Read: Alma, Mente y Espiritu


PRIMERA PARTE


ALMA, MENTE Y ESPIRITU



LOS TRES GRADOS DEL MUNDO DE LA HUMANIDAD

Hay en el mundo de la humanidad tres grados: el del cuerpo, el del alma y el del espíritu.
El cuerpo es el grado físico o animal del hombre. Desde el punto de vista corporal, el
hombre participa del reino animal. Los cuerpos, tanto del hombre como de los animales, se
componen de elementos que se mantienen unidos por la ley de la atracción. (1)

El hombre está dotado de una realidad exterior o física. Pertenece al dominio material, al
reino animal, porque él se ha originado en el mundo material. Esta realidad animal del
hombre la comparte en común con los animales.
El cuerpo humano está sujeto, como los animales, a las leyes de la naturaleza. Pero el
hombre está dotado de una segunda realidad: la racional o intelectual y ésta es superior a la
misma naturaleza.
Todos los conocimientos científicos de que disfrutamos eran secretos profundamente
ocultos de la naturaleza, desconocidos por ella misma, pero el hombre fue capaz de descu-
brir estos misterios, de sacarlos del plano de lo invisible al plano de lo visible (2)

El hombre posee, al igual que el animal, las facultades de los sentidos, está sujeto al calor, al
frio, al hambre, a la sed; pero el hombre se diferencia del animal porque tiene un alma
racional, una inteligencia humana.
Esta inteligencia del hombre es la intermediaria entre su cuerpo y su espíritu. (3)

Aún existe una tercera realidad en el hombre, la espiritual. Por mediación de ella se
descubren las revelaciones espirituales, la facultad celestial o divina, que es infinita en
comparación con el dominio intelectual o físico. Este poder ha sido conferido al hombre a
través del soplo del Espíritu Santo. Es una realidad eterna, indestructible; una realidad que
pertenece a la divinidad, al reino sobrenatural; una realidad con la que se ilumina al mundo y
que concede al hombre una vida eterna. Esta tercera realidad espiritual es aquella que
descubre los acontecimientos pasados y que contempla las perspectivas del futuro. Es el
rayo del sol de la verdad. El mundo espiritual está bañado con su luz. La totalidad del Reino
Divino ha sido iluminado por él. Esta goza de un mundo de beatitud, un mundo que no tiene
comienzo y que no tendrá fin. (4)


LA REALIDAD DEL HOMBRE


El hombre -el verdadero hombre- es el alma, no el cuerpo; aun cuando físicamente el
hombre pertenece al reino animal, aun así, su alma lo eleva por encima del resto de la
creación. (5)

Si bien es cierto que el hombre posee poderes y sentidos externos en común con el animal,
no obstante, existe en él un poder extraordinario, del cual el animal carece. Las ciencias, las
artes , las invenciones, los oficios y descubrimientos de las realidades son el resultado de
este poder espiritual. Este es un poder que abarca a todas las cosas, comprende sus
realidades, descubre todos los misterior ocultos de los seres y, mediante este conocimiento,
los controla. Incluso percibe las cosas que no existen exteriormente, es decir, las realidades
intelectuales que no son perceptibles por los sentidos y que no tienen existencia exterior
debido a que son invisibles; ello comprende a la mente, el espíritu, las cualidades, los
caracteres, el amor y la aflicción del hombre, las cuales son realidades intelectuales. Además,
estas ciencias, artes, leyes e incontables invenciones existentes del hombre, en un tiempo
eran invisibles, misteriosos y ocultos secretos; sólo el poder humano que todo lo abarca los
ha descubierto y los ha traído al plano de lo visible...
...Ahora bien, el animal percibe las cosas sensibles, pero no percibe las realidades
intelectuales. Por ejemplo, aquello que se encuentra dentro del campo de su visión el animal
lo ve, pero aquello que se halla más allá del campo de su visión no le es posible percibirlo, ni
imaginarlo. Es así que no le es posible al animal comprender que la tierra tenga la forma de
una esfera. Pero el hombre, a partir de las cosas conocidas, comprueba las cosas
desconocidas y descubre las verdades desconocidas...
El animal es cautivo de sus sentidos y está amarrado a ellos; todo aquello que está más allá
de los sentidos, las cosas que el animal no controla, no las puede comprender, aunque en los
sentidos externos sea superior al hombre. De modo que queda probado y comprobado que
en el hombre existe un poder de descubrimiento que lo distingue de los animales, y ello es el
espíritu humano. (6)

...Este espíritu posee el poder del descubrimiento; él abarca todas las cosas. Todos estos
maravillosos signos, estos descubrimientos científicos, las grandes empresas y los
importantes acontecimientos históricos que tú conoces son debidos a él (7)
El espíritu humano, que diferencia al hombre del animal, es el alma racional, y estos dos
nombres -el espíritu humano y el alma racional- designan a una misma cosa. Este espíritu,
que en la terminología de los filósofos es el alma racional, abarca a todos los seres y, hasta
donde lo permite la capacidad humana, descubre las realidades de las cosas y se hace
conocedor de sus peculiaridades y efectos. Pero el espíritu humano, si no es ayudado por el
espíritu de fe, no llega a familiarizarse con los secretos divinos y las realidades celestiales. Es
como un espejo que, aunque limpio, pulido y brillante, no obstante, necesita de la luz.
Mientras un rayo de sol no se refleje en él, no puede descubrir los secretos celestiales. (8)

EL ALMA, UN MISTERIO DE DIOS

Sabe, en verdad, que el alma es un signo de Dios, una gema celestial cuya realidad los más
doctos de los hombres no han comprendido, y cuyo misterio ninguna mente, por aguda que
sea, podrá esperar jamás desentreñar. Es, entre todas las cosas creadas, la primera en
declarar la excelencia de su creador, la primera en reconocer su gloria, en aferrarse a su
verdad, e inclinarse en adoración ante Él. Si es fiel a Dios, reflejará su luz y finalmente
regresará a Él. Si, por el contrario, no es leal a su Creador, se convertirá en una víctima del
yo y de la pasión, y, por último, se hundirá en sus profundidades...
En los libros del pasado, mucho se ha escrito sobre los diversos grados en el desarrollo del
alma, tales como concupiscencia, irascibilidad, inspiración, benevolencia, contento, divina
complacencia y otros; sin embargo, la Pluma del Altísimo no está dispuesta a tratar de ellos.
En este Día toda alma que camine humildemente con su Dios y se aferre a Él, se encontrará
investida con el honor y gloria de todos los bellos nombres y posiciones...
En verdad digo que el alma humana es en su esencia uno de los signos de Dios, un misterio
entre sus misterios. Es uno de los poderosos signos del Omnipotente, el heralo que proclama
la realidad de todos los mundos de Dios. Dentro de ella yace oculto lo que ahora el mundo
es completamente incapaz de comprender...(9)

Si ponderases en tu corazón, desde ahora hasta el fin que no tiene fin, concentrando toda la
inteligencia y entendimiento que las más grandes mentes han logrado en el pasado o lograrán
en el futuro, sobre esta Realidad sutil y divinamente ordenada, este signo de la revelación del
Dios Viviente y Todo Glorioso, aun así no comprenderás su misterio ni podrás valorar su
virtud. Habiendo reconocido tu impotencia para lograr un entendimiento adecuado de
aquella Realidad que mora dentro de ti, admitirás prontamente la inutilidad de los esfuerzos
que intentes tú o cualquiera de las cosas creadas, en sondear el misterio del Dios Viviente, el
Sol de gloria que no se desvanece, el Antiguo de los días sempiternos. Esta confesión de
impotencia, que finalmente la contemplación madura debe impulsar a hacer a cada mente, es
en sí la cima del entendimiento humano y marca la culminación del desarrollo del hombre.
(10)


RELACION ENTRE ALMA, MENTE Y ESPIRITU

Alguien desea una explicación de los términos alma, mente y espíritu. La terminología de los
antiguos y modernos filósofos difiere. Según los grandes filósofos del pasado las palabras
alma, mente y espíritu se refieren a los principios básicos de la vida; la esencia fue expresada
bajo diferentes nombres y estos tres términos designaron las diversas funciones de la realidad
absoluta, o sea la operación de una sola esencia; por ejemplo, cuando ellos trataron la
sensación de la emoción, la llamaron alma; cuando quisieron expresar ese poder que
descubre la realidad de los fenómenos, le dieron el apelativo de mente, y cuando estudiaron
la conciencia que interpreta el mundo de la creación, le dieron el título de espíritu.
Un hombre ve, oye y habla -siendo el ver, oir y hablar diferentes funciones del mismo poder
o realidad que le anima... La única esencia primordial invisible tuvo varios nombres, pero
esto es en resumen una sinopsis de la antigua filosofía.
Hacemos una diferenciación en estos temas. Cuando hablamos del alma nos referimos al
poder motriz que anima a este cuerpo físico que vive bajo su pleno control, de acuerdo con
sus dictados. Si el alma se identifica con el mundo material, se oscurece, porque en el mundo
natural hay corrupción, agresión, lucha por la existencia, codicia, oscuridad, transgresión y
vicio. Si el alma se queda en ese estrato y se mueve a lo largo de estos senderos, será el re-
cipiente de esta oscuridad; pero si llega a ser el recipiente de las gracias del mundo de la
mente, su oscuridad será transformada en luz, su tiranía en justicia, su ignorancia en
sabiduría, su agresión en amabilidad, hasta que alcance la cúspide. Entonces ya no quedará
ninguna lucha por la existencia. El hombre se liberará del egoismo; no tendrá apego al
mundo material; llegará a ser la personificación de la justicia y virtud, pues un alma
santificada ilumina a la humanidad y es honra de la raza humana, concediendo vida a los
hijos de los hombres y haciendo que todas las naciones alcancen el nivel de la unidad
perfecta. Por lo tanto, podemos dar el nombre de "alma santificada" a tal persona.
El hombre tiene, sin embargo, una facultad que le revela los secretos de la existencia. Le
confiere un poder por medio del cual puede investigar las realidad de cada objeto. Esto
conduce al hombre más y más al nivel luminoso de la sublimidad divina y le libera de todas
las cadenas del egoismo, haciendo que se eleve al cielo puro de la santidad. Este es el poder
de la mente, porque el alma no es capaz por sí misma de desentrañar los misterios de los
fenómenos; pero la mente puede lograr ésto y, por consiguiente, es un poder superior al
alma.(11)

Pero la mente es el poder del espíritu humano. El espíritu es la lámpara, la mente es la luz
que brilla desde la lámpara. El espíritu es el árbol, y la mente es el fruto. La mente es la
perfección del espíritu y es su cualidad esencial, como los rayos del sol son la necesidad
esencial del sol (12)

Vosotros percibís cómo el alma es el intermediario entre el cuerpo y el espíritu. Del mismo
modo que el árbol es el intermediario entre la semilla y el fruto. Cuando aparece el fruto del
árbol y adquiere su madurez, entonces sabemos que el árbol es perfecto; si el árbol no
produjera frutos sería inútil su crecimiento y no tendría objeto alguno.
Cuando el alma posee la vida del espíritu, entonces produce buenos frutos y se convierte en
un árbol divino. Deseo que tratéis de entender bien este ejemplo. Espero que la inmensa
bondad de Dios fortalezca de tal modo la cualidad celestial de vuestras almas, que ponga a
éstas en relación con el espíritu, para que éste domine para siempre el lado material, tan
completamente gobernado por los sentidos, para que vuestras almas se aproximen a la
perfección del Reino Celestial. (13)

Cuando el hombre permite a su espíritu iluminar su entendimiento, por medio de su alma,
entonces contiene a toda la creación; porque siendo el hombre la acumulación de todo lo
anterior y por consiguiente superior a todas las evoluciones pasadas, contiene todo el mundo
inferior dentro de sí mismo. Iluminado por el espíritu, por medio del alma, la inteligencia
radiante del hombre le hace a éste el punto culminante de la creación.
Pero en cambio, si el hombre no abre su mente y su corazón a la bendición del Espíritu y
vuelve su alma hacia el lado material, hacia la parte corporal de su naturaleza, cae de su
posición superior y se convierte en algo inferior a los habitantes del reino animal. En este
caso el hombre se halla en una triste situación. Porque si las cualidades espirituales abiertas
al soplo del divino espíritu, no se utilizan jamás, se atrofian, se debilitan y al final se incapa-
citan; mientras que las cualidades materiales de la misma, al ser ejercitadas con exclusión de
las otras, llegan a ser terriblemente poderosas, y ese hombre infeliz y extraviado se torna
más salvaje, más injusto, más vil, más cruel y más malévolo que los animales inferiores.
Siendo sus aspiraciones y deseos fortalecidos por la baja naturaleza de su alma, ésta se va
tornando más y más brutal, hasta que todo su ser no es en manera alguna superior al de las
bestias que perecen...
Si por el contrario, la naturaleza espiritual de su alma ha sido fortalecida de manera tal que
mantiene al lado material en sujeción, entonces el hombre se acerca a lo divino; su
humanidad llega a tal punto de glorificación que las virtudes de la asamblea celestial se
manifiestan en él, irradiando la misericordia de Dios, estimulando el progreso espiritual de la
humanidad, porque llega a ser lámpara difusora de luz en su sendero.(14)


EL ESPIRITU DE FE

Hay todavía otro poder que se diferencia de aquel del alma y de la mente. Este tercer poder
es el espíritu, que es una emanación del Divino Dador; es la refulgencia del sol de la
realidad, la irradiación del mundo celestial, el espíritu de fe, el espíritu a que se refiere Su
Santidad Cristo cuando dice: "Aquellos que son nacidos de la carne, carne son, y aquellos
que son nacidos del espíritu, espíritu son". El espíritu es el eje alrededor del cual gira la vida
eterna. Conduce a la gloria eterna y es la causa de la exaltación de la humanidad.
En otro pasaje Su Santidad Cristo dice: "Quien no haya recibido una porción del espíritu es
como un muerto. Que los muertos entierren a sus muertos". Esto quiere decir que aunque
las almas de la humanidad estén viviendo, si están privadas del contacto con el espíritu, son
como muertos. En otro lugar Cristo dice: "Debéis ser bautizados por el espíritu". Este
espíritu de fe es la llama de la realidad, la vida de la humanidad y la causa de la iluminación
eterna. Inspira al hombre a alcanzar las virtudes y perfecciones del mundo divino.
Es mi esperanza que cada uno de vosotros llegue a ser consciente de esta llama. (15)

Hay sin embargo otro espíritu que se puede llamar divino, al cual Jesucristo se refiere
cuando declara que el hombre tiene que ser nacido de él y bautizado con su fuego viviente.
Las almas privadas de este espíritu son como muertas, aunque poseen el espíritu humano. Su
Santidad Jesucristo los ha declarado muertos, en cuanto ellos no tienen ninguna porción del
espíritu divino. Él dice: "Dejad que los muertos sepulten a sus propios muertos". En otra
ocasión declara: "Lo que es nacido de la carne, carne es; y lo que es nacido del espíritu,
espíritu es". Por esto quiere decir que las almas, aunque vivas en el reino humano, están, sin
embargo, muertas, al ser privadas de este espíritu particular de la vivificación divina. No
participan de la vida divina del reino superior; pues el alma que participa del poder del
espíritu divino, realmente vive.(16)

Dios creó en nosotros un espíritu santo divino, el espíritu humano con sus poderes
intelectuales que están muy por encima de los poderes de la naturaleza. Por ello, gozamos
del éxtasis del espíritu y vemos al mundo iluminado...Este poder le otorga al hombre un
eficaz control sobre la naturaleza. Él es capaz de descubrir la realidad y traer las cosas
invisibles al campo de lo visible. De este modo es capaz de hacer efectiva la voluntad de
Dios y proporcionarle un estado material. Esto fue lo que quiso significar Bahá'u'lláh cuando
dijo: "Te creé rico, ¿por qué te empobreces?" Y Jesucristo cuando dijo:"El Padre está en mí
y yo en vosotros". Este era el poder que a través de Bahá'u'lláh dijo: "Te hice noble, ¿por
qué te degradas?" Este poder os distingue sobre todas las criaturas. ¿Por qué lo dedicáis
únicamente a vuestras condiciones materiales? Debería ser empleado en la adquisición y la
manifestación de las generosidades de Dios, para que podáis establecer el Reino de Dios
entre los hombre y obtener la felicidad en ambos mundos, el visible y el invisible. (17)

El espíritu del hombre es un poder que envuelve las realidades de todas las cosas. Todo lo
que ves en torno a ti, los productos maravillosos de la pericia humana, las invenciones, los
descubrimientos y evidencias semejantes, cada uno de ellos era antes un secreto oculto en el
dominio de lo desconocido. El espíritu humano puso al descubierto ese secreto y lo hizo
salir de lo invisible al mundo de lo visible...Es evidente que el espíritu humano es un poder
que todo lo rodea y que ejerce su dominio sobre la eséncia íntima de todas las cosas creadas,
poniendo al descubierto los bien guardados misterios del mundo de los fenómenos.
El espíritu divino, sin embargo, revela las realidades divinas y los misterios universales que
yacen dentro del mundo espiritual. Es mi esperanza que tú obtengas este espíritu divino,
para que puedas descubrir los secretos del otro mundo, como así también los misterios del
mundo terrenal. (18)

Aquellas almas que, en este día, entran en el reino divino y alcanzan la vida sempiterna,
aunque materialmente habiten en la tierra, en realidad se remontan en el dominio del cielo.
Aunque sus cuerpos permanezcan en la tierra, sus espíritus viajan en la inmensidad del
espacio. Ya que a medida que los pensamientos se amplían y se vuelven iluminados,
adquieren el poder del vuelo y transportan al hombre al reino de Dios (19)


EL PROGRESO DEL ESPIRITU


El espíritu del hombre no es iluminado ni vivificado a través de fuentes materiales. Él no es
resucitado por la investigación de los fenómenos del mundo de la materia. El espíritu del
hombre tiene necesidad de ser protegido por el Espíritu Santo. Así como avanza por etapas
progresivas desde el mundo meramente físico del ser hacia el reino intelectual, igualmente
debe desarrollarse en forma ascendente en atributos morales y en gracias espirituales. En
busca de esa meta, siempre necesita las dádivas del Espíritu Santo. El desarrollo material
puede compararse con el cristal de una lámpara, en tanto que las virtudes divinas y las
sensibilidades espirituales son la luz dentro del cristal. El tubo de la lámpara carece de valor
sin la luz; de igual manera, el hombre en su condición material requiere la irradiación y
vivificación de las virtudes divinas y los atributos misericordiosos. Sin la presencia del
Espíritu Santo, él carece de vida. Aunque física y mentalmente esté vivo, espiritualmente se
encuentra muerto. Su Santidad Cristo declaró: 'Lo que es nacido de la carne, carne es, y lo
que es nacido del espíritu, espíritu es', significando con ello que el hombre debe nacer otra
vez. Así como el niño nace a la luz de este mundo físico, el hombre físico e intelectual debe
nacer a la luz del mundo de la divinidad. (20)

... la preparación material y el progreso material no son suficientes. El alma también necesita
preparación y ayuda.(21)

EXISTENCIA Y MANIFESTACION DEL ESPIRITU


Afirman los filósofos de la atualidad: "Nuna hemos visto el espíritu del hombre y, a pesar de
nuestras investigaciones de los secretos del cuerpo humano, no percibimos un poder
espiritual. ¿Cómo podemos imaginar un poder que no es perceptible?" Los teólogos
responden: "El espíritu del animal tampoco es perceptible, y a través de sus facultades
corporales puede ser percibido. ¿Cómo se prueba la existencia del espíritu del animal? No
existe duda de que por sus efectos se verifica que en el animal hay una facultad que no se
halla en la planta, y ésta es la facultad de los sentidos, es decir, la vista, el oido, y además
otras facultades; de ello se infiere que existe un espíritu animal. De igual manera, y en base a
las pruebas y señales que hemos mencionado, deducimos que hay un espíritu humano Ya
que en el animal existen señales que no están en la planta, se dice que este poder de
sensación es una propiedad del espíritu animal; también se observan en el hombre señales,
facultades y perfecciones que no existen en el animal; por tanto, se infiere de ello que existe
una facultad en él que el animal no posee".
Si deseamos negar todo lo que no es perceptible, entonces debemos negar las realidades
incuestionablemente existentes. Por ejemplo, la materia etérea no es perceptible, aunque
tiene una existencia indubitable. El poder de la atracción no es perceptibitual tiene
conocimiento de que los parientes no bahá'ís de un bahá'í fallecido tienen el propósito de
incinerar sus restos, la Asamblea debería hacer todo lo que pueda para explicar la actitud
bahá'í a los parientes, con el esfuerzo de prevenir la cremación.
(Casa Universal de Justicia. Citada en Guidelines for Spiritual Local Assemblies.96)

En relación con la petición de su padre, sentimos que usted no puede ser obligado a
quebrantar la ley de Bahá'u'lláh. Usted puede seguramente explicar completamente a su
padre la ley bahá'í sobre el entierro y las razones para ello que se han dado más arriba, y si
Vd. no puede persuadirle de cambiar su pensamiento, entonces no está obligado a aceptar la
responsabilidad que él desea que Vd. lleve a cabo.
(Casa Universal de Justicia. Citada en Guidelines for Spiritual Local Assemblies.96)


En respuesta a su pregunta de si han de dar una guía general a su comunidad, la Casa de
Justicia nos instruye para decirles que no hay ninguna objección para que ustedes recalquen
a los amigos el que la política del hospital de incinerar el feto abortado de forma natural no
está de acuerdo con la ley bahá'í que prohibe la cremación. Ustedes pueden también ofrecer
guía general a los amigos respecto a las instrucciones que se han de dar a los hospitales.
(Casa Universal de Justicia. Citada en
Guidelines for Spiritual Local Assemblies.97)


Él siente que , en vista de lo que 'Abdu'l-Bahá ha dicho en contra de la cremación, los
creyentes han de ser insistentemente urgidos a hacer previsiones, como un acto de fe, contra
el hecho de que sus restos sean cremados. Bahá'u'lláh ha establecido como ley en el Aqdás la
forma del entierro bahá'í, y es tan bella, apropiada y digna, que ningún creyente debería
privarse a sí mismo de ella.
(Carta escrita de parte del Guardián a
la A.E.N. de Estados Unidos y Canadá,
con fecha 7 de julio de 1947. Citada en
Lights of Guidance nº 423)


Ustedes deberían advertir también a todos los individuos que están en el servicio (militar)
que deben adoptar cuantas medidas sean necesarias para procurar que las leyes bahá'ís
respecto al entierro sean cumplidas. Cada individuo debería también informar a su familia o
parientes más cercanos sobre estas leyes y de su deseo de ser enterrado de acuerdo con la
ley bahá'í .
(De una carta escrita por la C.U.J. a la
A.E.N. de Estados Unidos, del 11 de
enero de 1968. Citada en Lights of
Guidance)


NO EMBALSAMAMIENTO


De acuerdo con las enseñanzas bahá'ís, parece claro que el cuerpo no debe ser
embalsamado.
(De una carta escrita de parte del
Guardián a un creyente, con fecha 2
abril 1955, citada en Bahá'í
National Revew, nº 122 septiembre
1986)


NO TRANSPORTAR EL CUERPO A MAS DE UNA HORA DE CAMINO


Se prohibe transportar el cuerpo a más de una hora de distancia de la ciudad; enterradlo con
tranquilidad y ánimo en un lugar próximo.
(Bahá'u'lláh. Kitab-i-Aqdás. Citado en
la documentación anexa a una carta
escrita de parte de la C.U.J. a la
A.E.N. de Canadá, de fecha 10-7-1983.
Citada en Suplemento de Bahá'í
Canadá, de enero de 1988)


...Se prohibe transportar el cuerpo por más de una hora de camino desde el lugar del
fallecimiento.
(Sinopsis y Codificación del Kitáb-i-
Aqdás, p.62)


El entierro debe tener lugar dentro de una hora de camino desde el lugar del fallecimiento.
(De una carta escrita de parte del Guardián a un creyente, con fecha 2 abril 1955, citada en
Bahá'í National Revew, nº 122, septiembre 1986)

Pregunta: Referente al transporte del difunto donde se ordena que debe ser enterrado a
menos de una hora de distancia, ¿se aplica esta ley al transporte sea por tierra o por mar, o
es diferente?
Respuesta:La ley se aplica al transporte tanto por tierra como por mar, aunque sea una hora
de distancia de barco o tren . El propósito es el tiempo límite de una hora, no importa qué
medio de transporte se emplee. No obstante, cuanto más pronto tenga lugar el entierro, más
apropiado y preferible.
(Preguntas y Respuestas , un suplemento al Kitab-i Aqdás. Citado en Bahá'í National
Review de Estados Unidos nº 122, septiembre 1986. y en Bahá'í Canadá, enero 1988)

El medio de transporte no está especificado, pero el viaje no debe tomar más de una hora.
(Carta escrita de parte de la C.U.J. a la A.E.N. de Ecuador, de fecha 3 -12-1975. Citada en
Lights of Guidance, nº 427)

El cuerpo puede ser transportado por cualquier medio de transporte hasta una distancia que
pueda ser recorrida en una hora de viaje.
(De una carta escrita de parte del Guardián a un creyente, con fecha 5 de agosto de 1949.
Citada en Bahá'í National Revew, nº 122 septiembre 1986)

En respuesta a su carta del 11 de abril de 1980, la Casa Universal de Justicia nos ha
instruido indicarles que no se ha encontrado en las Escrituras ninguna razón explícita para la
ley que establece que el cuerpo ha de ser enterrado dentro de una hora de viaje desde el
lugar del fallecimiento.
(Carta de parte de la Casa Universal de Justicia a la A.E.N. de España, de fecha 12 de mayo
de 1980)

La Casa Universal de Justicia informa que el lugar del fallecimiento puede ser considerado
como la ciudad en la que el creyento ha muerto, y, por consiguiente, el viaje de una hora
puede ser calculado a partir de los límites de la ciudad hasta el lugar del entierro. No
obstante, debe tenerse en cuenta que el espíritu de la ley de Bahá'u'lláh es hacer el entierro
cerca del lugar mismo donde se ha muerto.
(De una carta escrita de parte de la C.U.J. a la Asamblea N. de Brasil, el 20 de febrero de
1978. Citada en Bahá'í Canadá, enero 1988)

Como se les comunicó (carta de 16 de junio de 1982), la hora de camino puede calcularse
desde los límites de la ciudad del lugar de entierro. En el Reino Unido, donde los distritos
son la unidad básica y donde, en algunos casos, el distrito es tan grande que puede
necesitarse bastante tiempo antes de cruzar un límite, no debería ser adecuado usar el límite
del distrito teniendo en cuenta que el espíritu de la ley de Bahá'u'lláh para el entierro es que
este tenga lugar cerca del lugar de fallecimiento; ustedes pueden advertir a los creyentes que
viven en un distrito grande para calcular la hora de distancia desde los límites generalmente
aceptados de sus ciudades o pueblos.
(Carta de la Casa Universal de Justicia a la Asamblea Espiritual Nacional del Reino Unido,
13 de noviembre de 1988. Citada en Bahá'í Journal, marzo 1989, en respuesta a la consulta
sobre los Distritos en el Reino Unido que pueden incluir varias ciudades)

La Casa de Justicia cree que el transferir los restos del difunto bahá'í por aire para
enterrarlos en el Cementerio de New Southgate, cuando hay otros cementerios cercanos al
lugar del fallecimiento, no sólo es contrario al espíritu de la Ley, sino que es contrario a los
intereses de la Fe en relación con este muy sagrado punto.
(Correo Electrónico de la Casa Universal
de Justicia a la Asamblea Espiritual
Nacional del Reino Unido, el 9 de agosto
de 1988, citada e Bahá'í Journal, marzo
1989)

REENTIERRO



En respuesta a su carta del 3 de febrero de 1985, en que preguntan sobre el traslado de los
restos mortales de creyentes de su sepulcro original, la Casa Universal de Justicia nos ha
pedido indicar que, de acuerdo con la ley bahá'i es permitido desenterrar los restos mortales
y volverlos a enterrar. Sin embargo, debe hacerse todo esfuerzo, con respecto al reentierro,
para acatar la ley de Bahá'u'lláh que exige que se entierre el cuerpo dentro de una hora de
viaje del lugar del fallecimiento. La Casa de Justicia dice que el lugar del fallecimiento puede
considerarse como la ciudad o el pueblo en que falleció el creyente y, por ende, la hora de
viaje puede calcularse a partir de los límites de la ciudad hasta el lugar del entierro.
(De una carta escrita de parte de la C.U.J. a la A.E.N. de Argentina. Citada en el Boletín de
Argentina de mayo de 1985)


ENTIERRO EN EL MAR


Las leyes del entierro reveladas por Bahá'u'lláh en el Kitáb-i-Aqdás no se refieren al caso de
fallecimiento en el mar. Hasta que la Casa Universal de Justicia legisle sobre estas materias,
los amigos enfrentados con tales incidentes, han de guiarse por las leyes civiles o marítimas
aplicables a cada circunstancia. En caso de estar la tierra cerca, sin embargo, obviamente, el
cuerpo ha de ser enterrado en tierra en el lugar más apropiado posible.
(De una carta escrita de parte de la
C.U.J. a la A.E.N. de España, de fecha 5-
6-1977)

Respuesta su carta 14 de marzo, amablemente informen los True: Leyes bahá'ís del entierro
no refieren al entierro en el mar. Casa de Justicia no ha legislado aún sobre la materia.
Amigos para llegar a una decisión han de tener en mente 'Abdu'l-Bahá explica funeral
prescrito por Bahá'u'lláh está de acuerdo con las leyes naturales, así mismo Shoghi Effendi
cuando posibilidad de rescatar el cuerpo de Dorothy Baker era discutida, aconsejó que en
caso de recuperar el cuerpo, fuera enterrado en tierra en algún punto cercano.
Aseguren George True oraciones Sagradas Tumbas.
(Telex de la C.U.J. a la A.E.N. de España, de
fecha 10-abril 198 )


LA PREPARACION DEL CUERPO PARA EL ENTIERRO


Referente a las preguntas que usted hizo relativas a los funerales bahá'ís, etc. En el momento
actual, el Guardián no hace hincapié en esas materias, pues su establecimiento puede distraer
la atención de la suprema tarea que tenemos por delante. Sin embargo, las respuestas son las
siguientes:
...La preparación del cuerpo para el entierro es un cuidadoso lavado, y la colocación en una
mortaja de tela blanca, preferentemente de seda.
(Carta escrita de parte del Guardián a un creyente, con fecha 2 de abril de 1955, citada en
Death and Burial. Kenia)

La posición del cuerpo en la tumba debe ser con los piés apuntando hacia el Qiblih, el cual
es Bahjí, en 'Akká.
(De una carta de la C.U.J. a la A.E.N. de Uganda del 4 de mayo de 1972, citada en Lights of
Guidance nº 435)


En vista del hecho de que...la actual preparación del cuerpo para el entierro ha de llevarse a
cabo por los propios amigos, puede que deseen incluir también estos puntos;...que el muerto
ha de ser enterrado con la cara hacia Tierra Santa (los piés deben apuntar hacia 'Akká), y
que la preparación del cuerpo para el entierro es cuidadoso lavado y colocación en una
mortaja de tela blanca, seda preferiblemente. Usted pueden añadir que también el cuerpo
puede colocarse en un ataud, pero la Casa Universal de Justicia siente que es aconsejable en
este momento no especificar el material del que tiene que estar hecho.
(De una carta escrita de parte de la C.U.J. a la Asamblea Nacional de Tanzania, el 24-11-
1974, citada en Death and Burial, Kenia)

Aunque el Kitáb-i-Aqdás ordena que el cuerpo sea envuelto en un sudario, no hay nada en
los Escritos que defina cómo debe hacerse el amortajamiento. En cuanto a envolver el
cuerpo en las cinco piezas del sudario, los amigos están libres de usar su propio criterio
sobre el asunto hasta que la Casa de Justicia pueda decidir legislar sobre ello. En una carta
fechada el 1 de julio de 1943 dirigida a un creyente individual, el amado Guardián declaró
que si no es posible disponer de las cinco piezas, está permitido usar una pieza, ya sea de
seda o de algodón.

No se ha encontrado ningún texto permitiendo vendar el cadaver en vez de envolverlo en un
sudario.
(De una carta fechada el 10 de abril de
1989 escrita de parte de la Casa Univer-
sal de Justicia a un creyente. Publicada
Bahá'í Journal Octubre 1989)


LA ORACION PARA DIFUNTOS

La oración para difuntos está recogida en "Oraciones Bahá'ís". Editorial Bahá'í de España, p.
90


Es la única oración bahá'í obligatoria que debe recitarse en congregación; debe ser recitada
por un creyente mientras todos los presentes permanecen de pié. No hay necesidad de
volverse al Qiblih cuando se recita esta oración.
(Sinopsis y Codificación del Kitáb-i-Aqdás,
nota 11)


Ustedes han preguntado si es permitido para los amigos el cantar una oración
colectivamente. Hay una diferencia entre cantar una oración colectivamente y una oración en
congregación. Esta última es una oración formal dirigida normalmente por un individuo
usando un ritual prescrito. La oración congregacional en esta forma está prohibida en la Fe,
excepto en el caso de la Oración para los Muertos. Aunque no esté prohibido recitar
oraciones al unísono o espontaneamente juntarse en la recitación de las Palabras de Dios,
los amigos deben tener en cuenta los consejos del amado Guardián sobre el tema, cuando el
dice que:
"Aunque los amigos están libres para seguir su propia inclinación...deben tener el mayor
cuidado para que cualquier práctica de ellos no adquiera un carácter demasiado rígido, y que
de ese modo se convierta en una institución. Este es un punto que los amigos no deben
perder nunca de vista, para no desviarse del claro curso indicado en las Enseñanzas."

(De una carta escrita de parte de la C.U.J. a un creyente, con fecha 6-2-1975, citada en
Bahá'í Canadá, Enero 1988)

La Oración para los Muertos debe recitarse en el funeral si el fallecido tiene 15 años o más.
Si no hay nadie en el funeral que sepa leer, es suficiente con decir sólo la parte de la oración
que requiere la repetición 19 veces de cada uno de los seis cortos versículos.
(De una declaración preparada por una A.E.N.
de Africa, y aprobada por la Casa Universal
de Justicia, el 14 de junio de 1982. Citada
en Bahá'í National Review, nº 122, de U.S.A.
septiembre 1986)

Esta oración permite el cambio de género (del pronombre cuando el difunto es una mujer).
Otras oraciones para los muertos son optativas, pero si se usan, hay que leerlas tal como
fueron reveladas.
(Carta de la C.U.J. a la Asamblea Nacional de Estados Unidos, de fecha 1-1-1967. Citada en
Lights of Guidance, nº 442)

No hay objección alguna para que los no bahá'ís estén presentes cuando se lea la oración
larga para difuntos, mientras respeten nuestra manera de leerla, poniéndose en pie, tal como
hacen los bahá'ís en esa ocasión. En realidad, tampoco hay ninguna objeción a que las
personas no bahá'ís estén presentes durante la lectura de cualquier oración para el fallecido.
(Carta escrita de parte de Shoghi Effendi a la A.E.N. de Estados Unidos y Canadá, de fecha
20 de julio de 1946, citada en Lights of Guidance nº 444)

La lectura de cualesquiera otras oraciones o escrituras en el funeral bahá'í es completamente
opcional. En general, es deseable guardar los servicios sencillos y dignos.
(Carta de la C.U.J. a la A.E.N. de Finlandia, del 31-1-1971. Citada en "La Muerte: Un Paso
hacia la Vida Espiritual")


NO SE ESPECIFICA PLAZO DE TIEMPO PARA EL ENTIERRO


La práctica en el oriente es la de sepultar a una persona dentro de las veinticuatro horas
desde el momento de la muerte, a veces aún más pronto, aunque no hay previsión en las
enseñanzas en cuanto al límite de tiempo.
(Carta escrita de parte del Guardián a un creyente individual, de fecha 2 abril 1955. Citada
en Lights of Guidance nº 428)

¿PARA QUIEN ES EL ENTIERRO BAHA'I?


El funeral oficial bahá'í debería dedicarse sólo a un creyente, pero no hay inconveniente en
que se lean oraciones bahá'ís o que incluso un bahá'í dirija el funeral de un no bahá'í, si ésto
ha sido solicitado.
(Carta escrita de parte de Shoghi Effendi a la A.E.N. de Estados Unidos, de fecha 20 de
julio de 1946. Citada en Directrices del Guardián, p. 80 y en Lights of Guidance nº 439)

...tales creyentes (privados de voto) no deberían ser privados de sepultura en un cementerio
bahá'í o bien recibir donaciones caritativas, ya que damos también a los que no son bahá'ís.-
si están en necesidad.
(Carta escrita de parte del Guardián el 8 de
mayo de 1947, a la A.E.N. de India. Citado en
Compilación sobre los fondos nº 42 y en
Lights of Guidance nº 419 y en Daawn of a New
Day, p. 123)


SUICIDIO


En relación a la sección "In Memoriam" del Bahá'í News, aun cuando el suicidio se condena
enérgicamente en las enseñanzas, ésto no significa que una persona ha dejado de ser bahá'í
por el hecho de haberse quitado la vida; por lo tanto, debe ser mencionado en igual forma
que los demás creyentes, en dicha sección.
(Shoghi Effendi. Principios de Administración Bahá'í. pg. 14)



LA LAPIDA SEPULCRAL

La colocación de la piedra sepulcral en la tumba no tiene otro significado que enfatizar
nuestra profunda convicción de que nuestras almas vienen de nuestro Creador y a Él
vuelven, y en Él creemos y confiamos.
(Carta escrita de parte de Shoghi Effendi a
la A.E.N. de India, el 29 de julio de 1942.
Citada en Dawn of the New Day p. 101 y en
Lights of Guidance nº 430)


Normalmente la erección de estructuras o lápidas sepulcrales deberían dejarse a la familia del
difunto y todos los gastos deberían ser pagados por ellos.
(Carta de la C.U.J. a la A.E.N. de Uganda, de fecha 4-5-1972. Citada en Lights of Guidance
nº 435 y en "La Muerte: Un paso hacia la vida espiritual")

De todos modos, si una lápida o marca apropiada se coloca encima de la sepultura de un
creyente, debe tener grabada alguna señal que muestre que era bahá'í.
(Shoghi Effendi, Boletín Bahá'í de la A.E.N. del Pacífico Sur, de septiembre 1960 . Vol.2 nº
2, citado en "La Muerte: Un paso hacia la vida espiritual)

Shoghi Effendi siente que es mejor no colocar el Más Gran Nombre en las tumbas bahá'ís.
No está prohibido hacerlo, pero es inapropiado.
(De una carta escrita de parte de Shoghi Effendi a la A.E.N. de Australia y Nueva Zelanda,
del 20 de noviembre de 1951. Citada en Lights of Guidance, nº 434)

En relación a su pregunta concerniente al empleo del Más Gran Nombre en lápidas de
bahá'ís, el Guardián lo considera demasiado sagrado para ser colocado en una posición tal en
general, y los amigos no deberían usarlo en sus lápidas. Pueden usar textos de las
Enseñanzas, pero no el Más Gran Nombre. Naturalmente, si alguien ya lo ha hecho, no
importa.
(Carta escrita de parte del Guardián a la A.E.N. de Estados Unidos,. de fecha 20-6-1954.
Citada en Directrices del Guardián p.93 y en Bahá'í Canadá, enero 1988)

Debe señalarse que Bahá'u'lláh, Bahá, Allá'u'Abhá, Ya Bahá'u'lláh, el símbolo de la piedra del
anillo y el dibujo escrito en árabe, son llamados correctamente 'El Más Gran Nombre'.
(Casa Universal de Justicia a la A.E.N. de
Estados Unidos, 22-7-1964. Citada en Lights
of Guidance, nº 571)

El Más Gran Nombre, del cual, el símbolo del anillo es una forma, debe tratarse con gran
respeto y está dentro de su discreción decidir que no se use en banderas o posters en las
particulares circunstancias del caso. Sin embargo, no hay una prohibición general para usar
el Más Gran Nombre en banderas o posters.
(Casa Universal de Justicia a la A.E.N. de
Australia. 2 enero 1973. Citada bahá'í News
India. pg. 3


El emblema del anillo es una forma del Más Gran Nombre. Aunque el amado Guardián
llamó la atención de lo sagrado del Más Gran Nombre, y dijo que siempre debería ser
colocado en una posición digna, no hemos encontrado ninguna instrucción prohibiendo
absolutamente el uso del Más Gran Nombre en cualquier particular artículo, tal como en
joyería, libros o folletos.
Sentimos que los amigos deberían ejercer gran discriminación y buen tacto en su uso.
(Casa Universal de Justicia a la A.E.N. de
Islas Británicas , el 15 noviembre 1967
Citada en Lights of Guidance, nº 573)

Apruebo estrella en tumbas.
(Cable de Shoghi Effendi 22-10-1954. Citado
en Directrices del Guardián. p. 93)

Concerniente a su pregunta: No hay razón para que la palabra 'Bahá'í' no deba aparecer en el
centro de una estrella de nueve puntas en la piedra sepulcral de la querida Elsa Vento, pero
el emblema de la piedra del anillo no debe usarse, ni el Más Gran Nombre.
(De una carta de parte del Guardián a un creyente, 30-9-1955. Citada en Lights of Guidance
nº 436)

El uso del Más Gran Nombre o el símbolo de la piedra del anillo en lápidas no es apropiado.
En una carta fechada el 17 de septiembre de 1971 a un creyente individual hemos escrito lo
siguiente:
"Concerniente a las preguntas que usted hace en su postdata, no hay norma específica sobre
el tipo de lápida que puede usarse en una sepultura. No obstante, referente a la inscripción
en una lápida, el amado Guardián pidió a los creyentes no usar ninguna forma del Más Gran
Nombre, pero puede usarse una estrella de nueve puntas. O, pueden desear tener un texto
apropiado de los Escritos Sagrados grabado en la lápida".
(De una carta de la C.U.J. a la A.E.N. de Uganda del 4 de mayo de 1972, citada en Lights of
Guidance nº 435)

Aunque hay instrucciones de que el símbolo del Más Gran Nombre no debería usarse en
lápidas, no se ha encontrado ninguna instrucción prohibiendo el uso del Más Gran Nombre
en sitios tales como joyas, libros, o folletos. No obstante, el Más Gran Nombre no debría
usarse de una forma que resulte indigna.
(Carta de la Casa Universal de Justicia a la
A.E.N. de Japón. 25 marzo 1975. Citada en
Lights of Guidance, nº 574)


EL USO DE PIEDRAS PARA ANILLOS Y PARA SEPULTURAS


En lo que se refiere al uso de piedras para anillos y para sepulturas, el Guardián deja este
asunto por entero a la discreción de los creyentes en el momento atual y no tiene
objecciones si su Asamblea provee las facilidades para su adquisición por los amigos.
Cuando sea publicado el Kitá-i-Aqdás se dearán las instrucciones necearias sobre este
asunto.
(Shoghi Effendi. Principios de Administración Bahá'í. p. 13)



EL CEMENTERIO BAHA'I



El Guardián considera lo ideal que sería para los bahá'ís tener un cementerio bahá'í.
(Carta escrita de parte del Guardián a un creyente, de fecha 5-9-1949. Citada en Bahá'í
National Review, nº 122, septiembre 1986)

En el momento actual no hay regulaciones definidas para la preparacion de cementerios
bahá'ís. No obstante, en una Tablilla de el Maestro, Él enfatiza la necesidad de que el
cementerio tenga una bella apariencia externa y afirma que las tumbas no deben estar todas
unidas sino que cada una debe tener un lecho de flores alrededor de sus cuatro lados. Él
también indica que sería agradable si un estanque estuviera localizado en el centro del
cementerio y se plantaran hermosos árboles a su alrededor, así como alrededor del
cementerio mismo.
(De una carta escrita de parte de la Casa Universal de Justicia el 20-2-1978 a la A.E.N. de
Brasil, citada en Death and Burial, p. 4 (Publicado por la A.E.N. de Kenia, y en Bahá'í
National Review, nº 122, septiembre 1986)

...Es totalmente posible que parientes no bahá'ís de creyentes y otros puedan ser autorizados
a ser enterrados en un cementerio bahá'í.
(De una carta escrita de parte de la C.U.J. a la A.E.N. de Ecuador, con fecha 3-12-1975,
citada en Lights of Guidance, nº 438)

Terrenos para el cementerio

No hemos encontrado ninguna referencia en los escritos del Guardián animando a adquirir
tales tierras a través del mundo. Parece que ello depende mucho de las circunstancias
locales. Por ejemplo, en los paises musulmanes puede ser absolutamente necesario para los
bahá'ís tener su propio terreno para el cementerio, puesto que, sin duda alguna, les sería
prohibido el entierro en el cementerio musulmán, mientras que en otros paises, los bahá'ís
podrían usar los cementerios existentes.
Puesto que finalmente en todos los paises los bahá'ís serán enterrados cara al Qiblih ('Akka),
tal como ahora se hace en el Este, por tanto, si la orientación de las tumbas en un
cementerio en un área particular no permite esto, la Asamblea podría desear tomar en
consideración, tanto la adquisición de un cementerio en propiedad o tener una sección de un
cementerio existente dedicado para el uso de los bahá'ís. En algunos casos, la autoridad local
puede estar de acuerdo en asignar ciertos terrenos al cementerio bahá'í. Se les debería pedir,
por tanto, a las asambleas considerar las circunstancias en sus respectivas localidades,
incluyendo las leyes locales y las regulaciones respecto al entierro y actuar de acuerdo con
ellas.
(Casa Universal de Justicia. Citada en
Guidelines for Spiritual Local Assemblies.97)



EL TESTAMENTO

De acuerdo con las enseñanzas de Bahá'u'lláh, la redacción de un testamento es
esencialmente una obligación del individuo bahá'í. Cada creyente es libre de disponer de sus
bienes en cualquier manera que escoja, dentro de los límites impuestos por la ley civil y
después del pago de los gstos de entierro y otras deudas y obligaciones. Hay muchas
maneras en las que un creyente puede dejar sus instrucciones respecto a su entierro; no hay
objección a que tales instrucciones sean incluidas en el testamento, si la ley lo permite y el
creyente lo desea.
La Casa Universal de Justicia no ha emitido instrucciones específicas sobre la forma y
contenido de los testamentos bahá'ís. Del mismo modo, las asambleas nacionales y locales
deben abstenerse, en el momento actual, de emitir directrices específicas sobre testamentos.
Ellas pueden, de manera general, llamar la atención de los creyentes sobre la obligación de
hacer testamento, pero no deben prescribir disposiciones. Las asambleas no deben dar
consejos legales sobre la redacción del testamento, pero pueden sugerir que se consulte un
abogado cualificado.
(De una carta escrita de parte de la Casa Universal de Justicia a la A.E.N. de Bolivia, de
fecha 1 de octubre de 1980. Citada en Bahá'í Canadá, enero 1988)

Su carta...solicitando referencias relativas al tema de los testamentos... ha sido recibida por
la Casa Universal de Justicia y hemos sido instruidos de compartir con ustedes lo siguiente:
En el Kitáb-i-Aqdás, Bahá'u'lláh ha dicho:
"Incumbe a cada uno escribir su testamento. Le corresponde adornar su encabezamiento con
el Más Gran Nombre, atestiguar en él la unidad de Dios tal como es manifestada en la fuente
de Su revelación y establecer las buenas acciones que desea que se realicen, para que ellas
permanezcan como su testimonio en los mundos de la Revelación y la Creación y sean como
un tesoro depositado junto a su Señor, el Protector, el Digno de Confianza"
Otra referencia se encuentra en "Preguntas y Respuestas". Es la respuesta de Bahá'u'lláh a la
pregunta siguiente:
"¿Puede una persona designar en su testamento algunas de sus propiedades para ser
gastados después de su muerte en obras de caridad, aparte del Huqúq y sus otras
obligaciones; o no tiene derecho a nada excepto los gastos de amortajar, transporte y
entierro, y todo los demás bienes son destinados a los herederos según el mandamiento de
Dios?"

Su respuesta fue la siguiente:

"Una persona es libre en la disposición de sus posesiones. Si ha pagado el huqúq y no está
en deuda con otros, todo lo que escriba en su testamento y atestigüe es aceptable. Dios le ha
permitido hacer lo que desee con lo que Dios le ha dado".

En otra Tablilla, Bahá'u'lláh ha señalado que los bienes legados por el difunto deben ser
distribuidos conforme a las disposiciones testamentarias, y que los bienes que no se
mencionan en el testamento deben ser repartidos en conformidad con las disposiciones del
Kitab-i-Aqdás.
Además, 'Abdu'l-Bahá en una Tablilla revelada a un creyente individual, recalca la
importancia de escribir el testamento, precisando que esta es una de las ordenanzas
obligatorias de esta gran dispensación.

Shoghi Effendi recomendó a las asambleas espirituales locales el exhortar a los amigos a no
olvidar la importancia de los testamentos. En cartas escritas de su parte, encontramos los
siguientes puntos importantes:
l.- Aunque sea apropiado y aconsejable que los amigos remitan a su asamblea espiritual un
ejemplar de su testamento, no deben ser requeridos para hacerlo, sino que han de estar libres
en este asunto.
2.- Los amigos están libres para formular las disposiciones de su testamento a su gusto, y la
asamblea espiritual está obligada a apoyar y hacer cumplir estas disposiciones, salvo, claro
está, que éstas estén en conflicto con los intereses de la Fe.
3.- No es necesario que la asamblea espiritual publique el texto de un testmaneto 'modelo'.
Cada creyente debe redactar su testamento según sus propios deseos.
Además, en una carta escrita de parte del amado Guardián a un creyente individual, leemos
lo siguiente:

"La ejecución de las disposiciones testamentarias causa alegría al espíritu del difunto en el
Reino de Abhá" (una traducción)
(De una carta escrita de parte de la C.U.J. a la A.E.N. de Estados Unidos, el 24-8-1982.
Citada en Bahá'í Canadá, enero 1988)

La Casa de Justicia aprecia profundamente su acción legando una proporción de su
propiedad a la Fe Bahá'í. Sin embargo, como su propiedad, tal como usted menciona, está
fisicamente situada en varios paises, la Casa de Justicia sugiere que, si usted no lo ha hecho
ya, busque un consejo legal competente para la redacción de su testamento. Por ejemplo, la
Casa Universal de Justicia no es ella misma un cuerpo reconocido y este hecho, junto con el
hecho de que su sede está en un país diferente del que están situadas las propiedades, podía
dar lugar a complicaciones. Un número de amigos que han deseado dejar legados al Fondo
Internacional Bahá'í han encontrado que pueden evitar muchas complicaciones dejando sus
propiedades a la Asamblea Espiritual Nacional del país donde está situada la propiedad. Al
mismo tiempo, el creyente escribe una carta a la Asamblea Espiritual Nacional
correspondiente, expresando el deseo de que el legado sea pasado a la Casa Universal de
Justicia o a cualquier otro fondo que el creyente desee. En este caso, aunque el legado se
convierta legalmente en una propiedad de la Asamblea Espiritual Nacional, naturalmente, la
Asamblea siempre cumple su obligación moral de dar cumplimiento a los deseos del
testador.
(Casa Universal de Justicia. Citada en
Guidelines for Spiritual Local Assemblies.91)

DONAR EL CUERPO A LA CIENCIA


No hay nada en las Enseñanzas en contra de dejar nuestros cuerpos a una institución
científica para investigación científica, y por tanto el individuo puede hacer lo que desee
hasta el momento en que la Casa Universal de Justicia pueda legislar sobre esta materia, si
ella lo hace alguna vez.
(De una carta escrita de parte del Guardián a un creyente el 2 de abril de 1955. Citada en
Bahá'í National Revew, nº 122, septiembre 1986)

No hay nada en las Enseñanzas que esté en contra de ofrecer nuestro cuerpo para la ciencia
médica. Lo único que debemos estipular es que no deseamos ser incinerados, puesto que
ello está en contra de la ley bahá'í.
Al igual que mucha gente que hace sus arreglos para ofrecer su cuerpo a la ciencia Médica
para la investigación, él sugiere que usted indague o bien a través de algún amigo abogado o
por pedio de algún hospital, como puede usted hacerlo, y después redacte las disposiciones
necesarias en su testamento, estipulando que usted desea que su cuerpo, una vez muerto, sea
empleado para el servicio de la humanidad, y que, por ser bahá'í, pide que sus restos no sean
incinerados, ni que se trasladen a más de una hora de camino del lugar en el que usted haya
fallecido.
(De una carta escrita de parte del Guardián a
un creyente el 22 de marzo de 1957, citada en
Directrices del Guardián nº42)

No hay nada en las Enseñanzas que prevenga de que un bahá'í legue su cuerpo para
investigación médica después de su muerte. Sin embargo, ha de dejar claro que los restos
han de inhumarse eventualmente y no incinerarse, de acuerdo con la ley bahá'í.
(De una carta escrita de parte del Guardián a la A.E.N. de Canadá, el 26-6-1956. Citada en
la Compilación sobre la salud)

No hay nada en las Enseñanzas que pudiera prohibir a un bahá'í legar sus ojos a otra persona
o a un hospital; al contrario, parece algo noble para realizar.
(De una carta escrita de parte del Guardián a un creyente, con fecha 6-9-1946, citada en la
Compilación sobre la Salud y temas similares)


TRASPLANTES


No hemos encontrado nada específico en los escritos sobre trasplantes de corazones y otros
órganos, ni sobre el momento de la muerte, y la Casa Universal de Justicia no desea hacer
ninguna declaración sobre estos puntos en este momento.
(De una carta de la C.U.J. a la A.E.N de Argentina, de fecha 18-9-1968, publicada en el
Boletín de Argentina, Noviembre 1968)

MOMENTO DE LA MUERTE

Referente a la pregunta de cuánto tarda el espíritu en desconectarse completamente del
cuerpo; no hay referencia a ésto en los Escritos.
(De una carta escrita de parte del Guardián a
un creyente, 19 de marzo de 1938. Citada en
Lights of Guidance nº 445)


ASISTENCIA A ENTIERROS DE OTRA RELIGION


Los bahá'ís pueden asistir a un entierro católico o de otra religión para los no bahá'ís.


ENTIERRO NO BAHA'I DE UN CREYENTE


Si un bahá'í muere y la familia no bahá'í no permite que tenga un entierro bahá'í, entonces,
"...no hay objeción para que los bahá'ís asistan al entierro no bahá'í de un bahá'í cuyos
parientes no bahá'ís han impedido la realización de un entierro bahá'í. Los bahá'ís deben, sin
embargo, hacer un esfuerzo para ofrecer oraciones bahá'ís para el progreso del alma de su
amigo muerto, si las circunstancias lo permiten. Si no se pueden decir oraciones durante las
ocasiones del entierro, deben ser dichas en otra oportunidad".
(Carta de la C.U.J. a la A.E.N. de Colombia
fechada el 5 de abril de 1966. Citada en "La
Muerte: Un paso hacia la vida espiritual)


MIRAR Y BESAR EL ROSTRO DEL DIFUNTO

La Casa Universal de Justicia recibió su carta del 4 de diciembre de 1975 transmitiendo la
pregunta de la Asamblea Espiritual Local de Bombay sobre exponer a la vista la cara del
difunto y el besar su cara por sus parientes. Nos ha pedido comunicarles lo siguiente:
"No hay nada específicamente estipulado en nuestros Escritos sobre tales asuntos. Sin duda,
con el tiempo, los amigos dejarán tales prácticas anteriores, las cuales no forman parte
alguna del procedimiento prescrito para los entierros bahá'ís, pero si algunos creyentes las
siguen, no hay que dar importancia a estas acciones en este tiempo".
(Carta escrita de parte de la C.U.J. a la A.E.N. de India, publicada en Bahá'í News de la
India, nº 21 de enero/febrero 1976, pg. 2. Citado en "La muerte: Un paso hacia la Vida
Espiritual")


VISITA A LAS TUMBAS DE LOS DIFUNTOS


No es necesario emprender viajes de visita a la tumba de un difunto. Si los que tienen
medios o riquezas dan a la Casa de Justicia la cantidad que de otro modo gastarían en tales
viajes, sería aceptable y grato ante Dios. ¡Felices son los que así practican!.
(Bahá'u'lláh , "Tablas de Bahá'u'lláh". Citado en: "La Muerte: Un Paso hacia la Vida
Espiritual)


ACTOS DE REMEMORACION

Él está seguro de que esta reunión celebrada en memoria de sus seres queridos, alegrará sus
espíritus y les ayudará en su progreso en el otro mundo.
(Shoghi Effendi. Directrices del Guardián. p. 13)

El progreso del espíritu humano en el mundo divino después de la ruptura de su relación con
el cuerpo del polvo, se produce sólo a través de la munificencia y grácia del Señor, o a
través de la intercesión y las oraciones sinceras de otras almas humanas, o por medio de la
caridad y de las importantes buenas obras realizadas en su nombre.
('Abdu'l-Bahá. Contestación a Unas Preguntas. Cp. 66)

Aquellos que han ascendido tienen diferentes atributos de aquellos que están todavía en la
tierra; sin embargo, no existe una separación real. En la oración se mezclan los estados y las
condiciones. Rogad por ellos, así como ellos ruegan por vosotros.
('Abdu'l-Bahá. Citado en Bahá'u'lláh y la Nueva Era. Cap. 11)


Como el espíritu del hombre después de dejar su forma material tiene vida eterna, sin duda
que cualquier ser existente es capaz de progresar; por eso es permitido pedir el adelanto, el
perdón, la misericordia, el beneficio, y las bendiciones para un hombre después de su
muerte, porque la existencia es capaz de progreso. Por eso es que en las oraciones de
Bahá'u'lláh se pide el perdón y la remisión de los pecados para aquellos que han muerto.
Además, si la gente de este mundo necesita a Dios, también lo necesitarán en el otro mundo.
('Abdu'l-Bahá. Contestación a unas Preguntas. Citado en El Divino Arte de Vivir. p. 43)

Una de las características distintivas de ésta la más grande Dispensación, es que los
parientes de aquellos que han reconocido y abrazado la verdad de esta Revelación...si no son
creyentes exteriormente, a la hora de su muerte serán muníficamente investidos con el
perdón divino y participarán del oceáno de su Misericordia.
Esta generosidad, sin embargo, sólo será otorgada a aquellas almas que no hayan inflingido
daño alguno a Aquel quien es la Verdad Soberana, ni a sus amados.
(Bahá'u'lláh . Citado en Vida Familiar, p.6-
7)

...Podemos estar seguros de que el verdadero y fiel creyente se encuentra en una postura
mucho mejor que uno que no está espiritualmente iluminado, para interceder en favor de sus
antepasados, así como ayudarles en su desarrollo.
(Carta del Guardián a un creyente, de fecha
12 de diciembre de 1942)

También sucede que un padre y una madre soportan toda clase de penas y dificultades por
sus hijos y cunado éstos llegan a la edad de madurez, los padres pasan al otro mundo. Es
raro que en este mundo los padres reciban la recompensa de las dificultades y cuidados que
tuvieron que sobrellevar por sus hijos. Por esta razón, los hijos,en recompensa a estos
cuidados y dificultades, deben manifestar por todas partes la caridad y la benevolencia y
deben implorar remisión y perdón por sus padres. Así, debéis retribuir el amor y bondades
que os dieron vuestros padres ayudando al pobre en su nombre con la mayor sumisión y
humildad, implorando el perdón y la remisión de sus pecados y la misericordia suprema.
('Abdu'l-Bahá. Contetación a unas Preguntas.
Cap. 62)


Él cree con seguridad que esta oferta gastada en memoria de sus seres queridos, regocijará
sus espíritus y les ayudará a progresar en el mundo del más allá.
(De una carta escrita de parte de Shoghi Effendi a un creyente, el 6-9-1951. Citada en "La
Muerte: Un paso hacia la vida espiritul y Lights of Guidance nº 452)

SIGNIFICADO DE LOS RESTOS DE LOS PROFETAS


Los restos de los Profetas o las reliquias de sus personas no encierran níngún significado
especial. Pero hay un profundo significado espiritual, en el sentido de que Su polvo fue el
espejo físico de la grandeza de Dios. En otras palabras, nosotros conocemos a Dios por
medio de Sus Profetas, quienes están dotados de cuerpo; los cuerpos -su mismo polvo- son
amados por asociación. Es natural que la gente se emocione por un mechon de pelo o alguna
prenda de alguien a quien amaron; ¿cuánto más debríamos nosotros venerar y sentirnos
emocionados por una reliquia del Amado de Dios?

El Báb nos dijo que enterráramos al muerto en seda, si es posible, en féretros de cristal. ¿Por
qué? Porque el cuerpo, aunque ahora sea polvo, fue en un tiempo exaltado por el alma
inmortal del hombre. La contemplaación del retrato del Báb debería considerarse como un
privilegio inestimable y una bendición, pues a generaciones pasadas les era imposible ver el
rostro de la Manifestación una vez había fallecido.
Los átomos de los Profetas son sólo átomos, igual que todos los demás, pero la asociación
de este gran poder espiritual que Ellos tienen produce, en el lugar en que descansan sus
restos, una atmósfera espiritual, si pudiéramos usar esa expresión. Sin duda, ellos están
dotados de una tremenda influencia espiritual y un poder de gran alcance. Pero la naturaleza
física de sus átomos no difiere de la de otras personas, del mismo modo en que no difieren
sus cuerpos y las funciones físicas de los mismos.
(De una carta escrita de parte del Guardián a un creyente, el 13-11-1944. Citada en
Directrices del Guardián nº 149 y en Lights of Guidance nº 431)

VARIOS


Al aceptar a Bahá'u'lláh, usted ha aceptado a Cristo en su llegada como el Padre, tal como Él
mismo predijo claramente. La Iglesia Católica no lo cree así; por el contrario, aún espera el
regreso de Cristo. Si usted decide, para poder ser enterrada junto a su querido esposo,
volver a la Iglesia, tendría o bien que negar a Bahá'u'lláh completamente, o bien estaría
utilizando a la Iglesisa como un medio para satisfacer un deseo propio, lo cual, en verdad,
no sería una acción honrada y escrupulosa. Cuando piense que el alma de su esposo está
ahora libre de las limitaciones de este mundo, y que sin duda está empezando a ver la verdad
religiosa en su realidad más clara y a apreciar el rango de Bahá'u'lláh, podría preguntarse a sí
misma si él desearía que usted abandonara la verdad para este día y volviera a la Iglesia, sólo
por el hecho de que su polvo esté cerca del polvo de él. Su espíritu, cuando deje usted este
mundo, estará junto al espíritu de él, ¿qué importancia tiene, pues, el cuerpo? Él orará para
su guía en este asunto.
(Directrices del Guardián, nº 35)




___80 JÓ__mbinar gradualmente y mezclarse con otros elementos, pasando así a través de
estados con convicción, determinación, amor real, sin prejuicio y con un lenguaje sencillo
dirigido al corazón.
(Carta de la Casa Universal de Justicia a todas
las Asambleas Nacionales, 13-7-1964 - Anexo)

10.- ...Los amigos deben tener cuidado en no dar énfasis a los aspectos humanitarios y de
beneficencia de la Fe para ganar reclutas. La experiencia ha demostrado que cuando se
ofrecen facilidades, tales como escuelas, dispensarios, hospitales o incluso ropa y comida a
la gente que a la que se enseña se ofrecen facilidades, tales como escuelas, dispensarios,
hospitales o incluso ropa y comida a la gente que a la que se ense±a se ofrecen facilidades,
tales como escuelas, dispensarios, hospitales o incluso ropa y comida a la gente que a la que
se









Holy-Writings.com v2.7 (213613) © 2005 - 2015 Emanuel V. Towfigh & Peter Hoerster | Imprint | Change Interface Language: DE EN