Read: La Musica






LA MÚSICA

Selección de las Escrituras Bahá'ís



Preparada por el

DEPARTAMENTO DE INVESTIGACIÓN DE
LA CASA UNIVERSAL DE JUSTICIA





Título en inglés: Music




DE LOS ESCRITOS DE BAHÁ'U'LLÁH

Entona, oh Mi siervo, los versos de Dios que tú has recibido, como fueron entonados por aquellos que se han acercado a Él, para que la dulzura de tu melodía pueda encender tu propia alma y atraer los corazones de todos los hombres...1

(FALTAN 3 PÁRRAFOS DEL AQDAS)


DE LOS ESCRITOS DE 'ABDU'L-BAHÁ

Esta edad maravillosa ha rasgado los velos de la superstición y ha condenado el prejuicio de las gentes de Oriente.
Entre algunas naciones de Oriente no se admitía la música y la armonía, pero en este glorioso período la Luz Manifestada, Bahá'u'lláh, ha revelado en Tablas Sagradas que el canto y la música son el alimento espiritual de los corazones y las almas. En esta dispensación, la música es una de las artes que alcanzan gran reconocimiento, y se le considera como la causa de exaltación de los corazones tristes y abatidos.
Por lo tanto... pon música a los versos y palabras divinas, para que se canten con melodías conmovedoras en las Asambleas y reuniones, y los corazones de los oyentes se enardezcan y se eleven hacia el Reino de Abhá en súplica y oración.2

Da gracias a Dios por estar instruido en la música y la melodía, y por cantar con voz agradable la glorificación y la alabanza del Eterno, el Viviente. ¡Ruego a Dios que emplees este talento en la oración y la súplica, a fin de que las almas sean vivificadas, los corazones sean atraídos y todos se inflamen con el fuego del amor de Dios!3

... aunque el sonido no es sino las vibraciones del aire que impresionan el tímpano del oído, y las vibraciones del aire no son más que un accidente entre los accidentes que dependen del aire, ¡fijaos hasta qué punto influyen unas notas maravillosas o una canción encantadora en los espíritus! Una canción maravillosa da alas al espíritu y llena el corazón de júbilo...4

Se alcanzó el máximo gozo, pues -¡alabado sea Dios!- aquel día los amigos del Misericordioso pasaron algún tiempo jubilosos cantando en el terreno del Mashriqu'l-Adhkár y disfrutaron de la conmemoración del Señor de los versos con el máximo gozo.
...
Espero que durante el próximo Ridván5 se celebre una gran fiesta en el terreno del Mashriqu'l-Adhkár, se prepare una celebración espiritual, y las melodías del violín y la mandolina, así como los himnos de alabanza y glorificación del Señor de las Huestes, traigan júbilo y arrobamiento a toda la audiencia.6

¡Oh sierva de Dios! Canta con hermosas melodías en las reuniones de las siervas, alabando y glorificando a tu Señor Supremo.7

¡Oh tú, que eres atraído por el Reino! Completa el estudio del arte de la música y sacrifícate más o menos al Señor del Reino.8

... una voz musical y melodiosa transmite vida a un corazón que se siente atraído, pero lleva hacia la concupiscencia a aquellas almas que están envueltas en la pasión y el deseo.9

¡Oh siervo de Bahá! A la música se le considera como una ciencia loable en el Umbral del Todopoderoso, por lo que puedes cantar versos en reuniones grandes y en congregaciones con una melodía maravillosa y elevar himnos de alabanza en el Mashriqu'l-Adhkár para embelesar al Concurso de lo Alto. En virtud de esto, piensa en lo mucho que se admira y elogia al arte de la música. Intenta, si puedes, emplear melodías, canciones y cánticos espirituales, y procura armonizar la música terrenal con la melodía celestial. Entonces te darás cuenta de la gran influencia que tiene la música y del gozo celestial y la vida que otorga. Empieza a tocar melodías y cánticos tales que hagan que los ruiseñores de los misterios divinos se llenen de júbilo y de arrobamiento.10


EXTRACTOS DE DECLARACIONES DE 'ABDU'L-BAHÁ

¡Qué maravillosa reunión es ésta! Éstos son los hijos del Reino. La canción que acabamos de escuchar tenía una melodía y una letra muy hermosas. El arte de la música es divino y efectivo. Es el alimento del alma y el espíritu. Mediante el poder y el encanto de la música se eleva el espíritu del hombre. Ejerce un influjo y un efecto maravilloso sobre los corazones de los niños, pues sus corazones son puros, y las melodías tienen gran influencia sobre ellos. Los talentos latentes con los que están dotados los corazones de estos niños hallarán su expresión por medio de la música. Por lo tanto, debéis esforzaros por conseguir que sean muy competentes; enseñadles a cantar con excelencia y de manera que impresionen. Es responsabilidad de cada niño saber algo de música, pues sin el conocimiento de este arte no se puede disfrutar adecuadamente de las melodías de los instrumentos y las voces. Igualmente, es necesario que las escuelas lo enseñen a fin de que las almas y los corazones de los alumnos se vivifiquen y se llenen de regocijo, y sus vidas se iluminen de gozo.11

La música es una de las artes importantes. Tiene un gran efecto sobre el espíritu humano. Las melodías musicales son algo que demuestra ser accidental respecto de las vibraciones etéreas, pues la voz no es sino la expresión de las vibraciones, las cuales, al llegar al tímpano, actúan sobre los nervios de la audición. Por lo tanto, las melodías musicales son aquellos efectos peculiares producidos por la vibración o a partir de ella. No obstante, tienen los efectos más sutiles sobre el espíritu. En verdad, aunque la música es una cuestión material, a pesar de ello, su tremendo efecto es espiritual, y el nexo más fuerte que tiene es con el reino espiritual. Si una persona desea pronunciar un discurso, será más eficaz después de algunas melodías musicales. Los antiguos griegos, lo mismo que los filósofos persas, tenían el hábito de dar sus discursos de la siguiente manera: primero tocaban algunas melodías musicales, y cuando su audiencia adquiría cierta receptividad con ellas, en seguida dejaban sus instrumentos y comenzaban su disertación. Entre los más famosos músicos de Persia había uno llamado Barbod, que, siempre que se suscitaba una cuestión de importancia ante la corte del rey, y el ministro no había logrado persuadir al rey, en seguida consultaban a Barbod sobre la cuestión, tras lo cual él iba a la corte con su instrumento y tocaba la música más adecuada y emotiva, lográndose el fin en seguida, porque al rey le afectaban inmediatamente las emotivas melodías musicales, determinados sentimientos de generosidad afloraban a su corazón y cedía. Podéis intentarlo: Si tenéis un gran deseo y queréis alcanzar vuestro objetivo, intentad lograrlo con una gran audiencia después de que se haya interpretado un gran solo; pero ha de ser con una audiencia sobre la que la música tenga algún efecto, porque hay gente que es como las piedras, y la música no tiene ningún efecto sobre las piedras.
La música es un medio importante para la educación y el desarrollo de la humanidad, pero la única manera genuina de lograr esto es mediante las Enseñanzas de Dios. La música es como este vaso, que es perfectamente puro y está perfectamente pulido. La música es precisamente como este cáliz puro que tenemos ante nosotros, y las Enseñanzas de Dios, las palabras de Dios, son como el agua. Cuando el vaso o el cáliz es absolutamente puro y claro y el agua es perfectamente fresca y está perfectamente límpida, entonces ese agua otorgará la Vida; por esa razón, las Enseñanzas de Dios, ya sea en forma de himnos, cantos en congregación u oraciones, cuando se cantan melodiosamente es cuando son más impresionantes.
Fue por esta razón por lo que Su Santidad David cantó los salmos en el "Sancta Sanctorum" de Jerusalén con dulces melodías. En esta Causa el arte de la música es de primordial importancia. La Bendita Perfección, cuando llegó por vez primera a los cuarteles ('Akká), repitió esta afirmación: "Si entre los seguidores más cercanos hubiera habido alguno que hubiera sabido tocar algún instrumento musical, por ejemplo la flauta o el arpa, o hubiera sabido cantar, habría cautivado a todo el mundo." En resumen, las melodías musicales desempeñan un importante papel en las relaciones, o características externas o internas, o cualidades del hombre, pues son las inspiradoras o la fuerza motriz tanto de la sensibilidad material como de la espiritual. ¡Qué fuerza motriz constituye la música en todos los sentimientos de amor! Cuando el hombre está muy ligado al Amor de Dios, la música ejerce un gran efecto sobre él.12

La voz es la vibración del aire, y es como las olas del mar. La voz se produce por medio de los labios, la garganta, los dientes, la lengua, etc. Éstos causan una onda en el aire, y esta onda llega al nervio del oído, que, debido a ello, se ve afectado. Esto es la voz.
...
Hay dos tipos de voz. Uno es cuando el instrumento completo es perfecto, entonces la emisión del sonido es perfecta. El segundo es cuando el instrumento es imperfecto; afecta a la voz de una manera que está lejos de ser agradable. Lo que hemos dicho se refiere a la voz propiamente dicha.
Es natural que al corazón y al espíritu les agraden y disfruten de todas las cosas que muestran simetría, armonía y perfección. Por ejemplo, una casa bella, un jardín bien diseñado, una línea simétrica, un movimiento elegante, un libro bien escrito, unos vestidos agradables; de hecho, todas las cosas que en sí mismas poseen gracia o belleza son agradables para el corazón y el espíritu; por lo tanto, es bien cierto que una voz genuina causa profundo placer.
¿Qué es la música? Es una combinación de sonidos armoniosos. ¿Qué es poesía? Es una colección simétrica de palabras. Por lo tanto, son agradables por medio de la armonía y el ritmo. La poesía es mucho más eficaz y completa que la prosa. Deja una impresión más profunda, porque tiene una composición más sutil.
Una voz delicada, cuando se une con una música hermosa, tiene un gran efecto, pues ambas son deseables y agradables. Todas tienen en sí mismas una organización, y se construyen sobre la base de la ley natural. Por lo tanto, se corresponden con el orden de la existencia como algo que encajara en un molde. Una voz genuina encaja en el molde de la naturaleza. Cuando es así, ello afecta a los nervios y éstos afectan al corazón y al espíritu.
En el mundo de la existencia las cosas físicas tienen relación con las realidades espirituales. Una de estas cosas es la voz, que está conectada con el espíritu; y el espíritu puede elevarse por este medio, pues aunque se trata de algo físico, es una de las organizaciones materiales, naturales; por lo tanto, es eficaz.
Cuando se entienden correctamente, todas las formas llenan de gozo el espíritu. Las melodías son como el agua. La voz es como una copa. El agua pura en un vaso puro es agradable. Por lo tanto, es aceptable. Pero aunque el agua sea pura, si se halla en una copa que no lo es, este receptáculo hará que el agua sea inaceptable. Por ello, aunque la música sea buena, una voz defectuosa es desagradable.
En resumen: las melodías, aunque son materiales, están unidas con lo espiritual; por lo tanto, producen un gran efecto. Cierto tipo de melodía hace feliz al espíritu, otro tipo lo pone triste, otro lo estimula a actuar.
Todos estos sentimientos pueden estar causados por la voz y la música, pues mediante los nervios éstas mueven el espíritu y lo incitan. La música tiene un efecto incluso sobre los animales. Por ejemplo: cuando se quiere que un camello siga un camino en el desierto, se le atan unas campanas, o se toca la flauta, y este sonido impide que el camello se fije en la fatiga del viaje; sus nervios se ven afectados, pero no sufre un incremento de pensamientos, no siente nada más allá de una sensación física.
...
Haya lo que haya en el corazón del hombre, la melodía lo conmueve y lo despierta. Si un corazón lleno de buenos sentimientos y una voz pura se juntan, se produce un gran efecto. Por ejemplo, si hay amor en el corazón, a través de la melodía aumentará hasta que su intensidad apenas se pueda soportar; pero si en el corazón hay sentimientos negativos, como el odio, éstos aumentarán y se multiplicarán. Por ejemplo, la música que se emplea en la guerra despierta el deseo de derramar sangre. Todo esto significa que la melodía hace que cualquier sentimiento que haya en el corazón se intensifique.
Algunos sentimientos surgen accidentalmente, y otros tienen una base. Por ejemplo, algunas personas son de natural amables, pero accidentalmente pueden verse perturbadas por una oleada de ira; pero si escuchan música se reafirmará su verdadera naturaleza. La música despierta realmente el carácter auténtico y natural, la esencia individual.
Cualquiera que sea el propósito con que vosotros escuchéis música, ese propósito se intensificará. Por ejemplo, se da un concierto a beneficio de los pobres y los más desafortunados, y si uno va allí pensando en la finalidad, la música incrementará la compasión y generosidad de uno. Ésta es la razón de que la música se emplee en la guerra. Y lo mismo ocurre con todo lo que provoca la excitación de los nervios.13


DE CARTAS ESCRITAS EN NOMBRE DE SHOGHI EFFENDI

Respecto al canto de los himnos escritos por la Sra. ..., él piensa que sería una idea espléndida, y cuando la Sra. Lua Getsinger vivía con la familia del Maestro, muchas veces los cantaba y procuraba enseñárselos a los niños pequeños de la familia.14

Él piensa que sería especialmente hermoso ver a niños pequeños cantándolos en grupos...15

El Guardián aprecia los himnos que usted está componiendo de manera tan hermosa. Ciertamente, contienen las realidades de la Fe, y de hecho le ayudarán a dar el Mensaje a los jóvenes. Es la música la que nos ayuda a influir sobre el espíritu humano; es un medio importante que nos ayuda a comunicarnos con el alma. El Guardián espera que con esta ayuda usted dé el Mensaje a la gente y atraiga su corazón.16

Respecto a la cuestión principal que usted suscita en relación con el canto de himnos en las reuniones bahá'ís, él desea que le asegure que él no ve objeción alguna que hacer a esto. El elemento de la música es, sin duda, una característica importante de todas las reuniones bahá'ís. El propio Maestro ha destacado su importancia, Pero en esto, como en todo lo demás, los amigos no deben sobrepasar los límites de la moderación, y deben tener gran cuidado de mantener el carácter estrictamente espiritual de todas sus reuniones. La música debe llevar a la espiritualidad, y, a condición de que ésta cree una atmósfera de este tipo, no puede haber objeción en su contra.
Sin embargo, se debe hacer claramente una distinción de vital importancia entre el canto de himnos compuestos por los creyentes y el de las Palabras Sagradas.17

En relación con su pregunta respecto al empleo de la música en las Fiestas de Diecinueve Días, él desea que usted asegure a todos los amigos que no solamente aprueba esa práctica, sino que incluso cree que es aconsejable que los creyentes hagan uso en sus reuniones de himnos compuestos por los propios bahá'ís, así como de himnos, poemas y cantos que estén basados en las Palabras Sagradas.18

Aunque ahora es solamente el principio del arte bahá'í, sin embargo los amigos que se consideren dotados para estas actividades deben esforzarse por desarrollar y cultivar su talento, y reflejar, aunque sea inadecuadamente, mediante sus obras, el Espíritu Divino que Bahá'u'lláh ha insuflado en el mundo.19

La música, siendo una de las artes, es un fenómeno cultural natural, y el Guardián no considera que deba cultivarse la "música bahá'í" más de lo que intentamos crear una escuela de pintura o escritura bahá'í. Los creyentes son libres de pintar, escribir o componer según les diga su talento. Si se escribe música y se incorporan los escritos sagrados, los amigos tienen libertad para hacer uso de ella, pero nunca se ha de considerar que tener este tipo de música es un requisito de las reuniones bahá'ís. Cuanto más se aparten los amigos de cualquier forma fija, mejor, pues tienen que darse cuenta de que la Causa es absolutamente universal y lo que podría parecer un bello aditamento de su manera de celebrar una Fiesta, etc., podría sonar desagradable a los oídos de personas de otro país, y al contrario. No hay problema mientras haya música como tal, pero no se le debe considerar como música bahá'í.20

En las Fiestas bahá'ís se puede emplear música instrumental.21

En lo que se refiere a la elaboración de un libro de canciones bahá'ís, su interpretación de que en este momento no hay una manifestación cultural que se pueda denominar bahá'í (una música, literatura, arte, arquitectura, etc., diferenciadas, que sean la flor de la civilización y no aparezcan al principio de una nueva Revelación) es correcta. No obstante, eso no significa que no tengamos canciones bahá'ís; dicho de otro modo, canciones escritas por bahá'ís sobre temas bahá'ís...22

Debe procurar examinar las cuestiones sobre las canciones con el Comité de Revisión o la Asamblea Espiritual Nacional. Un bahá'í puede escribir canciones en las que se mencione a la Fe. Esto no es "música bahá'í", sino música en la que se menciona a la Fe. Probablemente, esto es lo que quiso decir la Asamblea Espiritual Nacional.23


(Preparado para ser incluido con una carta escrita por la Casa Universal de Justicia a todas las Asambleas Espirituales Nacionales, de fecha 1 de marzo de 1972.)

(Revisado en julio de 1990)



APÉNDICE

Tomado de Lights of Guidance, de Helen Hornby

Oraciones musicalizadas

"Es totalmente correcto ponerle música a las oraciones, y los amigos tienen libertad para cantar oraciones en congregación. Tanto es así que, siempre que la música sea apropiada y que los creyentes no hagan de ello un ritual, es muy loable que los coros canten versículos apropiados, revelados por Bahá'u'lláh y el Maestro...
Suponemos que los amigos tendrán siempre presente que, tanto si las leen, las entonan o las cantan, las oraciones deben recitarse con un adecuado sentido de reverencia."24


Canto en congregación

Tenemos su carta del 22 de enero de 1973 en la que preguntan si es adecuado que los coros en grupos canten oraciones en congregación.
En respuesta a una carta similar de la Asamblea Espiritual Nacional de Uganda y África Central acerca del canto en congregación en servicios celebrados en las Casas de Adoración, dijimos:
No se debe confundir el canto de una congregación presente en un servicio celebrado en la Casa de Adoración, con la oración en congregación prescrita por Bahá'u'lláh para los muertos... La naturaleza de la oración congregacional prescrita a los bahá'ís será aclarada brevemente con la publicación de la Sinopsis y Codificación del Kitáb-i-Aqdas.
Respecto al canto en el Templo, debemos recordar la referencia hecha por Bahá'u'lláh en el Kitáb-i-Aqdas sobre la necesidad de que la persona que entre en el Templo permanezca en silencio para escuchar el cántico de los versos de Dios...
Respecto al deseo de los africanos de cantar, esta actitud suya debería ser estimulada. El Guardián ha dilucidado este principio en una carta escrita por su secretario:
"Shoghi Effendi quiere instarles a que en el auditorio se estimulen los coros cantados por hombres, mujeres y niños, así como que evite escrupulosamente la rigidez en los servicios bahá'ís."


Es inadecuado poner música a las oraciones obligatorias

No hemos hallado ninguna instrucción que prohíba poner música a las oraciones obligatorias. Sin embargo, por su especial naturaleza, no consideramos que sea adecuado hacerlo.25


1 Pasajes de los Escritos de Bahá'u'lláh, CXXXVI, pág. 237, citado en Oraciones Bahá'ís.
2 Bahá'í World Faith: Selected Writings of Bahá'u'lláh and 'Abdu'l-Bahá, ed. rev. (Wilmette: Bahá'í Publishing Trust, 1976), pág. 378.
3 Tablets of 'Abdu'l-Bahá Abbas, vol. 3 (Chicago: Bahá'í Publishing Society, 1916), pág. 512.
4 Bahá'í World Faith: Selected Writings of Bahá'u'lláh and 'Abdu'l-Bahá, pág. 334.
5 21 de abril de 1909.
6 'Abdu'l-Bahá: Tablets of 'Abdu'l-Bahá Abbas, vol. 1 (Chicago: Bahá'í Publishing Committee, 1930).
7 Tablets of 'Abdu'l-Bahá Abbas, vol. 1, pág. 65.
8 Tablets of 'Abdu'l-Bahá Abbas, vol. 3, pág. 671.
9 The Divine Art of Living, ed. rev. (Wilmette: Bahá'í Publishing Trust, 1979), pág. 100.
10 De una tabla dirigida a un creyente, traducida del persa.
11 The Promulgation of Universal Peace: Talks Delivered by 'Abdu'l-Bahá during His Visit to the United States and Canada in 1912, 2ª ed. (Wilmette: Bahá'í Publishing Trust, 1982), pág. 52.
12 Table Talk, 'Akká, julio de 1909, citado en Herald of the South (13 de enero de 1933), págs. 2-3.
13 Palabras de 'Abdu'l-Bahá a la Sra. Mary L. Lucas, según se citan en A Brief Account of My Visit to 'Akká (Chicago: Bahá'í Publishing Society, 1905), págs. 11-14.
14 Carta a un creyente, de fecha 22 de marzo de 1928.
15 Carta a un creyente, de fecha 22 de marzo de 1928.
16 Carta a un creyente, de fecha 15 de noviembre de 1932, citada en Bahá'í News, núm. 71 (febrero de 1933), pág. 2.
17 Carta a un creyente, de fecha 17 de marzo de 1935.
18 Carta a un creyente, de fecha 7 de abril de 1935.
19 Carta a un creyente, de fecha 4 de noviembre de 1937.
20 Carta a la Asamblea Espiritual Nacional de los Estados Unidos y Canadá, de fecha 20 de julio de 1946.
21 Carta a un creyente, de fecha 20 de agosto de 1956.
22 Carta a la Asamblea Espiritual Nacional de los Estados Unidos, de fecha 21 de septiembre de 1957.
23 Carta a un creyente, de fecha 24 de octubre de 1957.
24 De una carta de la Casa Universal de Justicia a la Asamblea Espiritual Nacional de Australia, de fecha 6 de febrero de 1973.
25 De una carta de la Casa Universal de Justicia a la Asamblea Espiritual Nacional de los Estados Unidos, de fecha 6 de mayo de 1966.

Holy-Writings.com v2.7 (213613) © 2005 - 2015 Emanuel V. Towfigh & Peter Hoerster | Imprint | Change Interface Language: DE EN