descubrir los secretos de las cosas en sí mismas. Para
ilustrar esto, pensad en un individuo dotado con dos clases de vista: cuando
usa el poder de la visión interior, el poder de la visión exterior no ve.
Esta facultad de la meditación libera al ser humano de la naturaleza animal, le
hace discernir la realidad de las cosas y le pone en contacto con Dios.
Esta facultad hace aparecer desde el plano invisible las ciencias y las artes. A
través de la facultad meditativa, se hacen realidad las invenciones y se llevan
a cabo colosales empresas; gracias a ella, los gobiernos pueden gobernar con
tranquilidad. Por intermedio de esta facultad, el ser humano entra en el mismo
Reino de Dios.
(La Sabiduría de 'Abdu'l-Bahá. EBILA págs. 184-85)


EXTRACTO DE UNA CHARLA DE 'ABDU'L-BAHÁ

39. Todo Arte es un don del Espíritu Santo. Cuando esta luz brilla a través de
la mente de un músico, se manifiesta en hermosas armonías. De nuevo,
brillando a través de la mente del poeta, se contempla en hermosa poesía y
prosa poética. Cuando la Luz del Sol de la Verdad inspira la mente de un
pintor, produce pinturas maravillosas. Estos dones están cumpliendo su más
elevado propósito cuando manifiestan la alabanza de Dios.
(Lady Blomfield, The Chosen Highway, Wilmette:
Bahá'í Publishing Trust 1954, pág. 167)


EXTRACTO DE UN CABLE DE SHOGHI EFFENDI

40. SIENTO IMPELIDO LLAMAR CUERPO ENTERO CREYENTES
AMERICANOS DE AQUÍ ADELANTE CONSIDERAR CONMOVEDORA
NARRATIVA NABÍL COMO ADJUNTO ESENCIAL PARA PROGRAMA
ENSEÑANZA RECONSTRUIDO, COMO LIBRO TEXTO INALTERABLE EN
SUS ESCUELAS VERANO, COMO FUENTE INSPIRACIÓN EN TODO
TRABAJO ARTÍSTICO LITERARIO, COMO COMPAÑERO INVALUABLE EN
TIEMPOS OCIO, COMO INDISPENSABLE PREPARATIVO PARA FUTURO
PEREGRINAJE TIERRA NATAL BAHÁ'U'LLÁH Y COMO INSTRUMENTO
INFALIBLE PARA ALIVIAR AFLICCIÓN Y RESISTIR ATAQUES DE
HUMANIDAD DESILUSIONADA Y CRÍTICA.
(20 de junio de 1932, publicado en Messages to America: Selected Letters and
Cablegrams Addressed to the Bahá'ís of North America 1932-1946, Wilmette:
Bahá'í Publishing Committee, 1947, pág. 1)


POSTDATA MANUSCRITO DE SHOGHI EFFENDI
EN UNA CARTA ESCRITA DE SU PARTE A UN
CREYENTE INDIVIDUAL

41. Deseo expresar personalmente mi aprecio profundo y sincero a los
múltiples servicios que, cada vez más, está usted ofreciendo a nuestra amada
Fe. El campo en el que usted trabaja (representación teatral) es nuevo y
atractivo y está lleno de inmensas posibilidades de largo alcance. Que la
conmovedora narrativa histórica de Nabíl enriquezca su trabajo, eleve la
calidad de sus esfuerzos, aumente su alcance y profundice su influencia.
(20 de julio de 1933)


III

EL DESARROLLO FUTURO DE LAS ARTES


POSTDATA MANUSCRITA DE SHOGHI EFFENDI A
UNA CARTA ESCRITA DE SU PARTE A UNA ASAMBLEA ESPIRITUAL
NACIONAL

42. ...el primer Mashriqu'l-Adhkár de occidente... (marca) el primer intento, no
importa cuán rudimentario, de expresar la belleza que el arte bahá'í
desplegará, en su plenitud, a los ojos del mundo.
(1 de marzo de 1951, adjuntado a una carta escrita de su parte a la Asam-blea
Espiritual Nacional de Canadá publicado en Messages to Canada. National
Spiritual Assembly of the Bahá'ís of Canada, 1965, págs. 21-22)


EXTRACTOS DE CARTAS ESCRITAS DE PARTE DE SHOGHI EFFENDI4

43. Él sinceramente espera que, a medida que la Causa crezca y que
personas con talento vengan bajo su bandera, comenzarán a producir en el
arte el espíritu divino que anima sus almas. Toda religión ha traído consigo
alguna forma de arte... veamos qué maravillas va a brindar esta Causa. Un
espíritu tan glorioso debería también dar curso a un arte glorioso. El Templo
con toda su belleza es sólo el primer rayo de un temprano amanecer; cosas
aún más maravillosas se conseguirán en el futuro.
(11 de diciembre de 1931)
44. Es cierto que con la difusión del espíritu de Bahá'u'-lláh amanecerá una
nueva era en el arte y la literatura. Mientras que antes la forma era perfecta
pero faltaba el espíritu, ahora habrá un glorioso espíritu expresado en una
forma inmensurablemente mejorada por el genio vivificador del mundo.
(3 de abril de 1932)

45. Shoghi Effendi quedó muy interesado al saber del éxito del "Desfile de las
Naciones" que usted dirigió. Él confía sinceramente en que todos aquéllos que
asistieron fueran inspirados por el mismo espíritu que le animó mientras lo
organizaba.
Es a través de estas representaciones que podemos suscitar el interés del
mayor número de personas en el espíritu de la Causa. Llegará el día en el que
la Causa se difundirá como un reguero de pólvora cuando su espíritu y
enseñanzas se representen en los escenarios o en el arte y la literatura en
general. El arte puede despertar estos nobles sentimientos mejor que la fría
racionalización, especialmente entre la masa de la gente.
Tenemos que esperar tan sólo unos pocos años para ver cómo el espíritu
insuflado por Bahá'u'lláh encontrará expresión en el trabajo de los artistas. Lo
que usted y algunos otros bahá'ís están intentando son sólo los débiles rayos
que preceden a la refulgente luz de una gloriosa mañana. No podemos valorar
todavía la parte que la Causa está destinada a jugar en la vida de la sociedad.
Tenemos que darle tiempo. El material que este espíritu tiene que modelar es
demasiado basto e indigno, pero finalmente cederá y la Causa de Bahá'u'lláh
se revelará en su pleno esplendor.
(10 de octubre de 1932)

46. Al Guardián también le agradó saber de su profundo interés por la música
y de su deseo de servir a la Fe en esta línea. Aunque ahora es sólo el
comienzo mismo del arte bahá'í, no obstante los amigos que sientan estar
dotados para estos temas deberían esforzarse por desarrollar y cultivar sus
dones y a través de sus trabajos reflejar, no importa cuán inadecuadamente, el
Espíritu Divino que Bahá'u'lláh ha insuflado al mundo.
(4 de noviembre de 1937)

47. También, usted expuso la pregunta de cuál será la fuente de inspiración de
los músicos y compositores bahá'ís: ¿la música del pasado o la Palabra? No
podemos en absoluto prever, estando como estamos en el umbral de la cultura
bahá'í, qué formas y características tendrán las artes del futuro, inspiradas por
esta poderosa y nueva Revelación. Todo lo que podemos asegurar es que
serán maravillosas; como cada Fe ha hecho surgir una cultura que floreció en
formas diferentes, también se puede esperar que nuestra amada Fe haga lo
mismo. Es prematuro tratar de comprender cómo serán en este momento.
(23 de diciembre de 1942)

48. La música, como una de las artes, es un desarrollo cultural natural y el
Guardián no cree que debiera haber ningún fomento de la "Música Bahá'í",
como tampoco estamos intentando desarrollar una escuela bahá'í de pintura o
de literatura. Los creyentes son libres de pintar, escribir y componer según les
guíen sus talentos. Si se escribe música incorporando los escritos sagrados,
los amigos son libres de hacer uso de ella, pero nunca debería ser
considerado un requisito tener este tipo de música en las reuniones bahá'ís.
Mientras más lejos se mantengan los amigos de cualquier forma establecida,
tanto mejor, pues deben darse cuenta de que la Causa es absolutamente
universal y lo que puede parecer un bello añadido a su forma de celebrar una
Fiesta, etc., tal vez suene a los oídos de otro pueblo u otro país como sonidos
desagradables, y viceversa. Siempre que haya música de por sí está bien,
pero no deberían considerarla música bahá'í.
(20 de julio de 1946 a una Asamblea Espiritual Nacional)

49. El Guardián cree firmemente que, no importa qué opinión tenga la más
avanzada escuela de arquitectura sobre el tema, los estilos representados
actualmente en todo el mundo en arquitectura no sólo son muy feos, sino
también completamente carentes de dignidad y gracia, las cuales deben estar
presentes, al menos parcialmente, en una Casa de Adoración Bahá'í. Uno
debe tener siempre en cuenta que la inmensa mayoría de los seres humanos
no son ni muy modernos ni muy extremos en sus gustos y que lo que la
escuela avanzada pueda pensar que es maravilloso, a menudo es muy
desagradable para la gente normal y sencilla.
(11 de julio de 1956 a una Asamblea Espiritual Nacional)

50. En cuanto a la confección de un libro de canciones bahá'ís, su
comprensión de que no existe una expresión cultural que pueda llamarse
bahá'í en este momento (una música, literatura, arte, arquitectura, etc.,
distintivas, que son la flor de la civilización y que no surge al comienzo de una
nueva Revelación), es correcta. No obstante, esto no quiere decir que no
tengamos canciones bahá'ís, en otras palabras, canciones escritas por bahá'ís
sobre temas bahá'ís.
(21 de septiembre de 1957 a una Asamblea Espiritual Nacional)


EXTRACTOS DE COMUNICACIONES ESCRITAS POR
LA CASA UNIVERSAL DE JUSTICIA

51. Existen muchas referencias a la música en los escritos bahá'ís y se le da
una posición muy elevada en la educación. Sin duda, a medida que la Fe
progrese, aparecerán nuevas y maravillosas composiciones y el efecto
espiritual de éstas sobre la humanidad ciertamente no será menor que el de
las grandes composiciones del pasado. Su deseo y habilidad para servir a la
Fe a través de la música es por lo tanto aceptable y esperamos que encon-
trará abundante oportunidad para utilizar sus aptitudes de esta manera.
(19 de abril de 1973, carta a un creyente individual)

52. ...no hay objeción alguna en utilizar instrumentos musicales para
acompañar las oraciones bahá'ís, excepto por supuesto en el Mashriqu'l-
Adhkár, y siempre que se observe la debida reverencia. Tampoco existe
objeción a que grandes grupos canten oraciones al unísono, pero se aconseja
a los amigos que no permitan que esto se convierta en una práctica habitual.
(18 de abril de 1984, memorándum al
Centro Internacional de Enseñanza)

53. El amado Guardián dejó claro que el florecimiento de las artes que es el
resultado de una revelación divina llega sólo después de varios siglos. La Fe
Bahá'í ofrece al mundo la reconstrucción completa de la sociedad humana,
una reconstrucción de un efecto de tan transcendente alcance que ha sido
anhelado en todas las revelaciones del pasado y ha sido llamado el
establecimiento del Reino de Dios sobre la tierra. La nueva arquitectura a la
que esta revelación dará nacimiento florecerá después de muchas
generaciones. Estamos ahora solamente al comienzo de este gran proceso.
El momento actual es un período de confusión y cambio. La arquitectura, como
todas las artes y las ciencias, está sufriendo un desarrollo muy rápido; uno
sólo tiene que considerar los cambios que han ocurrido en el transcurso de las
últimas décadas para tener una idea de lo que probablemente va a ocurrir
durante los años inmediatamente venideros. Algunos edificios modernos, sin
duda, tienen cualidades de grandeza y perdurarán, pero mucho de lo que se
construye ahora puede quedar desfasado y parecer feo de aquí a unas
cuantas generaciones. La arquitectura moderna, en otras palabras, puede ser
considerada un nuevo desarrollo en su etapa primitiva. La arquitectura clásica
griega, sin embargo, es un ejemplo de un estilo de arte maduro. Es muy
hermoso ahora, al igual que lo ha sido durante unos dos mil años o más.
El edificio que estamos ahora a punto de construir está destinado a servir
durante cientos de años y es parte de un complejo de edificios alrededor del
arco en Monte Carmelo que van a ser de un estilo armonioso. Ésta es la razón
por la que hemos escogido un estilo que ha sido probado y que ha perdurado
largo tiempo, en vez de un estilo moderno que bien puede ser efímero.
(18 de julio de 1974, carta a un creyente individual)


EXTRACTOS DE CARTAS ESCRITAS DE PARTE DE LA CASA UNIVERSAL
DE JUSTICIA5

54. Como concertista de piano, usted está extraordinariamente dotado para el
servicio a Dios y a la humanidad, pues el Maestro declara que "el arte del
músico está entre aquellas artes dignas de la más elevada alabanza y
conmueve los corazones de todos los que sufren". Además, el buscar la
excelencia en su arte cumple las exhortaciones bahá'ís y es adoración
manifestada en su profesión.
(13 de mayo de 1980)

55. En respuesta a su petición de guía en cuanto a la mejor forma de abordar a
los artistas al enseñar la Fe, se puede decir que además de aquellos métodos
que atraen a la gente en general, los artistas serán sensibles al arte. Cuando
las sublimes enseñanzas de la Fe se reflejen en el trabajo artístico, los
corazones de la gente, incluyendo a los artistas, serán conmovidos. Una cita
de los Escritos Sagrados o descripción de la pieza de arte en su relación con
los Escritos puede proporcionar al espectador una comprensión de la fuente
de esta atracción espiritual y llevarle a un mayor estudio de la Fe.
(21 de julio de 1982)

56. Con la evolución de la sociedad bahá'í, que está compuesta de gente de
muchos orígenes culturales y gustos diversos, cada uno con su concepto de lo
que es estéticamente aceptable y agradable, aquellos bahá'ís con dotes para
la música, la representación teatral y las artes visuales son libres de ejercer
sus talentos de manera que sirva a la Fe de Dios. No deberían sentirse
perturbados ante la falta de aprecio por parte de algunos creyentes. Más bien,
en conocimiento de los convincentes escritos de la Fe sobre la música y la
expresión artística... deberían continuar sus esfuerzos artísticos en devoto
reconocimiento de que las artes son poderosos instrumentos para servir a la
Causa, artes que a su tiempo tendrán su madurez bahá'í.
(9 de agosto de 1983)

57. La Casa de Justicia desea animarle a escribir su libro, pero le recuerda
que el Guardián ha señalado claramente que en esta temprana etapa de la
Dispensación no existe algo semejante a arte, música, arquitectura o cultura
bahá'í. Éstas sin duda surgirán en el futuro como resultado natural de una
civilización bahá'í. Las predilecciones personales del Guardián en estos temas
no debieran nunca ser consideradas como bases para sus desarrollos... Por lo
tanto, debería tener cuidado de no indicar o de que se pudiera inferir que el
Guardián estableció los primeros comienzos de las formas artísticas bahá'ís. Él
creó hermosos jardines y edificios utilizando lo que estaba disponible y, como
en el caso de la superestructura del Santuario del Báb, contrató a expertos que
podían realizar diseños apropiados bajo su guía.
(23 de junio de 1985)

58. Con referencia a la música y a las bellas artes, usted por supuesto es libre
de incluirlas como temas curriculares en las escuelas bahá'ís. Muchas de sus
Asambleas Nacionales hermanas, profundamente conscientes de los Escritos
Bahá'ís respecto a la música y las artes, incorporan esta formación y estas
materias, en la medida en que les es posible, en esta etapa del desarrollo de
la comunidad bahá'í. Se necesita mucho trabajo por parte de profesores
devotos y de talento para estimular, recoger y publicar la música que está
surgiendo ahora en el mundo bahá'í y utilizarla sistemáticamente en las
escuelas...
De acuerdo con nuestras Enseñanzas, la música y las artes deben ser
fomentadas y contribuyen de manera inmensurable a la vitalidad y espíritu de
la comunidad.
(20 de agosto de 1985 a una Asamblea Espiritual Nacional)

59. La Casa de Justicia está complacida en tener conocimiento acerca de su
proyectada tesis sobre "El Alba del Arte Bahá'í". Estudios eruditos como éste
juegan un papel muy útil mediante la exploración de las implicaciones de las
enseñanzas bahá'ís, proporcionando nuevas ideas sobre la aplicación de
estas enseñanzas a temas contemporáneos y demostrando a los no-bahá'ís
las consecuencias transcendentales de la Revelación de Bahá'u'lláh.
(14 de noviembre de 1989)




IV

DIRECTRICES PARA LOS ARTISTAS BAHÁ'ÍS


EXTRACTO DE LOS ESCRITOS DE BAHÁ'U'LLÁH

60. Hemos hecho lícito escuchar música y canto. Prestad atención, no
obstante, no sea que el escucharlas os haga sobrepasar los límites de la
corrección y la dignidad. Que vuestra alegría sea la alegría que nace de Mi
Más Gran Nombre, un Nombre que embelesa el corazón y llena de éxtasis las
mentes de todos los que se han acercado a Dios. Nosotros en verdad hemos
hecho de la música una escalera para vuestras almas, un medio por el que
podáis ser elevados al reino de lo alto; no hagáis de ella, por lo tanto, alas
para el yo y la pasión. Verdaderamente, Nosotros somos reacios a veros
contados entre los necios
(Kitáb-i-Aqdas, párrafo 51)


EXTRACTO DE LOS ESCRITOS DE SHOGHI EFFENDI

61. Tal vida casta y santa, con sus implicaciones de modestia, pureza,
templanza, decencia y mentalidad clara, comprende no menos que el ejercicio
de la moderación en todo lo que concierne al vestido, lenguaje,
entretenimiento y todos los pasatiempos artísticos y literarios. Ésta exige la
vigilancia diaria en el control de nuestros deseos carnales o inclinaciones
corruptas. Requiere el abandono de una conducta frívola, con su excesivo
apego a los placeres triviales y con frecuencia erróneamente dirigidos.
(El Advenimiento de la Justicia Divina, EBILA.
Buenos Aires. 1974; págs. 47-48)


EXTRACTOS DE CARTAS ESCRITAS DE PARTE
DE SHOGHI EFFENDI6

62. En las enseñanzas no existe nada contra el baile, sin embargo los amigos
deben recordar que la norma de Bahá'u'lláh es la modestia y la castidad. El
ambiente de los salones de baile modernos, donde se fuma y se bebe tanto y
donde existe tanta promiscuidad, es muy malo, pero los bailes decentes no son
perjudiciales en sí mismos. Ciertamente no existe ningún daño en la danza
clásica o en aprender baile en una escuela. Ciertamente tampoco es
perjudicial actuar en obras de teatro. Y de igual manera actuar en el cine. Lo
perjudicial hoy día no es el arte en sí mismo, sino la desafortunada corrupción
que a menudo rodea a estas artes. Como bahá'ís no necesitamos evitar
ninguna de las artes, pero sí que deberíamos evitar los hechos y ambientes
que, a veces, acompañan a estos profesionales.
(30 de junio de 1952 a una Asamblea Espiritual Nacional)

63. Con respecto a su pregunta de si las figuras del Báb y Bahá'u'lláh deben
aparecer como personajes en obras dramáticas escritas por los creyentes, la
opinión de Shoghi Effendi es que el intento de dramatizar a las
Manifestaciones de Dios sería extremadamente irrespetuoso, y de aquí que los
amigos debieran evitarlo, incluso en el caso del Maestro. Además sería
prácticamente imposible llevar a cabo fielmente un proyecto así y de una
manera digna y apropiada.
(27 de enero de 1935 a una Asamblea Espiritual Nacional)

64. En cuanto a su pregunta, referente a la pertinencia de dramatizar episodios
históricos bahá'ís: el Guardián ciertamente aprobaría e incluso animaría a los
amigos a que se ocuparan en estos empeños literarios que, sin duda, pueden
ser de inmenso valor en la enseñanza. Lo que él desea que los creyentes
eviten es la dramatización de las personas del Báb, Bahá'u'lláh y 'Abdu'l-Bahá,
es decir, tratarles como figuras dramáticas, como personajes que aparecen en
el escenario. Como ya se ha señalado, él cree que sería muy irrespetuoso. El
mero hecho de que aparezcan en la escena constituye un acto de descortesía
que de ninguna manera se puede conformar con su exaltada posición. Su
mensaje, o palabras literales, deberían ser pronunciadas y expresadas sobre
el escenario preferentemente por sus discípulos.
(25 de julio de 1936)

65. ...la Fe ciertamente puede ser dramatizada, pero dos cosas deben tenerse
en cuenta. No puede utilizarse ninguna presentación personal del Báb,
Bahá'u'lláh o el Maestro; sólo se pueden utilizar Sus Palabras, pero ninguna
figura debe representarles; una gran dignidad, debe ser la clave.
(19 de agosto de 1951)


EXTRACTOS DE COMUNICACIONES ESCRITAS POR
LA CASA UNIVERSAL DE JUSTICIA7

66. No hemos encontrado nada en los textos que prohíba el uso del Más
Grande Nombre, los Nombres de las Manifestaciones de Dios o los nombres
de las Figuras Centrales de nuestra Fe en las letras de canciones. No
obstante, creemos que cuando se utilicen debiera hacerse con reverencia y
respeto, tanto en la forma en que se incorporan a la letra como en la forma de
presentación.
(14 de marzo de 1968 a una Asamblea Espiritual Nacional)

67. En vista de que el espíritu de nuestra reunión se ve tan afectado por el
tono y la calidad de nuestra adoración, de nuestro sentimiento y nuestro
aprecio por la Palabra de Dios para este día, confiaríamos en que fomenten en
sus comunidades la expresión más hermosa posible de los espíritus humanos,
mediante la música entre otras formas de sentimiento.
(22 de febrero de 1971 a una Asamblea Espiritual Nacional)

68. No vemos ninguna objeción al uso de fenómenos naturales como símbolos
para ilustrar la importancia de las tres Figuras Centrales, de las Leyes Bahá'ís
y la Administración Bahá'í; también apreciamos la conveniencia de utilizar
símbolos visuales para expresar conceptos abstractos.
(29 de julio de 1971)

69. Su interpretación, de que retratar al Báb y a Bahá'u'lláh en obras de arte
está prohibido, es correcta. El Guardián dejó claro que esta prohibición se
refiere a todas las Manifestaciones de Dios; las fotografías, o reproducciones
de retratos, del Maestro se pueden utilizar en libros, pero no se debe intentar
retratarle en obras dramáticas o de cualquier otro tipo donde Él sea uno de los
"dramatis personae". No obstante, no puede haber objeción a la
representación simbólica de estas Figuras Santas, con tal de que no se
convierta en un ritual y que el símbolo utilizado no sea irreverente.
(3 de diciembre de 1972)

70. ...un examen de las cartas del amado Guardián deja absolutamente claro
que no es permisible representar en escena la figura de la Manifestación de
Dios, ni siquiera la del Maestro...
La Casa Universal de Justicia considera inapropiado representar al Guardián
de la Fe como personaje en una obra.
La utilización de la luz, de gran intensidad o de diferentes colores, requiere su
cuidadosa consideración. Si el uso de la luz en cualquier forma sugiere una
personificación de la Manifestación de Dios no debería utilizarse, pero si
puede hacerse sin dar la impresión de que, de ningún modo, el Profeta está
siendo representado o personificado, entonces no hay objeción a su uso.
En cuanto a representar personas aún vivas, hay ocasiones en las que se
puede hacer, como representaciones espontáneas o locales con el propósito
de enseñar o de describir hechos, pero generalmente se considera poco
aconsejable el hacerlo.
(12 de agosto de 1975)

71. Con referencia a la pregunta respecto a dar palmadas en canciones donde
se utilice el Más Grande Nombre, la Casa de Justicia no desea establecer
reglas rígidas. Claramente estos asuntos son secundarios y sujetos a
consideraciones culturales, costumbres y a las convenciones sociales
prevalecientes en una sociedad determinada. En algunas culturas, por
ejemplo, el dar palmadas, como parte de la expresión religiosa, se considera
ofensivo; en otras culturas, el dar palmadas es una forma de llevar el ritmo del
himno, especialmente en ausencia de un instrumento musical, y es integral a la
experiencia religiosa; entre otros pueblos, el dar palmadas puede constituir
una demostración de fervor religioso. Además, dentro de cualquier país dado
puede muy bien haber diferencias culturales regionales.
Por lo tanto, se deja a cada Asamblea Espiritual Nacional que considere cada
caso con cuidado y sensibilidad a la luz del entorno cultural prevaleciente y, si
es necesario, ofrecer guía a los amigos.
(1 de octubre de 1986, memorándum al
Centro Internacional de Enseñanza)


EXTRACTOS DE CARTAS ESCRITAS DE PARTE DE
LA CASA UNIVERSAL DE JUSTICIA8

72. La Casa Universal de Justicia ha recibido su carta del 25 de marzo 1976
en la que pregunta si sería permisible incluir dibujos de las Manifestaciones de
Dios en algún material de estudio para los niños que usted está preparando, y
nos ha dado la instrucción de comunicarle que esto no sería permisible.
(16 de mayo de 1976 a una Asamblea Espiritual Nacional)

73. La prohibición de representar a la Manifestación de Dios en pinturas o
dibujos o en representaciones dramáticas se aplica a todas las
Manifestaciones de Dios. Existen por supuesto grandes y maravillosas obras
de arte de pasadas Dispensaciones, muchas de las cuales representan a las
Manifestaciones de Dios en un espíritu de reverencia y amor. En esta
Dispensación no obstante la mayor madurez de la humanidad y la mayor
conciencia de la relación entre la Manifestación Suprema y Sus siervos nos
permiten comprender la imposibilidad de representar, de cualquier forma
humana, ya sea pictóricamente, en escultura o en representación dramática, la
Persona de la Manifestación de Dios. Al establecer la prohibición bahá'í, el
amado Guardián señaló esta imposibilidad.
(9 de marzo de 1977)

74. Como sin duda sabe, no está permitido representar a las Manifestaciones
de Dios en obras dramáticas y puede comprenderse que se necesitará una
gran habilidad para realizar una película eficaz sobre la historia de la Fe en la
que ni el Báb ni Bahá'u'lláh puedan aparecer de hecho. Debido a la
abrumadora importancia del mensaje bahá'í y de la Revelación Bahá'í,
cualquier película semejante pro-
ducida bajo los auspicios de la comunidad bahá'í tendría que ser de la mayor
calidad posible en todos los aspectos.
(24 de septiembre de 1978 a una Asamblea Espiritual Nacional)

75. ...no sería correcto para un actor expresar la parte de una de las tres
Figuras Centrales de la Fe en una obra radiofónica.
(3 de abril de 1979 a una Asamblea Espiritual Nacional)

76. En cuanto a su petición de guía por parte de la Casa de Justicia respecto a
la obra que está escribiendo, se nos pide comunicarle que los amigos son
libres para escribir todo aquello que se sientan inspirados a crear. Si, no
obstante, estas obras tratan sobre la Fe y son para publicación, deben ser
revisadas y aprobadas por la Asamblea Espiritual Nacional del país donde
hayan de ser publicadas por primera vez.
(5 de marzo de 1981)

77. Todo trabajo literario, ya sea una obra u otro, tiene que ser revisado por la
Asamblea Espiritual Nacional del país donde se publique. En cuanto a la
representación de una obra de teatro en cualquier país, éste es un asunto a
decidir por la Asamblea Nacional, que puede dictar que, por razones de
seguridad, una obra determinada (bahá'í o no-bahá'í) no debiera ser
representada por los bahá'ís dentro de su jurisdicción. Ésta, por lo tanto, es
una cuestión diferente y no tiene nada que ver con la revisión.
(22 de febrero de 1982)

78. Debemos llamar su atención a la instrucción del amado Guardián de que,
aunque no se debe hacer ninguna representación personal de las Figuras
Santas en el escenario o en forma pictórica, no existe objeción a que Sus
palabras sean expresadas.
(15 de marzo de 1983 a una Asamblea Espiritual Nacional)

79. No existe ninguna objeción a que los bahá'ís escriban novelas que narren
acontecimientos y personajes históricos como los que describe en su carta. No
obstante, en vista de la imposibilidad de representar siquiera adecuadamente
a la Manifestación de Dios como personaje en una novela, y de la falta de
respeto implícita en esta tentativa, no se debería intentar una descripción de
esta índole que afecte a cualquiera de las Figuras Centrales de la Fe.
(10 de junio de 1986)

80. Aunque la Casa de Justicia es consciente de que se escribirán biografías
de la Hoja Más Sagrada, cree que no sería adecuado representarla en ninguna
forma, sea dramática o ficticia.
(22 de septiembre de 1986)

81. Usted, a veces, suministra detalladas descripciones escritas de los
símbolos que usa en sus pinturas. Como práctica esto podía presentar un
aspecto excesivamente interpretativo de los conceptos bahá'ís, en última
instancia restando bastantes méritos de sus realzados esfuerzos artísticos. El
simbolismo es la sustancia del arte, pero los artistas, rara vez, interpretan los
símbolos que usan, los dejan a los observadores de sus trabajos para que
extraigan sus propias conclusiones, a veces con no más que insinuaciones de
los títulos dados a tales trabajos.
La titulación de una obra de arte es una prerrogativa del artista; la única
objección sería hacia el uso de títulos irreverentes para una obra que intente
representar un aspecto Bahá'í.
En cuanto a su pregunta respecto a la ejecución, por parte de un artista, de
"una pintura que es una iluminación contemporánea de un pasaje de los
Escritos Sagrados", la Casa de Justicia siente que los artistas no deberían ser
cohibidos, por las instituciones bahá'ís, de realizar diversas representaciones
caligráficas de los Escritos Sagrados o del Más Grande Nombre. No obstante,
estos esfuerzos deben ser de buen gusto y no asumir formas que se presten al
ridículo. Respecto al símbolo comúnmente utilizado del Más Grande Nombre,
la Casa de Justicia aconseja que se debe prestar gran cuidado a la
interpretación exacta de la caligrafía persa, pues cualquier variación de la
representación aceptada puede causar aflicción a los creyentes persas
(23 de febrero de 1987)

82. La política formulada por la Casa de Justicia de no fomentar la
reproducción de fotografías de los retratos del Maestro para distribución no
implica ningún juicio sobre la calidad de una pintura. Existe una amplia
variedad en la calidad artística con la que se realizan los retratos del Maestro.
La Casa de Justicia no desea mostrar preferencia de una pintura sobre otra;
prefiere adoptar esta política general como medio de asegurar que se ofrece el
respeto apropiado a las representaciones de 'Abdu'l-Bahá y que no haya
distribución de reproducciones fotográficas de aquellas pinturas que sean de
mala calidad...
De manera más general, la Casa de Justicia siente que uno de los mayores
desafíos que afrontan los bahá'ís en todas partes es el de devolver a las
gentes del mundo la conciencia de la realidad espiritual. Nuestra visión del
mundo es marcadamente diferente de la de la masa de la humanidad, en tanto
que percibimos que la creación incluye entidades tanto físicas como
espirituales y que consideramos que el propósito del mundo en el que nos
encontramos ahora es el de ser un vehículo para nuestro progreso espiritual.
Esta visión tiene importantes implicaciones para el comportamiento de los
bahá'ís y da origen a prácticas que son bastante contrarias a la conducta
prevaleciente de la sociedad en general. Una de las virtudes distintivas,
enfatizada en los Escritos Bahá'ís, es el respeto por lo sagrado. Este
comportamiento no tiene sentido para aquéllos cuya perspectiva del mundo es
enteramente materialista, mientras que muchos seguidores de las religiones
establecidas lo han rebajado a un conjunto de rituales desprovistos de un
verdadero sentimiento espiritual.
En algunos casos, los Escritos Bahá'ís contienen guía precisa sobre cómo se
debe expresar la reverencia hacia los objetos o lugares sagrados, por ejemplo,
las restricciones sobre el uso del Más Grande Nombre en objetos o sobre el
uso indiscriminado de la grabación de la voz del Maestro. En otros casos, se
pide a los creyentes que se esfuercen por obtener una comprensión más
profunda del concepto de lo sagrado en las enseñanzas bahá'ís, de la cual
ellos puedan determinar sus propias formas de conducta, por las que deban
ser expresadas la reverencia y el respeto.
La importancia de este comportamiento deriva de los principios expresados en
los Escritos Bahá'ís, que lo exterior tiene influencia en lo interior. Refiriéndose
al "pueblo de Dios", Bahá'u'lláh declara:

Su conducta exterior no es sino un reflejo de su vida interior, y su vida interior
un espejo de su conducta exterior.

Es dentro de este marco que la Casa Universal de Justicia desea que usted
contemple las preocupaciones expresadas durante los últimos años. Los
bahá'ís dotados de talento artístico están en una posición única para utilizar
sus habilidades, cuando tratan temas bahá'ís, de tal manera que revelen a los
hombres la evidencia de la renovación espiritual que la Fe Bahá'í ha traído a la
humanidad mediante su revitalización del concepto de la reverencia.
Las cuestiones de la libertad artística no están relacionadas con los temas
tratados aquí. Los artistas bahá'ís son libres de aplicar sus talentos a cualquier
tema que les sea de interés. No obstante, se espera que ejercerán un papel
líder en devolver a una sociedad materialista un aprecio por la reverencia
como elemento vital en el logro de la verdadera libertad y la felicidad
perdurable.
(24 de septiembre de 1987)

83. En El Advenimiento de la Justicia Divina, págs. 47-48, Shoghi Effendi
declara que la Fe "condena la prostitución del arte" y "la práctica del nudismo",
y llama en su lugar al "ejercicio de la moderación en todo lo que concierne al
vestido, lenguaje, entretenimiento y todos los pasatiempos artísticos y
literarios". No obstante, la Casa de Justicia no conoce ningún pasaje en las
enseñanzas que prohíba dibujar el cuerpo humano en obras de arte. Es la
práctica del nudismo la que el Guardián condena en "El Advenimiento de la
Justicia Divina" y no la desnudez. Existen muchas variables en la cuestión de
retratar la forma desnuda en el arte, incluyendo las actitudes y costumbres
locales. La intención del artista es un factor muy importante. Normalmente es
un asunto que se deja a la conciencia y el buen gusto del artista individual, a
menos que la Asamblea Espiritual decida que la Causa está siendo de hecho
perjudicada en un caso particular.
(25 de febrero de 1988 a una Asamblea Espiritual Nacional)

84. La Casa de Justicia está complacida de conocer el éxito que está usted
consiguiendo en su profesión. Le aconseja que contemple su actividad
profesional dentro del contexto de servicio a la Fe y la promoción de la
proclamación y el trabajo de enseñanza. Sus logros musicales le permitirán
llegar a una mayor variedad de gente y finalmente proclamar el Mensaje de
Bahá'u'lláh a través de la expresión de sus valores en su música. Puede
también hacer valiosas amistades para la Fe entre la gente influyente que
conocerá a medida que su carrera siga progresando... Los artistas bahá'ís que
logran eminencia y renombre en su campo y que permanecen dedicados a la
promoción de la Fe pueden ser de extraordinaria ayuda a la Causa en este
momento actual, cuando la curiosidad pública sobre las enseñanzas bahá'ís
está surgiendo gradualmente.
(30 de junio de 1988)

85. En respuesta a su carta... en la que pregunta si los versos de las oraciones
o selecciones de "Las Palabras Ocultas" pueden ser repetidos cuando sean
cantados por un coro o por individuos, especialmente en la Casa de
Adoración, la Casa Universal de Justicia nos ha indicado comunicarle que no
existe objeción a la repetición de estos versos en canciones para conformarse
a los requerimientos musicales.
(30 de marzo de 1989 a una Asamblea Espiritual Nacional)

86. Con referencia a su pregunta respecto a las limitaciones para poner
música a los Escritos Bahá'ís, debemos manifestar que está permitido utilizar
selecciones de los Escritos Sagrados como letra para ser acompañada por
composiciones musicales y repetir versos o palabras. Un compositor es libre
de determinar el estilo musical, teniendo en cuenta la obligación espiritual de
tratar los Textos Sagrados con corrección, dignidad y reverencia.
(28 de noviembre de 1990)

87. ... las danzas tradicionales asociadas con la expresión de una cultura
están permitidas en los Centros Bahá'ís. No obstante, se debe tener en cuenta
que estas danzas tradicionales generalmente tienen un tema subyacente o
representan una historia. Se debe tener cuidado en asegurarse de que los
temas de estas danzas estén en armonía con las elevadas normas éticas de la
Causa y no son representaciones que inciten a los bajos instintos y las
pasiones indignas...
En cuanto a las danzas coreografiadas cuyo propósito es el de reforzar y
proclamar principios bahá'ís, si se pueden realizar de manera que expresen la
nobleza de estos principios e invoquen actitudes correctas de respeto o de
reverencia, no existe objeción a las danzas que estén dirigidas a interpretar
pasajes de los Escritos; no obstante, es preferible que los movimientos de una
danza no sean acompañados de la lectura de las palabras.
Los principios que deben guiar a los amigos en su consideración de estas
cuestiones es la observancia de la "moderación en todo lo que concierne al
vestido, lenguaje, entretenimiento y todos los pasatiempos artísticos y
literarios".
(20 de junio de 1991 a una Asamblea Espiritual Nacional)

88. No existe objeción, por supuesto, al uso de la frase "artista bahá'í" pero en
este momento en la Dispensación Bahá'í no debemos utilizar el término de
"arte bahá'í", "música bahá'í" o "arquitectura bahá'í".
(12 de marzo de 1992)

89. Respecto a su pregunta en cuanto a la corrección de que los amigos
canten al unísono oraciones bahá'ís a las que se ha puesto música, esto es
enteramente permisible. No obstante, la música debe reflejar apropiadamente
la naturaleza sagrada de los Escritos, y se aconseja a los amigos no hacer un
ritual de esta práctica. El amado Maestro nos anima a este respecto:
Por lo tanto... poned música a los versos y palabras divinas para que puedan
ser cantados con melodía conmovedora en las Asambleas y las reuniones, y
que los corazones de los que escuchen se agiten y se eleven hacia el Reino
de Abhá en súplica y oración.
(20 de abril de 1992 a una Asamblea Espiritual Nacional)


Notas:
1 Qur'án 3:67.
2 Qur'án 56:62.
3 Génesis 1:26.
4 A individuos salvo que se indique de otro modo.
5 A individuos salvo que se indique de otro modo.
6 A individuos salvo que se indique de otro modo.
7 A individuos salvo que se indique de otro modo.
8 A individuos salvo que se indique de otro modo.

Holy-Writings.com v2.7 (213613) © 2005 - 2015 Emanuel V. Towfigh & Peter Hoerster | Imprint | Change Interface Language: DE EN