Read: Mujeres y Hombres Una Sociedad para un Planeta Saludable


Mujeres y Hombres: Una Sociedad para un Planeta Saludable
Bahá'í International Community

Mujeres y Hombres: Una Sociedad para un Planeta Saludable
Exposición prsentada al "World Women's Congress for a Healthy Planet"
Miami, Florida, EU
8-12 Noviembre, 1991


"El bienestar de la humanidad, su paz y seguridad son inalcanzables, a
menos que se establezca firmemente su unidad." Estas palabras proféticas,
pronunciadas por Bahá'u'lláh durante las décadas finales del siglo
diecinueve fueron poco menos que pasadas por alto por los dirigentes de la
epoca. No obstante, en la decada final del siglo veinte, la humanidad ha
comprendido cada vez mejor su interdependencia y se ha convencido
finalmente que ningun individuo, institución o nación puede vivir
completamente aislados del conjunto. La crisis del desarrollo / medio
ambiente ha hecho que muchos re-examinen sus opiniones sobre el mundo y a
mirar a la tierra como un sistema único, orgánico y unificado. En
consecuencia de ello, la bùsqueda del equilibrio entre las necesidades de
la sociedad y los recursos limitados del mundo natural se está produciendo
en el contexto más amplio de la bùsqueda del equilibrio, paz, y armonía
dentro de la sociedad misma.
La relación intíma entre la unidad de la raza Humana y la igualdad de los
sexos se explica en las Escrituras Bahá'í: "... la mujer debe recibir el
mismo privilegio en la educación que recibe el hombre y pleno derecho a
sus prerrogativas. Es decir, no debe existir diferencia en la educación
del varón y la mujer para que las mujeres puedan desarrollar igual
capacidad e importancia que el hombre en la ecuación económico-social.
Entonces el mundo alcanzará la unidad y la armonía. En épocas pasadas la
humanidad fue defectuosa e ineficiente porque estaba incompleta. La guerra
y su desolacíon agotaron al mundo. La educación de la mujer será un paso
gigantesco hacia su abolición y fin, ya que la mujer ejercerá toda su
influencia contra la guerra. La mujer cría al niño y educa al joven hasta
la madurez. Ella rehusará ofrecer sus hijos en sacrificio sobre el campo
de batalla. Ciertamente, ella será el factor más importante en el
establecimiento de la paz universal y el arbitraje internacional. Es
seguro que la mujer abolirá las guerras entre los seres humanos".
Hasta la fecha, la mayoría de los sistemas de organización social ban
marginado a las mujeres. En su conjunto, las estrategias modernas de
desarrollo ban tendido a reforzar y, en ocasiones, exacerbar las
condiciones de falta de igualdad. Para enfrentar la desigualdad entre los
sexos, las Naciones Unidas lanzó el hito "El Decenio de las Naciones
Unidas para la Mujer: Igualdad, Desarrollo y Paz (1975-1985)." Como
consecuencia de investigaciones hechas durante el Decenio. se hicieron más
visibles las contribuciones vitales de las mujeres a la vida social y
económica de sus naciones. Las nuevas investigaciones también destacaron
las cargas innecesarias llevadas por las mujeres y los obstáculos que
impedian su plena participación en la sociedad. Más, significativamente,
el Decenio reunió a las mujeres y les suministró oportunidades sin
precedentes para intercambiar puntos de vista y experiencias. Las mujeres
encontraron que sus preocupaciones compartidas por su propio futuro y por
el de la familia humana les permitiá trascender fronteras nacionales, de
clase y de raza. Además, el Decenio catalizó la revitalización de las
organizaciones femeninas tradicionales y la creación desde las raices de
nuevas Organizaciones. No-Gubernamentales (ONGs) que se preocupen de las
necesidades específicas de las mujeres. Estas ONGs han facilitado una
extensa red entre las mujeres, dándoles el poder para articular sus
necesidades, diseñar sus propios programas, y comenzar a efectuar la
elaboración de politicas a todos los niveles. Como resultado de los
esfuerzos emprendidos durante el Decenio, los planificadores del
desarrollo han comenzado a enfrentar la falta de acceso de las mujeres a
recursos tales como la educación. la tecnología y el crédito. Las agencias
de las Naciones Unidas, los gobiernos nacionales y las agencias
internacionales de desarrollo han establecido divisiones para que aborden
las necesidades de las mujeres.
Estos son logros significativos que deben ser fortalecidos y ampliados
considerablemente. No obstante cierto progreso, las mujeres permanecen
marginadas de la elaboración de políticas, y los sistemas que
tradicionalmente las han oprimido permanecen, en gran medida, intactos.
Estos sistemas adhieren al modelo de dominación que ha caracterizado a la
sociedad por miles de años: los hombres han dominado a las mujeres; un
grupo ra-cial o étnico ha dominado a otros; y nación ha dominado a nación.
No obstante la renuencia de la humanidad al cambio, "el equilibrio está
variando, la fuerza esté perdiendo su dominio, y la viveza mental, la
intuición y las cualidades espirituales de amor y servicio, en las que la
mujer es fuerte,están ganando en poder. En adelante tendremos una época
menos masculina y más influida por los ideales femeninos o, para
explicamos más exactamente, será una época en la que los elementos
masculinos y los femeninos de la civilización están más equilibrados".
En tanto que las mujeres deben desarrollar sus capacidades y adelantarse
para desempeñar un papel activo en la solución de los problemas del mundo,
el impacto de sus acciones será limitado si no reciben la plena
cooperación de los hombres. Mujeres trabajando juntas en unidad y armonía
ya han logrado mucho en las esferas de influencia que les están abiertas.
Ahora las mujeres se deben unir a los hombres como socios iguales. Cuando
los hombres brinden su pleno apoyo al proceso, dando la bienvenida a las
mujeres en todos los campos del esfuerzo humano, valorando sus
contribuciones y estimulando su participación, los hombres y las mujeres
juntos ayudarán a crear el clima moral y sicológico en el que puede
emerger la paz y pueda avanzar y florecer una civilización sostenible
ambientalmente.
La transformación que se requiere para la verdadera igualdad será, sin
duda, difícil tanto para los hombres como para las mujeres, porque ambos
deberán re-evaluar lo que es familiar, lo que es rutina. Se debe abandonar
la culpabilidad porque ningùn individuo puede cargar con la culpa de haber
sido modelado por fuerzas históricas v sociologícas. La culpa se debe
descartar en favor de la responsabilidad por el crecimiento. A la luz de
los profundos desafíos que enfrenta la humanidad, todos cargan con la
responsabilidad de reconocer que el antiguo modelo ya no funciona, y todos
deberán responder ante las futuras generaciones por su fideicomiso de la
civilización humana y su relación con la tierra.
El cambio, no obstante, es un proceso evolutivo que requiere de paciencia
con uno mismo y con los demás, educación amorosa y el transcurso del
tiempo. La transición se facilitará cuando los hombres comprendan que
ellos no podrán lograr sus plenas potencialidades en tanto que se impida a
las mujeres de alcanzar las suyas. En verdad, cuando los hombres promuevan
activamente el principio de laigualdad, las mujeres ya no tendrán
necesidad de luchar por sus derechos. Gradualmente, tanto las mujeres como
los hombres abandonarán antiguas actitudes no saludables e incorporarán
progresivamente en sus vidas los valores que conducen a la verdadera
unidad.
La opinión de la Comunidad Internacional Bahá'í es que la civilización
mundial que emerge tendrá por base un compromiso comùn con un nuevo
conjunto de valores, una comprensión compartida del equilibrio entre
derechosyresponsabilidades,y la disposición por parte de cada cual para
servir los mejores intereses de la humanidad como un todo. Para los
Bahá'ís, el compromiso con la emancipación de la mujer no es algo reciente
y tampoco es la igualdad entre los sexos un vago ideal. Es nuestra
convicción que la unificación de la raza humana depende del
establecimiento de la igualdad entre hombres y mujeres. La humanidad,
explican las Escrituras Bahá'ís, al haber pasado por las etapas de la
infancia, niñez y turbulenta adolescencia, ahora se acerca a su madurez,
una etapa que atestiguara "la reconstruccion y la desmilitarización de
todo el mundo civilizado - un mundo orgánicamente unificado en todos los
aspectos esenciales de su vida."



Documento BIC #91-1108S
Traducido del original en inglés



Statements Home Page / Indice Principal

Sobre la Oficina de la Comunidad Internacional Bahá’í ante las Naciones
Unidas...
©1999 — Oficina de la Comunidad Internacional Bahá’í ante las Naciones
Unidas

Holy-Writings.com v2.7 (213613) © 2005 - 2015 Emanuel V. Towfigh & Peter Hoerster | Imprint | Change Interface Language: DE EN