Read: Derechos Humanos 2



Bahá'í International Community

Declaración de la Comunidad Internacional Bahá'í en el cuadragésimo
cuarto período de sesiones de la Comisión de Derechos Humanos de las
Naciones Unidas
Tema 23 del programa: Aplicación de la Declaración sobre la
Eliminación de todas las formas de intolerancia y discriminación
fundadas en la religión o las convicciones

Ginebra
17 de febrero de 1988




"Todas las religiones enseñan que tendríamos que amarnos unos a
otros; que tendríamos que buscar nuestros propios defectos antes
de pretender condenar las imperfecciones de los demás; que no
tenemos que considerarnos superiores a los demás."

Si toda la gente respetara estas normas descritas en el pasaje de
los escritos que acabamos de citar, la intolerancia religiosa
cesaría de manchar los asuntos humanos. Los ideales de la
Declaración de 1981 se harían realidad para las víctimas de las
persecuciones religiosas.

La Comunidad Internacional Bahá'í piensa que normas internacionales
obligatorias para la protección a los derechos humanos son de suma
importancia. Por esta razón, estamos siguiendo con gran interés las
recientes discusiones en la Subcomisión y la Comisión acerca de la
posible elaboración de un instrumento internacional obligatorio que
trate la libertad de religión o convicciones, instrumento inspirado
por las recomendaciones contenidas en el excelente estudio de la
Sra. Odio Benito. Estamos, sin embargo, convencidos de que a lo
largo de este procedimiento tan delicado es importante no perder de
vista los criterios ya enunciados en la Declaración de 1981. Como lo
indicó en su informe del año pasado el Relator Especial de la
Comisión, el Dr. Ribeiro, estos criterios pueden considerarse como
directivas morales para aquellos Estados que votaron a favor de la
Declaración en 1981.

También pensamos que las manifestaciones contemporáneas de la
intolerancia religiosa merecen una atención particular. Por eso
hemos estudiado con interés el informe anterior del Dr. Ribeiro;
esperamos que su mandato sea nuevamente prorrogado por la Comisión y
queremos enfatizar la importancia de la creación de un consenso
amplio, y que no sea partidario, en lo concerniente a la eliminación
de la intolerancia religiosa.

Si bien el Dr. Ribeiro ha optado por concentrar su atención en las
violaciones de la libertad religiosa en siete países, también es
importante recordar siempre que son muchos los países que sufren de
la perniciosa influencia de la intolerancia religiosa. Los esfuerzos
dedicados a aplicar la Declaración de 1981 y a formular una
convención final deben ser guiados por el reconocimiento de que el
problema es de naturaleza universal.

Desde el punto de vista Bahá'í, un medio crucial para aplicar la
Declaración de 1981 es el desarrollo de la tolerancia entre los
individuos y la abolición de la exclusividad religiosa y del
fanatismo. El Dr. Ribeiro señaló con mucha razón que las actitudes
intransigentes, las revendicaciones de unos creyentes a tener la
verdad en exclusividad absoluta y la denegación del derecho de cada
uno a ser diferente son todas causas fundamentales de la
discriminación religiosa.

Desde luego, los seres humanos tienden a considerar sus propias
creencias como las verdaderas y las de los otros como las
equivocadas. Sugerimos que esto es debido a una interpretación
errónea de los principios de su propia fe, interpretación que
sostiene la tesis de la exclusividad y, a veces, del derecho a
perseguir a creyentes de otras religiones por defender su versión de
la verdad. Los escritos Bahá'ís advierten a la humanidad que
abandone semejantes actitudes de intolerancia y las reemplace con
respeto mutuo y tolerancia.

¿Cómo se puede suprimir el dogmatismo religioso de la mente y del
corazón humanos? En primer lugar, pensamos que todas las grandes
religiones del mundo se han originado en la misma Fuente, venerada
igualmente par los Baháis, los budistas, los cristianos, los
hindúes, los judíos y los musulmanes, así como por los adeptos de
otras religiones. Las enseñanzas procediendo del fundamento de cada
religión -- por ejemplo, el amor al próximo -- son esencialmente las
mismas, y asumimos que reflejan una solo verdad universal.

La comprensión de este punto permitirá a cada uno, cualquiera sea su
religión, considerar las demás religiones con el respeto debido.
Este enfoque promueve la tolerancia entre la gente de creencias
distintas, a pesar de las diferencias que tal vez existan en sus
prácticas religiosas exteriores. Por esa razón, acogemos con agrado
la sugerencia del Dr. Ribeiro de que se tendría que fomentar el
diálogo interreligioso y que discusiones de este tipo habrían de
tener como propósito el "enfatizar las similitudes entre las
distintas religiones y creencias más bien que sus diferencias."

Según nuestra Fe, todas las grandes religiones se reúnen en los
principios fundamentales que abrazan; con relación a eso, los
escritos Bahá'ís preconizan la obligación moral para cada uno de
investigar la verdad de manera independiente. Las religiones y las
creencias no deben nunca imponerse a la gente. Los escritos Bahá'ís
indican que en vez de eso cada persona tendría que utilizar sus
propias capacidades intelectuales, su razón y su mente para
investigar la verdad.

El principio de la investigación independiente de la verdad puede
ayudar a curar las heridas infligidas por la intolerancia, y eso de
al menos dos maneras importantes. Por un lado, induce a cada uno a
actuar humildemente con los demás, en vez de tener aires de
superioridad, y a respetar su derecho de elegir las creencias que
les parezcan mejores según su propia búsqueda de la verdad.

Por el otro lado, pensamos que, si se le permite a la gente hacerse
preguntas sobre los dogmas transmitidos de generaciones en
generaciones e investigar la verdad utilizando sus propias
facultades de percepción, entonces desarrollará un aprecio auténtico
par la tolerancia religiosa.

Por consiguiente, acogemos con beneplácito las iniciativas
concebidas con el afán de incrementar el respeto por las distintas
creencias y por la comprensión entre las religiones. Es por eso, por
ejemplo, que la Comunidad Internacional Bahá'í participó
activamente, con otras organizaciones no gubernamentales, en los
proyectos elaborados para la Segunda Conferencia Internacional sobre
la Tolerancia hacia la Diversidad de Religión o de Convicciones,
conferencia que tendrá lugar en 1989 en Varsovia, Polonia.



BIC Document #88-0217S


Statements Home Page / Indice Principal

Sobre la Comunidad Internacional Bahá'í Oficina de las Naciones
Unidas...
©1999 -- The Bahá'í International Community United Nations Office

Holy-Writings.com v2.7 (213613) © 2005 - 2015 Emanuel V. Towfigh & Peter Hoerster | Imprint | Change Interface Language: DE EN