Read: El Papel de la Juventud en los Derechos Humanos


El Papel de la Juventud en los Derechos Humanos
Bahá'í International Community

El Papel de la Juventud en los Derechos Humanos
Declaración formulada para el 41° período de sesiones de la Comisión de
Derechos Humanos de las Naciones Unidas
Tema 15 del programa: El papel de la juventud en la promoción y protección
de los derechos humanos
Ginebra, Suiza
Febrero/marzo 1985



La Comunidad Internacional Bahá’í se complace en tener la oportunidad de
intervenir en relación con el tema 15 del programa, sobre el papel de la
juventud en la promoción y la protección de los derechos humanos.
Consideramos que el inicio del Año Internacional de la Juventud constituye
una ocasión auspiciosa para examinar más detenidamente la forma en que
pueden mejor salvaguardarse los derechos de los jóvenes, y en que ellos
mismos pueden contribuir a la realización de los derechos humanos y las
libertades fundamentales.
En su resolución 1983/46, aprobada en su 39° período de sesiones, la
Comisión instó a los estados a que tomaran medidas apropiadas para el
ejercicio para los jóvenes de todos sus derechos humanos, incluidos el
derecho a la educación y el derecho al trabajo, «a fin de crear las
condiciones que permitan la participación activa de los jóvenes en la
formulación y ejecución de los programas de desarrollo económico y social
de sus países».
Deseamos ofrecer varias observaciones respecto de las dos esferas de
acción que destacó la Comisión, el derecho de los jóvenes a la educación y
al trabajo, por una parte, y el papel de los jóvenes en el desarrollo
económico y social, por la otra.
En primer lugar, el derecho de los jóvenes a la educación, la capacitación
y el trabajo apropiados. En opinión de los bahá’ís, todos los jóvenes
deben beneficiarse con un sistema de educación universal. La enseñanza que
deben recibir debe comprender no sólo la capacitación en las pericias
necesarias para un empleo remunerado mediante la práctica de una profesión
u oficio, sino también la ilustración moral y espiritual. Ambos tipos de
educación son esenciales.
La capacitación en una profesión u oficio recibe decidido énfasis en los
Escritos Bahá’ís, en el reconocimiento de que el trabajo es una forma de
servicio y adoración. Se presta especial atención a la educación de las
mujeres jóvenes, con frecuencia descuidada. Es importante que en todos los
niveles de actividad, tanto en la familia como en la comunidad, se dé a
los jóvenes la oportunidad de realizar actividades y perfeccionar
calificaciones que les permitan ejercer profesiones y oficios en que
presten servicios a sus congéneres.
Si bien la capacitación en las ciencias, las artes y las profesiones es
importante, los jóvenes estarán en mejores condiciones de hacer su plena
contribución a la sociedad sólo cuando reciban la educación moral y
espiritual apropiada. Esta enseñanza está orientada a fomentar entre los
jóvenes la conciencia de la unicidad de la humanidad. Es convicción de los
bahá’ís que sólo el establecimiento de la unidad y el acuerdo entre los
pueblos del mundo puede curar los males profundamente arraigados del
mundo. Corresponde a los jóvenes una responsabilidad especial por
desarrollar una perspectiva y valores globales basados en cualidades como
el amor, la veracidad, la bondad, la justicia y la estimación por todos
los miembros de la humanidad. Debe ayudarse a los jóvenes a desarrollar
esas cualidades, tanto en la familia, que es la base de la sociedad, como
en la comunidad a la que pertenecen.
Pasamos ahora a la segunda esfera principal respecto de la cual
desearíamos formular observaciones, a saber, el papel de los jóvenes en el
fomento del desarrollo económico y social. Las enseñanzas bahá’ís destacan
que corresponde a los jóvenes un papel fundamental en el mejoramiento de
la vida económica, social y espiritual del planeta. Los Escritos Bahá’ís
dicen:
«Las condiciones actuales del mundo, su inestabilidad económica, la
disensión social, la insatisfacción política y la desconfianza
internacional deben despertar a los jóvenes y hacerlos indagar qué les
traerá el futuro. Desde luego son ellos quienes sufrirán más si alguna
calamidad afecta al mundo. Por lo tanto, deben abrir los ojos ante las
condiciones existentes, estudiar las fuerzas del mal que están en juego
y después, con un esfuerzo concertado, despertarse y provocar las
reformas necesarias, reformas que se referirán tanto a las fases
espirituales de la vida humana como a las sociales y políticas».
En consecuencia, la juventud, incluidas las jóvenes, debe ser capaz de
participar activamente en la ejecución de proyectos dedicados a mejorar
las condiciones de vida, elevar la calidad de la vida humana y desarrollar
la capacidad de sus comunidades para valerse por si mismas. En particular,
durante el Año Internacional de la Juventud y después de él, debe
estimularse a los jóvenes a participar activamente en proyectos de
desarrollo rural; a promover la difusión de la alfabetización; a
participar en proyectos encaminados a mejorar la atención de la salud y el
tratamiento médico; a contribuir a los programas de servicio de la
comunidad de carácter humanitario, y a desarrollar lazos con los jóvenes
de otros países a fin de intercambiar pensamientos e ideas y de inspirar
esfuerzos coordinados entre los jóvenes para mejorar las condiciones
sociales en todo el mundo. Los jóvenes bahá’ís de todas partes del mundo
ya están recibiendo experiencia valiosa en esas esferas.
A fin de que los jóvenes contribuyan al goce de los derechos humanos y el
establecimiento de la paz mundial, la comunidad mundial debe brindar los
medios necesarios para educarlos tanto en lo que respecta a conocimientos
prácticos como a los valores espirituales. A la vez, a fin de lograr este
pleno goce de los derechos humanos, la juventud debe hallarse también al
frente de todos los esfuerzos para fomentar el progreso económico y social
y la justicia. Con ocasión del Año Internacional de la Juventud deseamos
reiterar el empeño de las comunidades bahá’ís de todo el mundo en alcanzar
esos dos importantes objetivos.



Documento BIC #85-0221S
Traducido del original en inglés



Statements Home Page / Indice Principal

Sobre la Oficina de la Comunidad Internacional Bahá’í ante las Naciones
Unidas...
©1999 — Oficina de la Comunidad Internacional Bahá’í ante las Naciones
Unidas

Holy-Writings.com v2.7 (213613) © 2005 - 2015 Emanuel V. Towfigh & Peter Hoerster | Imprint | Change Interface Language: DE EN